Análisis de Summerslam 2016: Otro gran error de la WWE

La nueva era decepcionó en muchos combates del gran evento.

Guía de: Lucha Libre

La excesiva ambición de la WWE, de programar 13 combates para la noche de SummerSlam, parece haber sido contraproducente para el final de un evento que prometía mucho, pero que terminó decepcionando, principalmente en lo concerniente a SmackDown Live (pese a que aportó con la mejor lucha de la jornada). En todo caso y principalmente en el Evento Principal, el tiempo fue un obstáculo, para poder observar luchas de calidad.

Revisemos los combates.

Foto: WWE.comKickoff: The Usos, The Hype Bros y American Alpha vencieron a The Vaudevillains, The Ascension y Breezango. ¿Puede un Kickoff presentar una lucha de calidad?. Lo cierto es que estas parejas se presentaron como si fuera un evento principal de cualquier cartelera de PPV, ya que pudimos ver las movidas principales de un grupo de equipos que serán los que se pelearán la superioridad en SmackDown, esperando que tengan algún cinturón por el cual luchar. Al final y pese a que pareciera ser que la Compañía juega sus cartas por los Alpha, Los Usos tomaron su posición merecida de favoritos, al ser los únicos campeones del grupo. Buen comienzo de fiesta.

Foto: WWE.comKickoff: Neville y Sami Zayn vencieron a The Dudley Boys. Contrario al anterior combate, RAW se la jugó por la calidad de los participantes, antes de anticipar y preparar el combate. Todo esto generó una lucha de calidad, pero sin mucha claridad de lo que dejaría para los contendientes, excepto por la preparación quizás de una separación de los Dudleys, que a esta altura no tienen nada que demostrar. Para la pareja ganadora, podría ser una buena oportunidad de posicionarse en la División de parejas, ante un presente que los tiene fuera de los puestos de importancia en la marca roja. Lucha promedio, que no dejó mucho al paladar.

Foto: WWE.comKickoff: Sheamus venció a Cesaro poniéndose 1-0 en la serie al mejor de 7 luchas. Afortunadamente, la WWE cada cierto tiempo hace una revisión de aquellas ideas que tuvieron repercusión en el pasado, para replicarla con nuevos protagonistas. Tanto en WWE como en WCW, Booker T y Chris Benoit popularizaron el concepto de estas series, donde no solo se mide la presencia de los personajes, sino también la posibilidad de armar y mantener constamente el interés de una serie que dura más de un mes. Cesaro, quien es quizás el más talentoso luchador, pero que sus promos parecen salidas de una conversación de living y Sheamus, ansioso de retomar viejas glorias, partieron con el pie derecho al presentar sus mejores armas en el ring. Veremos si les da para mantenerse en el nivel durante toda la serie. Buen nexo al evento principal.

Foto: WWE.comChris Jericho y Kevin Owens vencieron a Enzo Amore y Big Cass. Para los oriundos de Nueva York, su principal lucha en esta ocasión era prender a la audiencia que se juntó en el Barclay Center. Luego de su presentación, llena de la verborragia de Amore, pudimos acreditar los momentos luchísticos de una pareja que está en ascenso y otra que se formó para esta oportunidad. El triunfo de Owens y Jericho, solo demostró que se quería que la noche fuera una de sorpresas y para tratar de mantener al menos el señor KO en la palestra, a la espera de nuevas oportunidades. Buena entrada de Enzo y Cass, buen final de Owens y Jericho.

Foto: WWE.comCharlotte venció a Sasha Banks ganando el Campeonato Femenino de la WWE. Si la anterior lucha ya había representado una sorpresa por los momentos de los equipos involucrados, la presentación del Campeonato Femenino, fue mucho mejor. Desde el principio la dominación de Banks y la desesperación de Charlotte, parecía presentar la mantención del campeonato en manos de la colorada chica. Sin embargo, la pérdida de la rubia princesa Flair, supondría su eliminación inmediata del tapete, con el posible desenlace de algunas figuras como Paige que desaparecieron demasiado rápido y perdieron impronta, lo que seguramente la WWE no quiere. Sorpresivo resultado, en especial porque el legado de la jefa parece aún estar en ascenso.

Foto: WWE.comThe Miz venció a Apollo Crews reteniendo el Campeonato Intercontinental. Extraño el caso del Miz, ya que su elección para la marca azul lo ponía nuevamente en una posición estelar, debido a su condición de campeón. Sin embargo, nuevamente su personaje parece el de un actor sobreactuado, para lo cual solo bastan sus películas. Extraño también que tanto él, como el Campeón secundario de la otra marca, basen buena parte de su potencial en la belleza exhuberante de su acompañante, que en ambos casos, no lo reflejan en el ring (pese al pasado de Maryse). Extraño por último, que Crews haya subido tan rápido desde NXT (donde fácilmente pudo ser Campeón), para perder rápidamente con el Miz. Lucha rápida que no sirvió para ver el potencial de Crews y que aumenta la decepción sobre el Miz como campeón.

Foto: WWE.comAJ Styles venció a John Cena. Si hubo un combate para destacar, en la recargada cartelera de Summerslam, fue el cruce entre estos titanes, que permitió nuevamente desmitificar algunas cosas sobre el 15 veces Campeón del Mundo y seguir descubriendo para algunos, el talento que Styles ha puesto al servicio de la WWE. Cena ha sido injustamente acusado de ser un luchador limitado y de corto repertorio, pero constantemente ha demostrado que ante la presión de demostrar se engrandece, mostrando un arsenal que no lo hace el más técnico, pero tampoco el peor de la compañía. Por otro lado, también Cena ha sido estigmatizado como el gran obstáculo para el desarrollo de nuevos luchadores (lo que hábilmente tomó para generar la frase El futuro debe pasar a través de mí). Esto también podría quedar descontado, con el tremendo empuje que le ha realizado a un Styles que por su parte, parece no tener límites, ya que siempre sorprende con cosas nuevas, haciendo notar que solo se necesita talento puro y constante para atravesar la muralla de Cena. La impronta de AJ y el sentimiento de un Cena derrotado, fue el cierre perfecto de un combate que podría marcar un antes y un después en la carrera de ambos. El mejor momento de la noche.

Foto: WWE.comLuke Gallows y Karl Anderson vencieron a The New Day, quienes retuvieron el Campeonato en parejas. Al igual que el año anterior, el presentador de televisión Jon Stewart, fue el invitado especial para la ocasión y aunque en esta oportunidad, su presencia no fue en uno de los eventos principales, su presencia esta vez fue motivo de gracia por la diferencia entre él y los luchadores desde el punto de vista físico. Luego de un año de reinado como Campeones en Pareja, han existido muchos momentos donde pareciera que este momento llega a su fin y esta no fue la excepción, principalmente por la ausencia de Big E. en el bando de los campeones. Pero en este caso, Stewart salvó la noche para los campeones y además de forma entretenida, uno de los pilares del reinado del New Day. Lucha olvidable a excepción de la participación de Jon Stewart.

Foto: WWE.comDean Ambrose venció a Dolph Ziggler reteniendo el Campeonato mundial de la WWE. La decepción es mucho más fuerte, mientras mayor sea la expectativa que existe en relación al evento que se plantea y como dentro de la cartelera, debía marcar uno de los momentos fuertes de la noche. En ese sentido, tanto Ambrose como Ziggler quedaron en deuda, en una lucha que puede ser recordada una vez más como ese momento que se le da a Dolph y no lo sabe aprovechar. Al poner a dos luchadores “buenos” enfrentándose, llega un minuto en que uno de los dos se sale del personaje para intentar algo distinto y como Ziggler lo había hecho en las últimas transmisiones de SmackDown, parecía ser que su momento sería éste, o al menos que estaría más cerca de un posible triunfo. Sin esforzarse mucho, Ambrose sigue como campeón, esperando un reto a su altura, donde desde ya se perfilan Aj Styles o los Wyatts. Parte de lo peor de la noche.

Foto: WWE.comNikki Bella, Natalya y Alexa Bliss vencieron a Becky Lynch, Naomi y CarmellaCausa un poco de molestia, el hecho que pese a ser suspendida, la WWE haya ocupado la imagen de Eva Marie, para hacer más interesante un combate que sirvió para ver el regreso en gloria y majestad de la más grande de las hermanas Bella (al menos en talla de sostén). La ex-campeona femenina, que había sido diagnosticada con una complicada lesión en el cuello, donde se temió por su carrera y su habilidad para caminar, volvió por sus fueros en un programa donde actualmente no hay título por el cual pelear. Se supone que el cambio de Marie por Bella sera beneficioso para SmackDown y su vuelta no debería ser por nada, por lo que urge un nuevo título femenino. De la lucha, poco que hablar, solo que su duración fue la misma que el evento principal, lo que muestra el problema que hubo en este último.

Foto: WWE.com

Finn Bálor venció a Seth Rollins convirtiéndose en el primer Campeón Universal de la WWE. También existía mucho morbo en relación al choque de ambas figuras, que con pasado común de NXT, ya habían compartido rings alrededor del mundo. Cuesta encontrar en el pasado más inmediato, alguien que pueda emular lo que genera Bálor con su entrada, solo asimilable tal vez al legado del Undertaker. Pero pese a eso, las monedas en general estaban puestas para un Rollins que ya agotó sus oportunidades dadas por no haber perdido su primer campeonato máximo arriba del ring. Bálor es de esos superdotados en técnica que maneja el micrófono de manera correcta, pero seguramente de cara a los próximos eventos, todavía sera Rollins quien lleve la batuta del enfrentamiento. Otra sorpresa en cuanto al resultado, con variados momentos bien desarrollados, pero que dejó un vacío en su finalización. Epílogo: Hace unos minutos se confirmó una lesión de hombro de Bálor, lo que pondría en riesgo su reinado.

Foto: WWE.comRusev y Roman Reigns terminaron sin resultado. Muy poco que decir al respecto, solo que deja de manifiesto, lo mal que fueron planificados los tiempos del evento. Todo esto se demostró en como la lucha anterior debía haber sido el semifondo, pero esta lucha fuera del ring, fue aprovechado para que el público descansara antes del evento principal. Seguramente este combate se repetirá en Clash of Champions, dejando más espacio para un desarrollo que no tiene mucho sentido.

Foto: WWE.comBrock Lesnar venció a Randy Orton por TKO. El evento principal, dejó tantas preguntas, como las que se generaron cuando fue pauteado. ¿Era el tiempo necesario para desarrollar la lucha?, ¿La sangre de Orton fue verdadera o apoyada por algo de sangre artificial para mejorar su efecto?, ¿Está Lesnar fuera de control?. Lo cierto es que lo sucedido anoche en SummerSlam, tal vez nunca vaya a ser contestado y lo que es peor, no tiene ningún efecto positivo para ninguno de los involucrados. Orton quedó mal en el combate y con una posible lesión que pudiera tener efectos en el corto plazo (imagínese un SmackDown sin Cena, ni Orton). Para Lesnar, pese a que su estampa de bestia queda intacta, fue muy poca la resistencia y con cánones que no se ocupan en el mundo luchístico, lo que hizo desistir al público del apoyo que le entregaba. Quizás lo único positivo sea un posible enfrentamiento contra Shane McMahon, algo que sin duda sería algo muy interesante que ver. Lucha que no cumplió con ninguna de las expectativas que se tenían, con la prolongada espera que hubo para verla.

¿Qué te pareció el evento?

@gustalbo.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X