Análisis de Royal Rumble: La Autoridad domina sin contrapeso

Pese a que lo sucedido al final del evento de anoche, no podría calificarse como sorpresa, Royal Rumble entregó emoción y sembró varias rivalidades de cara a Wrestlemania.

Guía de: Lucha Libre

El año de la WWE, comienza como siempre oficialmente en Royal Rumble, donde no solo las emociones brotan a raudales, por la mítica batalla real de 30 hombres, que permite asegurarse un pasaje a Wrestlemania, sino que además, este año y por primera vez, el Campeón máximo de la WWE, defendió su título en esta batalla. Como ingrediente adicional, una serie de rivalidades se plantaron de cara al evento más importante del año.

Revisemos los combates.

Foto: WWE.comKick-off: Jack Swagger y Mark Henry vencieron a The Dudley Boys, The Ascension y Darren Young con Damien Sandow. Pese a lo interesante del premio que se puso en juego en este combate, lo cierto es que el resultado fue un mero trámite, para asegurar la participación de dos ex-campeones mundiales, que por su presente, no tenían nada que hacer en el combate principal de la velada, lo que se demostró por el tiempo que ambos estuvieron en el ring. Llamó mucho la atención como los Dudleys, no tenían su puesto asegurado, lo que sí tenían grupos como Social Outcast o The New Day (que al final solo entró un integrante de cada grupo). Lucha interesante como cualquiera de cuatro esquinas, pero cuyo desenlace no sirvió de nada.

Foto: WWE.comDean Ambrose venció a Kevin Owens reteniendo el Campeonato Intercontinental, en una Lucha de último hombre en pie. Se hablaba en la previa, que esta lucha estaba predestinada a robarse la noche, y dado lo soso del pre-show, estuvo cerca de eso, a no ser de la importancia que tenía el combate principal. Siendo la rivalidad más extensa que tiene la WWE en la actualidad, la compenetración que tienen ambos luchadores es total, lo que permite el logro de una serie de momentos, que de no ser por lo poco avanzado del año, podrían entrar fácilmente entre lo mejor del año. Buen fin para una rivalidad que seguramente no continuará de cara a Wrestlemania.

Foto: WWE.comThe New Day venció a los Usos reteniendo el Campeonato en Parejas de la WWE. Los promotores del positivismo, tienen un pasar extraño en el presente de la WWE: su división no ha podido resurgir, aun con la adición de los Dudleys y otras parejas de renombre al ruedo, terminando inevitablemente enfrentados contra los hermanos samoanos, que tampoco logran despertar a la fanaticada de la forma que lo hacían antes de quedar fuera por lesión por varios meses. Pese a su sentido humorístico, lo cierto es que se requiere como hemos dicho anteriormente, una revolución completa en las parejas, a la altura de lo sucedido con las Divas, para devolver a la División a sus tiempos de gloria.

Foto: WWE.comKalisto venció a Alberto del Río ganando el Campeonato de los Estados Unidos. Luego del correcto reinado de John Cena como Campeón, el cinturón norteamericano, perdió el impulso que le había entregado el multicampeón y cara de la compañía. En cuanto al nuevo Campeón, rápidamente tuvo que olvidar su personaje mexico-americano, para centrarse en la Liga de Naciones, un poco claro referente que buscaba apoyar los títulos de sus cofrades, los que perdieron en poco tiempo. Aunque Neville fue consagrado como la revelación del año anterior, con la claridad de que Kevin Owens merecía dicho galardón, lo cierto es que Kalisto no se queda atrás para ser considerado en ese puesto para este 2016, pese a que ya lleva varios meses como luchador en pareja. Su estilo, similar al recordado Rey Mysterio, generó una rivalidad poco usual con el cinturón pasando de manos rápidamente. Los dos mexicanos, posiblemente lleguen a Wrestlemania, donde se puede definir con claridad quien merece más el título.

Foto: WWE.comCharlotte venció a Becky Lynch reteniendo el Campeonato de las Divas de la WWE. La cercanía del evento principal, conspiró con una mejor recepción para un evento que se vislumbraba interesante, debido al tiempo de conocimiento y lo que ha durado el feudo entre las ex-amigas. Es debatible, el como la figura de Ric Flair, ha generado mejoras en el desarrollo del personaje de Charlotte o si, por el contrario, su presencia permanente en la esquina de la campeona, eclipsa sus posibilidades ante un público que permanece impávido ante las nuevas características de la blonda luchadora. Quizás el momento más interesante, fue el “beso de la muerte” que Flair dio a la retadora, momento que prendió a la concurrencia, como ningún otro momento en la lucha, hasta que se hizo inminente la aparición de Sasha Banks, que irá de la mano con Charlotte hacia el evento más importante del año.

Foto: WWE.comTriple H ganó la Royal Rumble Match ganando el Campeonato de la WWE Mundial Pesado. Desde la previa, comentamos la dificultad de hacer una batalla real atractiva, con tanto talento fuera por lesión: John Cena, Randy Orton, Seth Rollins, Daniel Bryan, Sting, Cesaro se contaban entre los principales valores que no podían ser elegibles para esta magna ocasión, en lo que se vislumbraba como la posibilidad propicia para que la WWE se la jugara definitivamente por el futuro para enfrentar un nuevo Wrestlemania. Pero no fue así: Con la única sorpresa del debut de AJ Styles por primera vez en un ring de la WWE, el resto se movió por cánones normales de lo que se esperaba en el evento. Un Roman Reigns aguantando desde el comienzo y llegando a la final, la aparición de Triple H para completar su venganza contra el Campeón reinante, quizás lo más extraño fue el poco tiempo que permaneció Brock Lesnar, lo que lo llevará a una lucha seguramente contra Bray Wyatt en Wrestlemania (quien sumará su tercer rival top consecutivo en el mayor evento de todos) y la poca importancia de la facciones, quienes quedaron prontamente eliminadas o definitivamente no entraron. Del ganador, no se puede decir que no tiene los laureles para ser el Evento Central de la Vitrina de los Inmortales, pero nuevamente hace prender las alarmas de una compañía, poco jugada en relación a un futuro que inesperadamente, dejó a Dean Ambrose como inesperado finalista y posible ganador, superando incluso lo realizado por su amigo Reigns, que podría resentir esto en un combate fraticida en Wrestlemania. En fin, la Batalla Real tuvo su justa dosis de sorpresa y emoción, pero además, dejó una serie de interrogantes que se empezarán a responder en las semanas que siguen, de cara a la última parada antes del evento del año: Fastlane.

¿Qué te pareció el evento?

@gustalbo

 

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X