Análisis de Roadblock 2016: El fin y el comienzo

Dos finales con historia y un nuevo comienzo en la rivalidad principal, cerraron un evento a la altura del final del año y el comienzo del camino a Wrestlemania.

Guía de: Lucha Libre

Luego de un errático comienzo, RAW parece por fin haber encontrado en Roadblock un nuevo inicio para sus principales rivalidades y el final de dos historias que sin duda quedarán en lo mejor del año que ya se termina. Pese a lo predecible del final el evento dejó en general un buen sabor de boca, de cara al desafío de marca mayor que representa primero Royal Rumble y luego Wrestlemania.

Revisemos los combates.

rusevKickoff: Rusev venció a Big Cass. Por fin nuestras plegarias fueron escuchadas y se le dio al kickoff de RAW, un sentido mayor que la lucha de Cruceros. Sin embargo cuando todo se veía bien en el combate entre estos dos colosos (que incluyó un paseo por las gradas), el combate terminó abruptamente, estando la mayor parte del tiempo la transmisión oficial en comerciales. Sin duda el enfrentamiento sobre Lana que seguramente será permanente para Rusev en su carrera en WWE, servirá de partida para un posible “mini-feudo” en la Batalla Real, que sin duda no tendrá a ninguno de este trío (incluyendo a Enzo) entre los favoritos. Extraño comienzo de fiesta que se le pudo sacar mucho más provecho con más tiempo.

sheamusCesaro y Sheamus vencieron a The New Day ganando los Campeonatos en Parejas de RAW. En el último tiempo, el reinado del New Day solo estaba “empatando” tiempo para lograr el tan ansiado título de ser los Campeones con el reinado más extenso en la historia de la WWE. A partir de eso, muchas parejas habían perdido sus legitimas oportunidades de acceder a un cinturón que nunca se creyó que el trío pudiera sostener por tanto tiempo. Llamó sí la atención que una pareja improvisada como el suizo y el irlandés fueran capaces de lograr una combinación creíble y sostenerla por tanto tiempo, para llegar a la consolidación histórica que vimos ayer. Será tiempo ahora de que RAW equipare a SmackDown en cantidad y calidad de equipos para darle mayor interés al Título. Sin duda el mejor combate del año en Parejas.

samiSami Zayn venció a Braun Strowman. El proceso de como se dio este combate, representa un acierto creativo sumado a la muy buena participación del comisionado Mick Foley para darle el toque emotivo necesario para la dualidad lástima-odio que el público reflejó claramente en las reacciones durante el combate. Para Zayn el combate representaba una posibilidad única en relación a la posibilidad de verse como retador al título máximo en el mediano plazo y para Strowman de sostener su impronta con un rival de verdad, lo que no había podido hacer hasta ahora. En resumen el combate ganado por Zayn con la ayuda de Foley, de alguna forma solidifica la posición de ambos, ya que humaniza a Strowman y genera una posibilidad real para Sami, una de las estrellas olvidadas.

rollinsSeth Rollins venció a Chris Jericho. Claramente después de todas las oportunidades recibidas luego del regreso de su lesión, ya era momento de sacar a Seth Rollins de la órbita más cercana del Título Máximo, con el fin de centrar sus energías en su anticipado match contra Triple H (que seguramente se empezará a gestar en Royal Rumble para terminar en Wrestlemania). En ese sentido y pese a lo lógico del resultado del match, las experimentadas estrellas entregaron una lucha de calidad, que seguramente los pondrá en la primera línea en la Batalla Real. En ese sentido, cabe destacar la valiosa participación de Jericho, nuevamente dejando de lado sus posibilidades personales en pos de nuevas figuras. Sería una lástima que se confirmara su retiro después de Wrestlemania.

swannRich Swann venció a Brian Kendrick y T.J. Perkins reteniendo el Campeonato Crucero de la WWE. Con la adición de 305 Live a la parrilla programática de WWE Network, se les hizo un favor y un perjuicio a la División Crucero: Por un lado, ya no existe la presión de entregar a los luchadores remotas posibilidades de aparecer en RAW para desarrollar sus personajes. Sin embargo al menos en este primer evento, su participación se redujo a cortos 6 minutos, donde lo más trascendental fue la aparición del experimentado Neville que le dará más peso a una División que tiene ahora que sustentar un programa propio.

charlotteCharlotte venció a Sasha Banks en un Ironman Match de 30 minutos ganando el Campeonato Femenino de RAW. Resultó muy extraño y paradójico que luego de la merecida (aunque tal vez un poco excesiva) exposición recibida por la rivalidad más importante a nivel femenino de la última década, el cierre definitivo (al menos por ahora) de ésta, se diera en un lugar que no fuera el Evento Principal de la velada. Aunque ahora todos podemos ser generales después de la batalla y festinar sobre este error tan obvio, lo cierto es que la evaluación que se puede hacer de la rivalidad y este combate en específico no puede ser otra que muy positiva. Sasha y Charlotte pusieron a la lucha femenina en el primer plano no solo en comparación con SmackDown, sino que superando los límites de cualquier rivalidad de la División. Luego de un Ironman match donde los tiempos se trabajaron de manera magistral, queda una enorme sombra de duda si el próximo choque por el título podrá llegar a los niveles que tuvo este enfrentamiento. Claro, no sería la primera vez que la WWE tiene que pegarse en los dedos para programar de nuevo una rivalidad que dijo que nunca más volvería, sobretodo pensando en un Wrestlemania donde la gente esperará mucho más por lo entregado por Charlotte y Sasha Banks. Una joyita histórica para la lucha femenina.

owensKevin Owens venció a Roman Reigns por descalificación reteniendo el Campeonato Universal de la WWE. Después de lo acontecido en el evento femenino, era predecible que el combate por el Título máximo fuera percibido como menos importante en relación al desafío histórico que vimos, pero pese a lo anticipado del resultado final con la aparición de Jericho, Rollins y una nueva unión del ex-grupo The Shield, el combate sostuvo el interés de una audiencia que podría haber abandonado el entusiasmo luego del mediofondo. Para eso Owens sacó lustre a un personaje que maneja como pocos en la WWE (con la excepción quizás del Miz en SmackDown): esa mezcla fastidiosa de llorón con ataques verbales severos que llegan a lo más profundo de las rivalidades y que pueden sacar de quicio a una audiencia para la cual el apoyo a Reigns tampoco ha sido irrestricto. Lo que viene, con Jericho fuera en principio de la ecuación principal y con un Rollins seguramente ocupado en su rivalidad con Triple H marcará el camino de un Reigns que podría sumar su tercer Wrestlemania en el Evento Principal, algo impensado a mitad de año cuando fue suspendido. No importando lo que suceda parece poco clara la opción de entregarle el spot a Owens en el evento más importante del año, pese a que ha tenido un buen reinado en general.

¿Qué te pareció el evento?

@gustalbo

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X