Inicio » Los 90 » Equipo

Rodney King: La golpiza por racismo que desató el infierno en California

Un total de 60 muertos, 2.000 heridos y más de 1.000 millones de dólares en pérdidas fue el saldo de una semana de caos y violencia en las calles de Los Angeles en 1992.

El 29 de abril de 1992, la TV estadounidense mostró impresionantes imágenes desde el aire que daban cuenta de los peores disturbios ocurridos en la ciudad de Los Angeles en toda su historia. Incendios, balaceras, asaltos, saqueos, transeúntes golpeados por violentas turbas y una policía incapaz de restablecer el orden constituyeron el común denominador de una triste jornada que se repetiría por casi una semana. Aprovechándose del caos, decenas de bandas callejeras aprovecharon de ajustar cuentas entre ellas y también con personal policial.

El saldo de tamaña revuelta fueron 60 personas fallecidas, 2000 heridos y daños materiales por más de 1.000 millones de dólares. Además, se declararon 3.600 incendios que destruyeron 1.100 edificios (una llamada por minuto a bomberos). Las lamentables cifras hablan de más de 1.200 arrestos: 44% de hispanos, 42 % de afroamericanos, 9% de blancos y 5% de otras etnias. En medio de la violencia, un hombre de color llamado Rodney King hizo un desesperado llamado a la población a través de los medios diciendo: “¡Nos podemos llevar bien, nos podemos llevar bien!”

Rodney King

Foto: AP

Así lucía Rodney King tres días después de la golpiza que recibió.

Pero ¿Quién era Rodney King y por qué su angustioso llamado a la calma?

El origen de los disturbios de abril de 1992 los encontramos prácticamente un año antes. El 3 de marzo de 1991, la policía de L.A. detuvo a un joven negro de 25 años que conducía a más de 120 kms por hora. Estaba visiblemente ebrio y se encontraba en libertad condicional tras una condena por robo. Sin mayor explicación, cuatro oficiales la emprendieron contra el detenido, emplearon contra él una pistola paralizante y lo golpearon más de 50 veces con sus bastones de madera. Mientras lo agredían brutalmente le gritaron: “Vamos a matarte negro”. La víctima de tal abuso era justamente Rodney King.

Pero los policías no contaban con la presencia de un camarógrafo aficionado que grabó la violenta secuencia. El video muestra a King encogido en el suelo tratando de arrastrarse mientras es rodeado por el grupo policial. La cinta fue exhibida días después por la gran mayoría de los canales norteamericanos y fue replicado en todo el mundo. Se inició de esta forma una agria polémica por motivos raciales.

Los agentes del Departamento de Policía –Theodore Briseno, Laurence Powell, Timothy Wind y Stacey Koon – fueron acusados por cargos de agresión con arma mortal y uso excesivo de la fuerza. Tras un juicio que se extendió por varios meses, finalmente quedaron absueltos de todos los cargos por un jurado compuesto sólo por blancos. Ante este veredicto, la población negra en masa estalló en indignación y salió  a protestar a las calles. No pasó mucho para que todo se transformara en un verdadero caos.

Inolvidables fueron las palabras del presidente George H. W. Bush (padre): “El sistema del jurado ha funcionado. Lo que hace falta ahora es respeto por la ley”.

Vean la brutal golpiza policial a Rodney King:

Más sobre Los 90

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X