Inicio » Los 90 »

Depeche Mode y el “Devotional Tour”: La gira más desenfrenada de la historia del rock

En 1993 la banda británica salió en una gira promocional pletórica en fiestas, sobredosis de drogas y destrucción.

Guía de: Los 90

Tras consagrarse comercial y artísticamente con su disco “Violator” (1990), en marzo de 1993 Depeche Mode lanzó su octavo álbum de estudio, “Songs of Faith and Devotion”, disco escrito por el tecladista y compositor Martin L. Gore que marcaría un antes y un después en la historia de esta banda británica, pues se trató del último disco con el tecladista y arreglista Alan Wilder y el primero que planteó un drástico cambio musical y estético, dejando de lado el sonido de los sintetizadores y bebiendo de lo mejor del sonido grunge, estilo que por entonces tenía fascinado al vocalista Dave Gahan.

Depeche Mode en 1993.

Depeche Mode en 1993.

“Después del álbum ‘Violator’ nos tomamos un par de años sabáticos, el tiempo más largo que habíamos estado sin vernos hasta ese momento”, relataría Dave Gahan a la revista Uncut, agregando que “yo me trasladé a Los Ángeles y estuve dando vueltas por ahí, con todas esas bandas que salían en esa época, como Jane’s Addiction. Era emocionante, pero los excesos, el alcohol y las drogas se convirtieron en algo prioritario. Regresé totalmente entusiasmado con esta nueva forma de hacer rock, pero los otros integrantes del grupo tampoco habían estado jugando a la pelota”.

En enero de 1992, Depeche Mode se reunió en Madrid junto al productor Flood, quien propuso la idea de recrear un ambiente familiar en las sesiones de grabación, alquilando un chalet para instalar allí un estudio de grabación donde los cuatro integrantes del grupo pasarían todo el día trabajando en las canciones, para después regresar a sus respectivos hoteles.

Pero la idea no fue demasiado afortunada. El ambiente era evidentemente “claustrofóbico” y el estrés y las tensiones entre los cuatro integrantes de la banda aparecieron de inmediato, lo que se vería agravado por la adicción a la heroína del cantante David Gahan.

David Gahan.

David Gahan.

Se cuenta que cuando los cuatro integrantes de Depeche Mode se encontraron en Madrid, después de dos años sin verse, los tecladistas Martin L. Gore, Alan Wilder y Andrew Fletcher quedaron impactados cuando vieron a David Gahan, quien no sólo parecía una verdadera y decadente estrella rock del grunge con barba y el cabello largo, sino que también estaba notoriamente más delgado, cubierto de tatuajes y físicamente más frágil, consecuencia directa de su adicción al alcohol y las drogas duras.

“Ninguno de nosotros se comunicaba, todos estábamos en una onda completamente diferente. Salíamos todas las noches a los bares de Madrid. Ese era nuestro principal objetivo. Aun así, hicimos un buen disco”, relataría el compositor Martin L. Gore, mientras que su compañero Andrew Fletcher confesó que “Dave se encerraba durante días y días, pintando. Alan no estaba de buen humor, se limitaba a comer manzanas, no se comunicaba con nadie. El ambiente era bastante malo, pero aún así ‘Songs of Faith and Devotion’ fue un gran éxito. Probablemente atrajo más atención que ningún otro disco. Fue nuestro primer Nº1 en América y en Inglaterra al mismo tiempo. El LP fue realmente bueno… lo malo fue la gran gira de después. Todo ese período fue un poco horrible. Yo tuve una crisis antes del tour, así que fue duro para mí”.
q92skj7zrlo61

La gira promocional del álbum “Songs of Faith and Devotion”, llamada “Devotional Tour” y que sería bautizada por la revista musical Q como “the most debauched rock tour ever” (“la gira más depravada del rock”) comenzó su etapa europea de once semanas el 19 de Mayo de 1993 en la ciudad de Lille, Francia, culminando en Londres a finales de julio.

La gira fue apoyada por un equipo de 120 personas, incluido un psiquiatra puesto a disposición del cantante David Gahan, quien, profundamente inmerso en el abuso de heroína, había adquirido por entonces una personalidad mesiánica, alejándose de sus compañeros de banda en habitaciones privadas llenas de velas. El cantante, por cierto, jamás vio al psiquiatra, pues estaba más interesado en representar en privado sus delirantes fantasías de rock and roll con un exceso de drogas y groupies.

El mismo David Gahan y Alan Wilder disfrutaron de sus propias limusinas, y a cada miembro de Depeche Mode se le asignó un piso diferente en cada estadía de hotel en un esfuerzo por dividir las fiestas inevitables e interminables, incluida una en que, menos de un mes después de empezar la gira “Devotional Tour”, en junio de 1993, fueron expulsados del hotel Intercontinental en Berlín.

Por entonces, Dave Gahan era una bomba de tiempo y su errático comportamiento empeoró tanto que la banda británica Primal Scream, teloneros en gran parte del tour, estaban verdaderamente asustados con él y con el desenfreno del resto del grupo.

En septiembre de 1993, Depeche Mode inició la segunda etapa del “Devotional Tour” en América del Norte, que comenzó en la ciudad de Quebec, Canadá. La gira de 50 fechas continuó hasta principios de diciembre, cuando concluyó en la Ciudad de México.

El mismo 8 de septiembre, en Quebec, David Gahan fue arrestado después de agredir al conserje del hotel por una discusión motivada por un corte de energía, lo que le valió pasar una noche en la cárcel. Un mes más tarde, se desplomó detrás del escenario antes del bis de su show en Nueva Orleans después de sufrir un ataque cardíaco inducido por la heroína. La banda hizo el bis sin él mientras lo llevaban al hospital. Gahan, convertido ya en un adicto empedernido, hizo caso omiso de la advertencia del médico y regresó a la gira.

El consumo de drogas de Martin L. Gore también se salió de control. En noviembre de 1993 fue arrestado en Denver por alterar el orden público en un incidente en un hotel que involucró un estéreo portátil y una actitud petulante.

La excesiva gira promocional “Devotional Tour” terminó en Diciembre de 1993, pero comenzó de nuevo en Febrero de 1994 con otro nombre: “Exotic Tour”. Durante ese mismo mes, el concierto de Durban (Sudáfrica) se canceló porque Alan Wilder fue hospitalizado de urgencia con un ataque de urolitiasis. Y en marzo Andy Fletcher abandonó la gira, siendo reemplazado por Daryl Bamonte. “Al final, yo dije que no podía seguir. Tuve suerte, me perdí los notables shows de Primal Scream. Estuve ingresado en Priory (clínica privada de rehabilitación y salud mental) durante esa época… probablemente había estado bebiendo demasiado en Madrid y era una respuesta tardía a todo eso”.

En Junio de 1994 el cantante David Gahan volvió a ser noticia en los medios tras morder en el cuello al periodista Andrew Perry. “Definitivamente, en mi cabeza, era un vampiro. Era algo que me fascinaba en esa época”, relató el vocalista, quien en el concierto final del 8 de Julio en Indianápolis, intentó dar un gran salto en el escenario, pero terminó en el hospital con las costillas rotas.

La gira promocional “Devotional Tour” se convertiría en leyenda a medida que los roadies y los periodistas difundían descarnadas historias de orgías, sobredosis y destrucción, lo que ameritaría que la revista Q la nombrara como “la gira más depravada del rock”, la misma gira que sería inmortalizada en un filme dirigido por Anton Corbijn, que en 1995 recibió una nominación al Grammy, la primera de la banda.

Después de aquella desenfrenada gira, Depeche Mode se tomaría un tiempo libre, aunque el cantante David Gahan seguiría usando drogas y coqueteando con la muerte, incluida una cinematográfica sobredosis de heroína en 1996 en la que los paramédicos debieron reactivar su corazón al más puro estilo “Pulp Fiction”.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios