Análisis de Hell in a Cell 2014: Casi perfecto

Cuando la noche pintaba para las mejores del año, el final de la velada dejó un sabor raro, imposible de disimular.

Guía de: Lucha Libre

Siempre lo hemos dicho, existen tres cosas que marcan el éxito de un PPV: aparte de que las luchas y feudos sean de calidad, éstas deben colocarse de tal manera en el show, que la emoción del respetable no decaiga durante el espectáculo y por último, debe existir una buena dosis de sorpresa en el desarrollo de la velada, que deje al público con una interrogante en su rostro y ganas de que llegue pronto el Lunes para ver que es lo que pasará. La noche de Hell in a Cell tuvo todo eso, sin embargo la sorpresa, no dejó conforme a un público que esperaba otro desenlace del feudo más importante del momento.

Revisemos los combates.

Hell in a Cell 2014. Foto: WWE.comKick-off: Mark Henry venció a Bo Dallas. Pese a que venían teniendo enfrentamientos desde hace varias semanas, la lucha entre Henry y Dallas, no fue incluida desde el principio en el evento, porque no había prendido en el público como se esperaba. Su poca duración, resultó un aperitivo intrascendente, para un kick-off que cada vez más se trata de los comentarios especializados y las promos. Para Henry resulta un pequeño avance a lo que venía siendo una terrible temporada y para Dallas aumenta la incógnita sobre un personaje que no da los réditos necesarios para subir a los eventos principales.

Hell in a Cell 2014. Foto: WWE.comDolph Ziggler venció a Cesaro en 2 de 3 caídas. Cuesta encontrar una explicación de porque estas superestrellas, han tenido tantos problemas para encontrar una consolidación que luego de este combate, está claro que merecen. Más extraño aún, es que luego de semejante despliegue de habilidades, la lucha haya terminado con un “humillante” 2-0 a favor del campeón. Cada vez que Ziggler y Cesaro pisan el ring, parece que tienen mucho que demostrar a la gente que está a cargo de las decisiones en la WWE, sin embargo luego de varios años, sus carreras parecen condenadas a entregar lo máximo en una liga que ya cuenta con personajes más neófitos que ellos. Lástima sobretodo para Cesaro, al menos Ziggler tiene el Campeonato.

Hell in a Cell 2014. Foto: WWE.comNikki Bella venció a Brie Bella, quién se convirtió en la asistente de Nikki por un mes. Algo que parecía un intermedio de la noche y un relleno para cumplir las horas del evento, cumplió sobretodo por la historia detrás de una lucha fratricida que siempre en la WWE interesa y aunque no la podamos poner a la altura de un Undertaker vs Kane o un Matt vs Jeff Hardy, el histrionismo ganado por las chicas en sus temporadas de reallity, hizo que el público prendiera con la lucha. En cuanto a técnica, ya hemos comentado que ambas han mejorado desde sus comienzos como modelos hace ya varios años. En el caso de Brie, se ve la influencia de su esposo Daniel Bryan y en cuanto a Nikki, pese a que no tiene trazos de su novio (o ex-novio) John Cena, ha mejorado en cuanto a rapidez y movimientos en el ring. Veremos que pasa con el trato pactado, ya que puede llevar este feudo a mantenerse en el tiempo.

Hell in a Cell 2014. Foto: WWE.comGold y Stardust venvieron a Los Uso reteniendo el Campeonato en Parejas de la WWE. Cuando se pacta el mismo combate en eventos seguidos, nos permite hacer una comparación mucho más acabada de la lucha. Sin embargo muchas veces el segundo combate, no responde a las expectativas ni se desarrolla de la misma forma que el primero (el mejor ejemplo fue el feudo Rock vs Cena). Pese a que los cuatro involucrados dieron muestra de su compenetración, tanto interna como en el desarrollo de la lucha con sus rivales, todo fue muy parecido a la lucha de Night of Champions, con lo que podríamos ponerlo dentro de los momentos bajos de la noche. La incógnita principal radica nuevamente en quien será el próximo rival de los Campeones, pensar nuevamente en los Uso, sería muy difícil de vender, a no ser que se intentara una estipulación interesante en TLC. Sería interesante ver a ambos duetos en bandos opuestos en Survivor Series, lo que le daría nuevos bríos al feudo.

Foto: WWE.comJohn Cena venció a Randy Orton por una oportunidad por el Campeonato de la WWE mundial pesado. He aquí la primera sorpresa de la noche y quizás la más interesante: Pese a que la WWE habló desde un principio que la noche tendría dos eventos principales, una vez que se supo que Cena se enfrentaría con Orton, se esperó que sería la lucha seleccionada para cerrar la noche, sin embargo se la jugaron por la lucha de Ambrose y Rollins. En cuanto a la lucha en sí, cuesta analizarla en su justa medida, debido a la cantidad de historia detrás, que incluye luchas Ironman, Super libres y otras, incluida una previa dentro de la Celda Infernal, sin embargo podríamos decir que la lucha en términos generales, cumplió con las expectativas y también con el objetivo de poner al límite a los espectadores. Dentro de los casi 25 minutos de duración, cada uno estuvo muy cerca de ganar, lo que le subió la emoción. Lucha digna para dos personajes que no necesitan un feudo y por lo mismo se armó en menos de una semana. Veremos que pasa con la revancha de Cena y Lesnar.

Foto: WWE.comSheamus venció a The Miz reteniendo el Campeonato de los Estados Unidos. Increíble y desconcertante, que lo mejor que entregó este combate, sea la presencia de Damien “Sandow” Mizdow al exterior del ring. Increíble porque a medida que ha desarrollado su personaje, Damien ha pasado de ser un payaso, que a cada minuto mostraba un ridículo insoportable, a un comediante con amplio apoyo popular. Lo mejor del personaje es como ha llevado a un nuevo nivel la comedia “física”, mostrando fuera del ring todos los movimientos del Miz. Por otro lado es desconcertante, porque dentro del ring, hay dos personajes con pasado de Campeones mundiales y que han dejado huella en su minuto en la WWE. Mis loas totales para Mizdow y para Sheamus y el Miz, un llamado fuerte de alerta sobre sus insulsos personajes.

Foto: WWE.comRusev venció a The Big Show. El vendaval ruso, sumó una nueva víctima, en el atleta más grande de la historia del deporte mundial y abrió sus brazos a un futuro inimaginable que lo puede colocar prontamente en la vía de un evento principal importante (podría retar a la Roca en Wrestlemania) o de un Campeonato Mundial, siendo hoy por hoy, el único creíble ganador de un Brock Lesnar que requiere de este tipo de rivales. Todo eso sucederá en el mejor de los casos, ya que por otro lado, parece en el corto plazo quedarse sin rivales, con lo que un par de meses sin un enfrentamiento interesante podrían sepultar su carrera. Sin embargo parece ser que el búlgaro cuenta con el apoyo de la WWE y más importante con Lana, quien suple toda su falta de micrófono que dada su condición de extranjero, es más fácil de disimular.

Foto: WWE.comAJ Lee venció a Paige reteniendo el Campeonato de las Divas de la WWE. Poco se puede analizar de una lucha repetida, donde la presencia externa de Alicia Fox, no ha generado ningún cambio en el feudo. Sin embargo la pregunta que nos podemos hacer es: ¿Son AJ Lee y Paige las únicas que pueden contender por el título o solo se trata de lo que va quedando ya que son de las únicas que no se presentan en el reallity Total Divas?. Pese a que AJ y Paige han mostrado química y un desarrollo interesante en el ring, existen otras como Natalya, Naomi o Layla que podrían estar contendiendo al mismo nivel de las que nombramos. La imposibilidad de que AJ salga en Total Divas (saldría su vida privada con CM Punk, hoy por hoy 100% vetado), hace que su único ámbito sea el ring de la WWE. No es culpa de Paige la falta de desarrollo dentro del ring de las Divas, pero parece ser que sus días como contendora están terminando.

Hell in a Cell 2014. Foto: WWE.comSeth Rollins venció a Dean Ambrose en una Celda Infernal. Extraño, muy extraño es que tengamos que decir que la lucha más esperada del evento, no cumplió con las expectativas de un público que esperaba que la teleserie terminara con un ganador claro y no con una interferencia externa. El comienzo de la lucha, respondió y superó lo esperado de un combate con la cual se apostó de que fuera el cierre de una noche que incluía una nueva versión del clásico Orton vs Cena. Rollins y Ambrose le han sacado lustre a sus personajes con el que parecen sentirse muy cómodos y aunque la versión de Rollins del “hijo preferido” de la Autoridad, parece ser más fácil de ejecutar que la versión desquiciada de Ambrose, resulta interesante como Seth puede manejar al público contrario y hacerlo callar con un par de movimientos increíbles. El final, marca la consolidación de un Rollins, que con este evento principal, ya hace pensar en él, como posible Campeón Mundial en el mediano plazo. Para Ambrose, empezará seguramente un largo camino de venganza (¿o unión?), con un Bray Wyatt que apareció sorpresivamente, pero en el momento menos indicado en un evento que a todas luces podría significar la consolidación del “lunático”, pero que no hubiera significado disminuir las posibilidades de Rollins.

¿Qué te pareció el evento?

 

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X