Análisis de SummerSlam: ¡El mejor evento del año!

Después de un año bastante irregular, SummerSlam superó las expectativas al menos con las luchas principales.

Guía de: Lucha Libre

Siete luchas (u ocho depende como se vea), tres muy buenas y dos candidatas a las mejores del año fue el resultado de SummerSlam, donde como comentábamos en las predicciones (que esta vez no fueron muy acertadas), al parecer se están sentando las bases de lo que vendrá en el resto del año en la WWE y en el largo camino al trigésimo aniversario de Wrestlemania.

Vamos con el análisis:

Foto: WWE.com

Rob Van Dam venció a Dean Ambrose por descalificación. El Kick-off pintaba para bueno y por primera vez su transmisión fue en español al menos por media hora. Sin embargo la WWE insiste en que este espacio sea más dominado por las promos y los comentarios que por la lucha que se plantea. El resultado era bastante obvio: apareció The Shield por un lado y Henry con Big Show por el otro, y es ahí donde la expresión de lucha se acabó. Gano Van Dam pero sin título, lo que generará (ojalá) dos muy buenos feudos para Night of Champions, si no es así, esta lucha habrá sido un desperdicio.

foto: WWE.com

Bray Wyatt venció a Kane en una lucha con Ring de Fuego: Kane ha seguido desde hace un tiempo el camino implementado por Chris Jericho en sus últimas vueltas a la WWE: sus feudos buscan consolidar un dominio de alguien más, o levantar la carrera de un luchador nuevo o en desarrollo. El año pasado, su principal tarea fue elevar la figura de Daniel Bryan al nivel donde está ahora, y su nueva “asignación” fue la de presentar y darle credibilidad a Bray Wyatt y su familia. En este contexto el resultado era bastante esperable, lo que queda la duda es que vendrá ahora para ambos lados: ¿Se incorporará Kane a la familia? ¿La familia se enfrentará con algún campeón?. En cuanto a la lucha en sí creo que decepcionó por su duración y lo poco clara que resultaron las reglas desde un inicio. Aceptable para partir lo de Wyatt, pero tendrá que mejorar mucho para surgir.

Foto: WWE.com

Cody Rhoades derrotó a Damien Sandow. La lucha incógnita de la noche, que sin embargo no desentonó. Este feudo que partió hace más de un mes, había mostrado una gran superioridad por parte de Rhoades, donde le quitó su maletín a Sandow, y le impidió canjearlo en otra oportunidad. Todo parecía indicar que era el momento preciso para Damien de vencer a su ex-amigo y consolidarse como una opción válida para ser campeón Pesado. Sin embargo en este caso se optó por la situación que dejó mas conforme al público aún achacado por la pérdida de Kane. El camino de Sandow me recuerda mucho al de Daniel Bryan con el mismo maletín: perder muchas veces y de la nada canjear y transformarse en campeón. El futuro de Cody no queda muy claro pero ésto puede ser un trampolín para cosas mayores.

foto: WWE.com

Alberto del Río venció a Christian reteniendo el Campeonato Pesado de la WWE. De las tres luchas principales es la que menos expectativa generaba y terminó siendo la gran sorpresa de la velada. Hemos hablado largamente sobre lo aburrido que ha resultado el último reinado de Del Río, principalmente porque mucho de su personaje se basaba en su valet personal Ricardo Rodríguez, quién desapareció por un mes por un problema de drogas y ahora fue “despedido” por Del Río a costa de su propia popularidad. Es por ésto que la opción del “Capitán Carisma”, fue considerada bastante válida e interesante para un título que parece estar constantemente a la sombra del cinturón de la WWE. La sorpresa esta vez la marcó la cantidad de tiempo que se le entregó a esta lucha donde ambos pudieron ganar y mostraron sus mejores armas. Es de esperar que ésto genere un nuevo aire al reinado del Patrón y pueda desarrollarse más en solitario. En cuanto a Christian, ojalá podamos seguirlo viendo a este nivel, ya que es una de las leyendas vivientes de la WWE.

Foto: WWE.com

Natalya venció a Brie Bella. El objetivo de esta lucha estaba claro y su resultado daba un poco lo mismo, por lo que hay poco que comentar. El reallity “Total divas” si bien tiene un buen rating en Estados Unidos, lo logra principalmente por el público del canal E! que disfruta estos programas, no por el universo de la WWE. Es por ésto que las protagonistas, salieron al ring para mostrarse como parte del enganche con el programa que esperan en la WWE les traiga aún más réditos que los que ya tienen. ¿Será el comienzo de algo mejor para Natalya? No lo creo, al menos no en el corto plazo.

Foto: WWE.com

Brock Lesnar derrotó a CM Punk. Desde su vuelta a la WWE, CM Punk es el tercer luchador que se enfrenta a “La Bestia”: Primero fue John Cena, cuyo enfrentamiento fue netamente físico, dejando a Cena al borde del colapso aún cuando ganó; luego se enfrentó tres veces a Triple H, un luchador cuya principal característica es también el ser muy físico y además con su edad ya no se mueve en el ring como solía hacerlo. Es por ésto que el enfrentamiento con Punk trajo algo nuevo al retorno de Lesnar y es que por primera vez se tuvo que enfrentar a un luchador que en su trabajo predomina más la técnica que el físico. Y debo decir que en este caso Lesnar aprobó bastante bien, claro no se le puede pedir a un hombre de mas de 100 kilos que se mueva como bailarina, pero en todo momento de esta lucha (la mas larga de la velada), estuvo encima de Punk dominándolo incluso en el llaveo al ras de la lona. Por su parte Punk sacó lo mejor de Lesnar y lo atacó despiadamente dando muchas veces la sensación que lo vencía lo que al final no ocurrió. Una victoria de Lesnar invita (tal como en el caso de Triple H), a que haya una revancha, la que probablemente se realice en Wrestlemania XXX. Seguramente Lesnar volverá a su exilio y de Punk (con un feudo con tantos protagonistas por el campeonato de la WWE) se dice que podría ir por el Campeonato Pesado, lo que sería muy interesante.

Foto: WWE.com

Dolph Ziggler y Kaitlyn vencieron a AJ Lee y Big E. Langston. Tal vez mañana mismo se olvide que hubo una lucha entre las dos principales que animaron la velada, sin embargo un relevo mixto es siempre interesante y éste que tenía tanto recorrido no fue la excepción. Cumplió su objetivo de ser la lucha que bajara las revoluciones aún alteradas por el triunfo de Lesnar y preparar el camino para el evento principal. Luchísticamente mostraron lo que ya se venía viendo en los programas semanales, donde se pudo ver la superioridad física por parte de Kaitlyn (quien podría volver al ruedo del título de divas) sobre AJ y el apoyo considerable que tiene ahora Ziggler quien es la gran incógnita a seguir ya que siempre se las arregla para estar en los PPV, pero ahora no se sabe si volverá a pelear por el título. Habrá que esperar para ver.

Foto: WWE.com

Daniel Bryan venció a John Cena (con Triple H como árbitro especial) convirtiéndose en el nuevo campeón de la WWE. Superar la lucha brindada por Punk y Lesnar parecía una misión imposible, sin embargo lo entregado en este match por ambos emparejó las cargas por ser la lucha del evento (y la mejor del año). En la semana leí un comentario que decía que pese a lo que se diga de John Cena, Daniel Bryan es capaz de sacar lo mejor de cada uno de sus oponentes y eso fue justamente lo que sucedió en este combate. Cena (a quien siempre se le critican sus límites en las técnicas de lucha), mostró que para ganarle a Bryan tendría que poner de su parte más que su fortaleza y aquella capacidad extraña de sobreponerse en el último minuto. Bryan por su parte cumplió con lo que ya sabemos de él y llevó al límite a un Cena, que perdió entregando todo, obviamente sin rendirse que es la característica del líder de la Cenation. Cuando “El dragón” comentó en la semana que sería la lucha de su vida, no se equivocó y estuvo a la altura, siempre contando con las garantías de un Triple H que se mantuvo imparcial hasta el final de la lucha, celebrando el logro obtenido por Bryan.

Foto: WWE.com

Randy Orton venció a Daniel Bryan (con Triple H como árbitro especial) ganando el campeonato de la WWE. Lo que pasó después era predecible: Orton aparecería en SummerSlam canjeando su campeonato ante quien lo ganara. Lo difícil de predecir (al menos de antemano) era saber el impacto que tendría Triple H en ésto. Generalmente un árbitro especial interviene en el combate beneficiando o perjudicando a alguien, en este caso sin embargo, Triple H esperó hasta el momento final para cambiar el resultado original, traicionar a Bryan y ayudar a Orton a quedarse con el título. Mañana se espera un gran RAW donde Triple H explicará sus actos y si se confirma una alianza con Orton (ambos como Heel), será la pareja mas esperada en los últimos años en la WWE, rememorando viejas glorias como miembros del grupo Evolución.

¿Qué te pareció el evento?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X