Análisis de Night of Champions 2015: Noche de cambios

La noche de campeones, trajo tres cambios de títulos y algunas sorpresas que marcarán el resto del año de la WWE.

Guía de: Lucha Libre

Night of Champions, se presentaba a priori como un evento sin mucha importancia, donde la mayoría de los combates, no indicaban que pasaría en la última parte del año del calendario de la WWE. Sin embargo y como no pasaba hace años, la Noche de Campeones, fue elegida para hacer un cambio en la mayoría de los títulos, donde seguramente se centrarán los eventos de acá a fin de año. Otro aspecto importante, fue la confirmación de que el próximo mes en Hell in a Cell, se producirá un nuevo choque entre Brock Lesnar y Undertaker, lo que desde ya augura un combate principal de categoría para ese evento.

Revisemos los combates.

Foto: WWE.com

Kick-off: Stardust y The Ascension vencieron a Neville y Lucha Dragons. Luego de que en SummerSlam no existieran combates pautados en el kick-off, se retomó la fórmula de programar una lucha en la antesala del evento principal. Para eso, el feudo que hace varios meses protagonizan Stardust y Neville, tuvo los condimentos de dos parejas que desde que llegaron de NXT, no han respondido al protagonismo que se esperaba de ellos. El resultado, que solo marca una revancha de los sucedido en SummerSlam, dice que el feudo se mantendrá, lo que es peligroso para un Neville que sin duda, parecía en un principio estar destinado a un protagonismo mayor en el roster principal. Lucha interesante, pero que no prendió al público.

Foto: WWE.com Kevin Owens venció a Ryback, ganando el Campeonato Intercontinental. Siguiendo con lo mencionado con Neville recién y pensando que llevan prácticamente el mismo tiempo en el roster principal, Kevin Owens ha sido un torbellino que parece no perder fuerza. Su principal fortaleza, es manejar de manera correcta el personaje heel, algo que se ve con muy poca frecuencia en la actualidad y que la WWE necesita con urgencia. Owens es capaz de mezclar en una exacta medida, la capacidad de verse como un cobarde y ganar claramente sus combates, sin ayuda externa, lo que lo hace peligroso y creíble a los ojos del público. Una pena por Ryback, que sin duda ha hecho avances, pero una desafortunada lesión y una pésima elección de rivales en SummerSlam, hicieron que su reinado pasara sin pena ni gloria, dejando poco claro su futuro, después de desaprovechar esta gran oportunidad.

Foto: WWE.comDolph Ziggler venció a Rusev. La WWE se jugó por este evento, que en duración fue el tercero de la noche de ayer. Sin embargo, la mesa servida para el trillado argumento amoroso, se presentó coja, ya que no contó con la presencia de Lana, hoy por hoy, la Diva con mayor respuesta del público, aunque no haya sumado ni un segundo en el ring. Con ella fuera de la ecuación, se trató de dar a entender que Ziggler tenía sentimientos con Summer Rae, lo que pese a la belleza de la piernilarga rubia, no fue creído por la afición en función de no entender como alguien pudiera dejar a la atractiva y sexy “rusa”. Todo eso, generó poca emoción del público, ante el inminente triunfo de Ziggler, que necesita urgente la vuelta de su compañera, siendo la única posibilidad que pueda retomar un vuelo que fue truncado luego de Survivor Series del año pasado.

Foto: WWE.comLos Dudley boys vencieron a The New Day por descalificación. Desde la reaparición de los Dudleys en los rings de la WWE, se esperaba con ansias que fueran los indicados para levantar un División que año tras año, suma elementos, pero pocos equipos que sean capaces de despertar la emoción del Universo de la WWE. Tal fue la desesperación, que inmediatamente tras su llegada y en el primer evento especial, se les puso como retadores ante los nuevamente campeones del Nuevo Día. Los campeones, que partieron como un grupo bastante soporífero, han avanzado en la llegada a un público que sigue sus locuras y responde al desarrollo de sus personajes, apoyado por un “manager” como Xavier Woods que muestra que su potencia está más fuera que dentro del ring. Como era de esperarse, era muy pronto para que los Dudleys se ciñeran el campeonato, pero el resultado marca que no será el único enfrentamiento que veamos. La revolución de los Dudleys, recién comienza.

Foto: WWE.comCharlotte venció a Nikki Bella, ganando el Campeonato de Divas de la WWE. Enmarcado en lo que se ha conocido como la “Revolución de las Divas”, el cambio de cinturón que se generó ayer en la noche, termina por instaurar un cambio, tan necesario en esta División, como lo mencionado anteriormente con la de parejas. Hay personas en contra de lo sucedido hasta ahora con las Divas, pero se encontraban inmersas en una situación tan mala, que cualquier cambio sería para mejor. Más luchas, más minutos en la programación semanal y ahora una nueva campeona, que aparte de su técnica, cuenta con el respaldo de ser la hija de uno de los luchadores más importantes de la historia, marcan a las claras un avance sustancial a lo que sucedía antes. Anoche en todo caso, ganaron ambas: Nikki demostrando su avance y quedándose con el récord de permanencia con el título, que seguramente costará mucho batir y Charlotte, marcando un nuevo despertar para las Divas.

Foto: WWE.comLa Familia Wyatt venció a Roman Reigns, Dean Ambrose y Chris Jericho. Mucho mejor preparados que en su contienda en SummerSlam y con la innegable ayuda en respaldo que les dio contar con Jericho, Ambrose y Reigns parecían en mejores condiciones ante una familia, cuyo nuevo integrante, Braun Strowman, los había dejado en ridículo en los programas semanales. Para los Wyatts, sobretodo en el caso de Bray, cada evento es una oportunidad de demostrar que su talento, no solo le permite mostrarse en feudos de este estilo, donde no hay cinturones de por medio, sino que tiene la capacidad de llegar más alto, con uno de los personajes mejor logrados en la WWE en la actualidad. Por eso, el triunfo obtenido en esta oportunidad, es tan importante para los intereses particulares y grupales de los Wyatt, ya que bajaron a dos participantes regulares de los eventos principales, además de un seguro integrante futuro del Salón de la Fama. Por el lado contrario, Jericho parece que regresará a los eventos regulares con un personaje malvado, como a el le gusta y como al público también le interesa verlo.

Foto: WWE.comJohn Cena venció a Seth Rollins ganando el Campeonato de los Estados Unidos. No se podía perder: lo obtenido en cuanto a respuesta y espectáculo por John Cena en su última etapa como Campeón de los Estados Unidos, era algo que no podía desecharse así como así. Lo cierto es que luego de que el año pasado Cena perdiera su cinturón máximo a menos de Brock Lesnar, la situación del Cena ganador de todas las batallas, quedó en entredicho, lo que no pudo ser superado por sus nuevos intentos de ir por el Campeonato Mundial. Desde Wrestlemania, Cena vive un renacer de su carrera, partiendo desde sus cimientos como Campeón de los Estados Unidos y reconstruyendo con bastante éxito, los pilares que lo convierten en la estrella más importante de la última década. Rollins, en esta parte, demostró que su planteamiento, estaba completamente apuntado a la lucha estelar, ya que se le vio extremadamente lento y guardando al máximo las energías para la lucha por el Campeonato Mundial. Sin duda, era esperable que Rollins perdiera uno de los títulos, pero el poco tiempo que tuvo en sus manos este cinturón y la categoría de su rival en el evento principal, daba para pensar que este cinturón sería el que retendría.

Foto: WWE.comSeth Rollins venció a Sting, reteniendo el Campeonato de la WWE mundial Pesado. Como era de esperarse en una lucha, donde uno de sus protagonistas tiene 56 años, el combate fue muy lento, pero lleno de emotividad de parte y parte. Sting pareció olvidar las barreras de la edad y protagonizó un combate físico con un hombre que tiene la mitad de años que él. Eso generó que Sting se lesionara (dada las características de como se detuvo el combate, se trataría claramente de una lesión real), lo que impidió ver al gran Escorpión en su gloria máxima al final del combate. Las posteriores apariciones de Kane y Sheamus, hablan a las claras por donde irá y quienes serán los protagonistas de los combates por el título máximo de acá a final de año y cuyos protagonistas, tendrán que ganar kilos de legitimidad para ser vistos como posibles campeones. Por ahora, Rollins no suma mucho en ese ámbito.

¿Qué te pareció el evento?

@gustalbo

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X