Análisis de Money in the Bank 2014: Cena otra vez campeón

Las luchas de escaleras, eclipsaron un evento que de no ser por ellas, hubiera calificado como regular. El resultado final, marca que todavía la próxima generación no está lista.

Guía de: Lucha Libre

A última hora, al evento Money in the Bank, se le agregaron cuatro luchas que sirvieran de descanso a la emoción que prometían los dos eventos estelares. Sin embargo, las luchas fueron un relleno sin sustancia para un evento que tendría las características de regular, si no fuera porque las luchas de escaleras cumplieron con lo prometido, entregando momentos que estarán en el recuento de lo mejor del año. El nuevo campeón indiscutido, no sorprendió, pero reveló lo que hemos comentado muchas veces en esta tribuna: la falta de desarrollo de nuevas figuras con pasta de Campeón Máximo.

Revisemos los combates.

Foto: WWE.comThe Usos vencieron a Luke Harper y Eric Rowan, reteniendo los Campeonatos en parejas. La lucha mostró a unos campeones que extrañamente (aunque suele suceder en la WWE), han tenido una menor exposición luego de haber conseguido los títulos. En este caso los samoanos demostraron que dicha situación, no está en relación con su nivel luchístico, ya que muestran una compenetración sin igual, debido principalmente a que resulta imposible pensar en que uno o los dos puedan tener una carrera individual o enfrentarse entre sí. En cuanto a sus rivales, su potencial se diluye, ante la poca cantidad de competencia existente en la división. Creo que es uno de los feudos que están destinados a mantenerse en el año.

Foto: WWE.comPaige venció a Naomi, reteniendo el Campeonato de Divas. Hace un tiempo, la división de Divas, empezó un proceso de reestructuración, donde el principal movimiento fue arrebatarle el cinturón a la Campeona AJ, poniendo al frente a la inexperta Paige. Dicha situación, que fue aplaudida por los fanáticos, pareció no satisfacer a la plana creativa de la WWE. Eso ha marcado también una baja exposición de la campeona, y poco desarrollo de su feudo en los programas semanales principales. Toda esta previa, también parece injusta en función de la gran lucha que nos dieron Paige y Naomi, quien hace tiempo demuestra habilidades superiores a sus compañeras. Tal como en el caso de las parejas, las divas presentan pocas estrellas con posibilidades reales de amagarle el título a Paige.

Foto: WWE.comAdam Rose venció a Paul Revere. Esta lucha, no resiste mayor análisis, pero fue parte del evento. Lo único tal vez que se pueda resaltar, es el profesionalismo mostrado por Damien Sandow, quien ha desarrollado una serie de patéticos personajes, que lo han mantenido alejado del impulso que tuvo en su minuto, paradójicamente en este mismo evento hace un año. En cuanto a Rose, aún no demuestra nada que haga pensar un futuro brillante en la WWE.

Foto: WWE.comSeth Rollins ganó el Money in the Bank Contract Ladder Match. Pese a la presencia de RVD en el combate, se podría decir que este combate estaba hecho para personajes no consagrados, a quienes el maletín, representaba una oportunidad importantísima para empezar a cimentar su carrera. En el caso de Swagger, Ziggler y Kingston, parecía que su presencia sería el arroz graneado de una cena servida para Rollins o Ambrose (una vez que se confirmó la baja por lesión de Bad News Barrett). Desde esa perspectiva, todos cumplieron una destacada labor, y demostraron el porqué la WWE se la jugó por ellos, en vez de apostar por uno de los recién llegados Rose, Dallas o Rusev. Del ganador se puede decir que entraba como favorito por su alianza con La Autoridad, que fue refrendada por el apoyo de Kane en el último minuto. Sin embargo, parece ser que a Rollins le falta recorrido para ser vendido como Campeón Mundial. Pese a lo sucedido con posterioridad, pienso que se viene un largo período antes que Seth pueda canjear su maletín.

Foto: WWE.comStardust y Goldust vencieron a Rybaxel. A partir de este minuto, se juntaron inexplicablemente tres luchas de relleno que hicieron bostezar a los fanáticos, hasta el evento principal. Lo único que podemos rescatar de esta lucha, es la apuesta que nuevamente se hace por los hermanos Rhodes como una pareja potente (sí niños, Stardust es Cody Rhodes). En cuanto a Rybaxel, sigue siendo una pareja sin chispa y sin mayor apoyo del público, lo que lo aleja de las posibilidades del título y ahonda los problemas de la división en parejas.

Foto: WWE.comRusev venció a Big E. El discurso nacionalista de Rusev y Lana, tuvo un nuevo episodio ante un rival conocido como Big E. Con el poco desarrollo que tuvo este feudo desde Payback, fue una sorpresa que se incluyera en un evento de la importancia de Money in The Bank. Su desarrollo fue muy similar: E. mostró que ha sido el único en poner en problemas al gigante búlgaro, quien se vio apremiado, pero pudo vencer al final. Lamentable para Big E., que parecía tener un buen futuro, pero ya ha desaparecido bastante de los eventos principales. De Rusev, es de esperar que no sea lo mejor de su potencial, ya que hasta ahora no ha demostrado nada.

Foto: WWE.comLayla venció a Summer Rae con Fandango como árbitro invitado. Otro relleno que fue más aguantable dado la belleza de las contrincantes. En los tres minutos de duración del combate, se mostró que Layla es mucho mas luchadora que Rae y que por primera vez en mucho tiempo, se pactan dos luchas de Divas en un solo evento. Ojalá Layla deje su faceta de acompañante, ya que es de las pocas que podría hacerle sombra a la actual campeona.

Foto: WWE.comJohn Cena ganó el Money in the Bank WWE World Heavyweight Championship Ladder Match. Para analizar esta lucha, debemos separar su desarrollo, los participantes y como terminó. En cuanto a lo primero, podemos decir que el desarrollo cumplió con las expectativas de un público que esperaba su desarrollo desde el principio y más aún luego de los bostezos de las luchas anteriores. Cada uno de los participantes tuvo su oportunidad clara de poder ser el ganador, principalmente Randy Orton (con la ayuda de Kane) y Roman Reigns, quien pareció que de nuevo se alzaba como el personaje superlativo que venía mostrándose las últimas semanas. Tal vez las decepciones fueron Cesaro y Bray Wyatt, que mostraron cosas interesantes, pero quedaron prontamente fuera de combate. En cuanto al final, muestra el temor de la WWE de entregar sus principales preseas a personajes no consolidados. Al parecer a principios de año se estipuló que los estandartes del año serían Orton, Cena, Punk y Bryan. Luego de que la apuesta de Orton no diera los frutos esperados, en cuanto apoyo y ventas, y lo ya conocido en torno a Bryan y Punk, la alternativa fue entregarle los títulos a Cena, quien busca destrozar el récord de Ric Flair en cuanto a títulos máximos, nunca había sido campeón indiscutido y asegura un 100% de presencia mediática, ya que amado u odiado, todo el mundo habla de John Cena.

¿Qué te pareció el evento?

Recuerda que el análisis de RAW y lo mejor de la semana en la WWE, lo puedes escuchar los Miércoles y Sábado a las 21:00 horas a través de CNX Radio Chile, en la Radio del @TeamWWEChile.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X