Inicio » Los 90 » Equipo

El iceberg chileno que sorprendió a todo el planeta

Con innumerables detractores y el interés de la prensa mundial, un enorme bloque de hielo fue transportado desde la Antártida hasta la península ibérica, convirtiéndose en la estrella de la Expo Sevilla 92

Los 500 años del descubrimiento de América se celebraron con bombos y platillos. Y nada mejor que España tirara la casa por la ventana para conmemorar tan significativa fecha. La Expo Sevilla fue tal vez la iniciativa más glamorosa de la época, llegando a convertirse en 1992 en un evento de fama mundial. Por ello, cada país invitado diseñó un pabellón individual en el que mostró lo mejor de su terruño. Chile no quiso ser menos al sorprender a todo el mundo con la instalación de un iceberg traído directamente desde la Antártida.

La increíble operación tuvo un costo de 12 millones de dólares para el Gobierno de entonces y significó cortar grandes trozos de hielo que fueron transportados en un barco. El  New York Times ironizó el acontecimiento en una de sus editoriales: Chile’s chilly idea (una idea chilena para quedarse helado). El texto comparaba esta iniciativa con extravagantes pasajes tantas veces leídos en obras de realismo mágico de Gabriel García Márquez, más aún si pensamos que la magna feria se realizó en pleno verano, con temperaturas que sobrepasaban los 40 º C.

Iceberg chileno

Foto: alvaropinel.net

Desde el momento que se supo de la peculiar idea en octubre de 1991, grupos ambientalistas nacionales y extranjeros pusieron el grito en el cielo calificando tal acción como “un gesto de prepotencia e ignorancia” o de “antiecológico y de extrema ridiculez”.  Un conocido arquitecto chileno puntualizó que “los creativos locales –provenientes de la cultura del consumo, de la imagen y las apariencias – llenaron de cachivaches el pabellón chileno, transformándolo en un circo gracias a su espectáculo central llamado iceberg”.

La defensa

En la otra vereda, los organizadores de la muestra defendieron esta osada  aventura, como símbolo de la modernidad económica y tecnológica que pretendían mostrar un Chile moderno y ganador, a pesar de estar todavía alejado del primer mundo y sin ningún Tratado de Libre Comercio firmado. Desde esa perspectiva, se argumentó que estábamos ganándonos el respeto del mundo empresarial, ya que si podíamos transportar un enorme bloque de hielo, también podríamos transportar productos frescos (salmón o frutas) a cualquier parte del mundo con la misma eficacia.

Con defensores y detractores, lo cierto es que el pabellón chileno fue el más visitado de la Expo Sevilla 92. Cada día, cientos de visitantes se agolpaban en sus puertas para ingresar y ver esta suerte de montaña de hielo de 200 toneladas tras una estructura de cortinas de aire frío a menos de  - 5º C. Finalmente, y para acallar las críticas, el polémico iceberg fue devuelto a las profundidades antárticas, donde probablemente debe permanecer tal cual fue visto por miles de personas, muchas de las cuales nunca antes tuvieron tamaña y fría experiencia.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X