Análisis de TLC 2016: Un sabroso entremés

Pese al poco tiempo de desarrollo y la inminente llegada de Royal Rumble, nuevamente SmackDown logró juntar una gran cartelera llena de sorpresas y emoción.

Guía de: Lucha Libre

Hace solo dos semanas, hablábamos de la importancia del evento Survivor Series y pese a que en el resultado final RAW salió como ganador, SmackDown pudo llevarse la ventaja en el apoyo popular y en el principal combate de la noche. Luego de eso y con poco tiempo de preparación, TLC se programó con pocas luchas, la mayoría además repetidas, pero tratadas de tal manera que pudieron emocionar a la concurrencia con sorpresas y cambios titulares que marcarán el comienzo del nuevo año de la marca azul.

Revisemos los combates.

Foto: WWE.comKick-off: American Alpha, The Hype Bros y Apollo Crewes vencieron a The Vaudevillains, The Ascension y Curt Hawkins. A diferencia de RAW donde hay estrellas que desaparecen de la rotación por varias semanas, SmackDown generalmente opta por lanzar toda la carne a la parrilla sobretodo en su División de Parejas, donde hay varios equipos a la espera de los títulos. Ayer el principal morbo de la lucha estaba en el encuentro de Hawkins con su ex-compañero y mejor amigo Zack Ryder, lo que en realidad no tuvo mayor relevancia en el desarrollo ni resultado. Entretenida lucha donde American Alpha se coloca como aspirante al Título, aún más considerando a los nuevos Campeones de la División.

Foto: WWE.comThe Wyatt Family venció a Heath Slater y Rhyno ganando los Campeonatos en Parejas de SmackDown. Extraño fue lo que sucedió en el primer combate de la cartelera principal: Luego de de tener el favor popular por gran parte de su reinado, el público parece haberle dado la espalda a los ex-campeones, en favor de un Randy Orton cuya trayectoria sobrepasa su paso esta vez por el lado rudo y lo consolida como el verdadero líder de la marca azul, en ausencia de John Cena. Otro factor destacable fue que Bray Wyatt, uno de los mejores personajes nacidos al alero de la WWE en la última década, por primera vez se ciñó el cinturón de Campeón en cualquier categoría, algo histórico para un luchador que ha tenido grandes rivalidades desde su llegada a la WWE. Buena lucha pese a su duración y a la ausencia de sorpresa en el resultado final.

Foto: WWE.comNikki Bella venció a Carmella en Lucha sin descalificación. Empezando el sentido extremo de la noche, dos chicas con un feudo de varios meses atrás demostraron que pese a que SmackDown está un peldaño más abajo de RAW en la División femenina, también es cierto que la competencia es mucho más pareja que la que se da los Lunes en la noche. Aunque el combate estaba repetido, éste sirvió para poner punto final al feudo, de una manera poco usual que incluyo palos de Kendo y un extintor. Tal cual como decíamos recién de Orton, la Bella es la líder natural del segmento femenino de SmackDown y seguramente estará pronto rondando el Título. En cuanto a Carmella, entregó un digno combate, lo que seguramente la tendrá en la pelea también en el corto plazo. Buena aproximación a los combates posteriores, donde sí se cumplió la estipulación designada.

Foto: WWE.comThe Miz venció a Dolph Ziggler en Lucha de escaleras reteniendo el Campeonato Intercontinental. El intermedio que significó Survivor Series para esta rivalidad, sin duda benefició a los dos luchadores, en pos de superar los combates que ya previamente habían tenido por el segundo cinturón en importancia en SmackDown. Luego de perder el Campeonato, Ziggler desapareció para supuestamente atacar con todo para recuperar el cinturón que lo puso de vuelta en la palestra de la WWE. Sin embargo una victoria del Miz absolutamente limpia, dejarán muy rezagado a un Ziggler que siempre ha sido favorito de cara a Royal Rumble. En cuanto al Miz tendrá que empezar un nuevo feudo que dado lo sucedido en el pasado y el resultado del Kickoff, pudiera ser la oportunidad de Apollo Crewes que solo ha dado tumbos desde que llegó desde NXT. Muy buena lucha de casi media hora, pero que tuvo al público al borde del asiento en todo momento.

Foto: WWE.comBaron Corbin venció a Kalisto en Lucha de sillas. Aunque en el papel se mostraba como la Lucha más débil del cartel principal, lo cierto es que lo mostrado por Corbin y por el diminuto luchador mexicano, puede estar en el recuento de los mejores momentos del año. Sabemos que Baron no es un técnico, por lo que Kalisto tuvo que adecuarse a una lucha que escapa a sus principales características, donde la estipulación le vino de sobremanera adecuada a las posibilidades del latino, quien estuvo apunto de ganar en variadas ocasiones, pero fue superado por la carrera ascendente de Corbin, que luego de ganar la batalla de André el Gigante en Wrestlemania, apunta a superar eso en una nueva edición de este evento. Para Kalisto las alternativas parecen limitadas en una marca donde los cruceros no tienen cabida y quizás sea una buena opción llevarlo a RAW. Buena utilización de las sillas en todo momento del combate. Ojo con el ascenso de Corbin.

Foto: WWE.comAlexa Bliss venció a Becky Lynch en Lucha de mesas ganando el Campeonato Femenino de SmackDown. Pese a los entretenidos combates que se habían desarrollado a esta altura del evento, faltaba la sorpresa que consolidara un buen evento y que mantuviera la atención sobre el evento principal. Al momento de la separación de marcas, pocos podían apostar que Alexa Bliss sería en algún minuto la encargada de liderar la División femenina: Con poco protagonismo en NXT, en relación a las féminas principales y con una lengua venenosa, pero con un cuerpo de muñeca, parecía que las luces se centrarían en las más veteranas. No podemos decir tampoco que Bliss posee una gran técnica, pero ya su presencia de tú a tú con una conocida de la industria como Lynch, le asegura al menos la posibilidad de tener el cinturón por un tiempo. Becky no quedó bien parada, pero sin duda la revancha podría asegurarle un inédito segundo reinado, en una lucha desesperada por ponerse a nivel de RAW en esta División. Por lo menos ya ganaron al lograr que Becky atravesara la mesa, algo que Charlotte y Sasha no pudieron hacer.

Foto: WWE.comAJ Styles venció a Dean Ambrose en Lucha TLC reteniendo el Campeonato Mundial de la WWE. Muchas situaciones se dieron en el transcurso del combate que pudieron decidirlo para uno u otro lado, pero sin embargo el papel de James Ellsworth en la rivalidad principal de SmackDown da para un segmento aparte (de hecho lo tendremos en esta columna). Anticipada también como la batalla que pondría fin al feudo y las oportunidades de Ambrose sobre un cinturón que parecía sostener por mucho tiempo, ambos no se guardaron mucho al momento de salir al ring donde se enfrentaron por más de media hora. A pesar de que el resultado no era sorpresa y de la ya anticipada presencia de Ellsworth en la previa a todo el evento, el hecho que traicionara a Ambrose, sin consecuencias inmediatas pone a este desconocido luchador en la palestra para hacer historia en WWE, donde todo podría pasar. Buen final del evento, donde las consecuencias quedan tan poco claras como el futuro de AJ Styles en cuanto a su oponente en Royal Rumble y ya pensando en Wrestlemania.

¿Qué te pareció el evento?

@gustalbo

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X