Inicio » Los 90 »

El mítico Nokia 3210: ¿Recuerdan al primer teléfono celular sin antena, con carcasa intercambiable y que era duro como un ladrillo?

Este modelo lanzado en 1999 llegaría a vender 160 millones de unidades.

Guía de: Los 90

Pese a que en la actualidad el mercado de la telefonía celular está copado por los smartphones, versátiles y modernos dispositivos que además de permitir las llamadas permiten tomar fotos y videos de excelente resolución, y conectarse a voluntad a Internet, muchos nostálgicos todavía recuerdan aquellos primeros aparatos telefónicos que sólo entregaban al usuario el servicio más básico, ofreciendo sólo llamadas y SMS.

util-e-interesante-nokia-3310-indestructible-este-video-lo-puso-prueba-n265837-1200x630-345224

De aquellos primeros y revolucionarios -para la época- aparatos que se lanzaron en el mundo de la telefonía móvil, sin duda uno de los más recordados es el mítico Nokia 3210, popular teléfono que tras ser lanzado oficialmente en 1999 adquiriría en los años siguientes una enorme popularidad en el segmento de usuarios de entre los 15 y 35 años de edad, gracias a una serie de novedosas características que lo hacían único: una antena interna, la inclusión de 3 juegos, carcasas intercambiables, tonos de llamada personalizables, envío de imágenes en SMS y un precio al alcance del bolsillo medio.

maxresdefault (1)

Dotado de una pantalla monocroma con iluminación en verde y 48×84 píxeles, un peso de 153 g y una batería Ni-MH de 1.200mAh que permitía sostener unas cuatro horas de conversación, el Nokia 3210 fue pionero en muchos aspectos. En primer lugar, como ya se mencionó, contaba con una antena interna, la primera para un móvil, lo que lo distinguió de otros aparatos que contaban con una gran y vistosa antena, otorgándole una estética más comprimida y moderna.

El 3210 también les permitió a los usuarios componer su propios tonos de llamada, sin mencionar que también incluía la vibración en llamadas (aunque esta prestación no estaba disponible a menos que se activara por hardware) y fue uno de los primeros teléfonos con escritura predictiva T9.

snake

También son recordados sus tres juegos preinstalados: Snake (considerado a estas alturas un verdadero clásico), Memory (juego donde había que recordar la posición de las figuras a base de ir volteando dos cartas) y Rotación (una especie de puzzle en el que hay que había que ordenar números en pantalla).

Aparte de integrar un compositor de melodías, el Nokia 3210 incluyó también otra prestación que gustó mucho a los usuarios, como la posibilidad de enviar iconos sencillos en los SMS con mensajes como “Feliz Cumpleaños”. Otro de los atractivos de este modelo, como ya se mencionó, era que las carcasas eran intercambiables, lo que permitió personalizar los teléfonos, de tal manera que parecía que el usuario estrenabas uno nuevo cada vez que la cambiaba.

hqdefault

Además de las particularidades ya mencionadas y la calidad de sus llamadas, el Nokia 3210 también se caracterizaba por tener una resistencia fuera de lo común, pues romperlo era prácticamente imposible, algo que por cierto no ocurre hoy con los teléfonos móviles actuales, elaborados con materiales más frágiles.

En el reportaje “Nokia 3210: Teléfonos con Historia”, publicado por el sitio Xataka.com, aparecen varios e ilustrativos comentarios de muchos usuarios que recordaban lo resistente que era este teléfono. Uno, por ejemplo, relata que “el mío se me cayo a una piscina y lo saqué una hora después, estuvo una semana sin funcionar y al séptimo día resucitó de entre los muertos y siguió viviendo 4 años más. Lo único que le pasó es que se le fastidió el altavoz y hacía ruidos raros pero bueno… Era mi Zombífono”, mientras que otro rememora que “el mío se me calló por la terraza de un segundo piso, se desarmó enterito, le volví a montar, y siguió funcionando!!!!!”. Otro usuario, entretanto, resumió a la perfección las características del teléfono, escribiendo: “Fabricado con una aleación de kevlar y adamantium, qué maravilloso teléfono”.

_94677730_b2f

El Nokia 3210, que llegaría a vender 160 millones de unidades en todo el mundo, era tan buen móvil y tuvo tanto éxito que se convertiría en el patriarca de una larga saga de teléfonos que continuó con el Nokia 3310 y Nokia 8210, una versión de lujo del 3210 cuyo mayor atractivo estribaba en un tamaño diminuto (101.5 × 44.5 × 17.4 milímetros) y un peso de sólo 79 gramos.

vuelve-el-nokia-3210-01

Hoy, por cierto, si bien el tiempo del incombustible teléfono Nokia 3210 ya pasó definitivamente, son muchos los que aún lo recuerdan con admiración y cariño, especialmente aquellos para quienes el 3210 fue el primer teléfono celular de sus vidas.

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios