Análisis de Wrestlemania 29: ¿La WWE está en crisis?

Cuando se recuerde este evento en el futuro, se verá como una transición entre el muy buen Wrestlemania XXVIII y el trigésimo aniversario de este PPV.

Guía de: Lucha Libre

Creo que era claro: El nivel planteado en la edición número 29 de la “Vitrina de los Inmortales” no alcanzaba la expectación que causó la edición pasada, lo que muestra a las claras un descenso sostenido en la calidad del espectáculo proporcionado por la WWE en el último año. Las razones parecen ser muchas, aunque las principales apuntan a dos factores: la baja renovación en las super-estrellas (es cosa de revisar los nombres que protagonizaron los tres eventos principales) y el nefasto cambio de formato del programa principal de la empresa Monday Night Raw a tres horas de duración. Esto último en vez de traducirse en mejores luchas e historias, se convirtió en interminables comerciales y repeticiones de promos y otras cosas mas que muchas veces dejan a la gente extenuada y aburrida.

Pese a esto, el evento no estuvo aburrido ya que hubo momentos altos, y en general siento que los tiempos se manejaron muy bien en cada lucha. Vamos a los resultados.

Foto: wwe.com

Pre-show. The Miz gana a Wade Barrett ganando el título Intercontinental: El pasado del “Asombroso” como campeón máximo lo ha transformado en el mejor de las estrellas medias del roster. Creo que últimamente se ha mostrado un avance en cuanto a su presencia y técnica. En cuanto a Barrett, su reinado fue de los mas bajos del último tiempo y no dejó muchos momentos para recordar, sin embargo creo que al inglés no le dieron la oportunidad de lucirse mas con su presea.

Foto: wwe.com

The Shield le ganó a Randy Orton, Sheamus y Big Show: Una de las luchas esperadas, abrió el espectáculo principal y, como desde su llegada, The Shield no desentonó, aprovechó el poco fiato de sus rivales y los hizo parecer débiles. La situación pinta nuevamente muy mala sobretodo para Randy Orton, ya que al menos sus compañeros fueron campeones el año pasado, en el caso de la víbora hace al menos dos años que está lejos de la órbita del título. La pregunta en todo caso aún persiste: ¿Cuál es el futuro para The Shield?

Foto: wwe.com

Mark Henry derrotó a Ryback: El análisis de Ryback el último año es sencillo: de pelear en una demostración de fuerza con luchadores locales (lo que hizo el último Wrestlemania), pasó directamente al main event y a las luchas por el título y se enfrentó mano a mano con el grupo más fuerte que ha llegado el último tiempo a la WWE. En el caso de Henry, tuvo un largo tiempo de descanso donde se le dio mas retirado que activo y volvió solamente para probar su fuerza. Con este pequeño análisis no se entiende mucho el por qué del resultado, dejando como débil al personaje mas fuerte del último año y fuerte a un ex-campeón cercano al retiro. En todo caso lo realizado por Ryback al final seguramente llevará a una revancha en Extreme Rules.

Foto: wwe.com

Team Hell NO! venció a Dolph Ziggler y Big. E. Langston reteniendo el Campeonato en Parejas de la WWE: Nunca quedó muy claro el por qué de esta confrontación. Sin embargo en su comienzo parecía la “venganza” de Daniel Bryan de lo sucedido con AJ en el último Wrestlemania. No obstante esta situación duró lo mismo: 18 segundos. Esta lucha deja puros perdedores: El Team Hell NO no gana nada venciendo a una pareja que no lucha junta (ya se nota un desgaste en su historia por la falta de rivales); Ziggler no ganó nada ya que debería haber sido una mera figuración para canjear el maletín mas adelante en la cartelera y Langston no ganó nada debido a que no pudo demostrar su fuerza sin duda superior. Un relleno poco sustancioso.

Foto: wwe.com

Fandango le ganó a Chris Jericho: No es nueva la instancia para Jericho, la de “levantar” a un nuevo luchador y él lo hace como ninguno. Este “debutante” Fandango mostró que es el elegido para abrir las puertas a una nueva dotación de talento, ganando a un ex-campeón mundial indiscutido. De acuerdo o no, es la única forma que se integren talentos al roster, generando un importante y necesario recambio generacional en la WWE.

Foto: Wwe.com

Alberto del Río retiene su Campeonato Pesado ante Jack Swagger: Flaco favor le hace la WWE al Patrón al enfrentarlo a un rival tan plano como aburrido. Sus apariciones rayan en lo soporífero y la figura de su amigo Zeb Colter no ayuda mucho a mejorar su llegada. Creo que Del Río ha mejorado bastante su compenetración al público y micrófono el último año, así como también el nivel de compenetración que logra Ricardo Rodríguez. Creo que la WWE apostó a una fórmula conocida (el patriotismo), pero que no pudo (o no supo) ser llevada por Swagger y Colter a la confrontación. Creo que el futuro de Swagger está muy en entredicho en la WWE.

Foto: WWE.com

Undertaker le ganó a CM Punk ampliando su racha a 21-0: Como les mencionaba anteriormente, no hay título más grande en Wrestlemania que enfrentarse a la racha del “Hombre Muerto”. En este caso y contrario a lo sucedido los últimos cuatro años, el Undertaker tuvo que enfrentarse con un Heel de tomo y lomo: CM Punk, quien se cansó de sonsacarlo con el fin de que pudiera caer en una descalificación o en un conteo fuera. Si bien careció de la emotividad de las luchas con Triple H y Shawn Michaels, esta lucha se convirtió en el momento mas candente de la noche, donde se enfrentaron dos generaciones y dos formas de ver la lucha completamente diferentes, lo que enfrentó en el estadio y seguramente (como lo pude percibir personalmente) en los lugares donde se vio el evento.

Foto: WWE.com

Triple H venció a Brock Lesnar en un No Holds Barred Match: la emotividad de la noche, la puso el enfrentamiento de estos dos colosos en el ring como revancha de lo sucedido en SummerSlam, donde Triple H se vio humillado ante el coloso de Lesnar. La lucha se realizó como cualquiera donde participe Lesnar: un dominio incontrarestable de parte de este con chispazos por parte del Juego. Cuando ya se empezó a ver a un Lesnar cansado y agobiado se empezó a ver lo mejor de la lucha: la participación externa de Heyman y Michaels y por otro lado la recuperación milagrosa del “rey de reyes” para poder vencer a Lesnar, cuyo futuro está en duda por su alto valor monetario. En cuanto a Triple H, es dudoso que vuelva al ring tiempo completo, pero al menos su carrera se ha salvado hasta otra ocasión mejor.

Foto: WWE.com

John Cena venció a The Rock consiguiendo el Campeonato de la WWE: Sin duda el análisis de esta lucha no puede compararse con el ocurrido hace un año atrás. Claramente el publicitado combate que se daría una sola vez en la vida, perdió la mitad de su encanto al tener esta revancha. Y eso partió desde el comienzo de esta renovada rivalidad, la cual no tuvo ni el tiempo ni la intensidad de la anterior, se basó en promociones y bravatas varias y no mostró el potencial de entretener de ambas superestrellas. La lucha en sí partió en extremo lenta, como si la Roca hubiera sentido sus anteriores luchas con Punk, claro que Cena, quien debería llevar el peso de la pelea, tampoco aportaba mucho para darle rapidez al trámite. Luego, se dio un festival de movimientos finales de ambos luchadores que prendió el ambiente y terminó con la situación mas esperada: la victoria de John Cena, que nivelará una de las rivalidades más esperadas y publicitadas de la historia de la WWE. Habrá que ver cómo se desarrolla un nuevo reinado de Cena (el número 11), en cuanto a la baja cantidad de estrellas que pueden retarlo.

¿Y ustedes que opinan del evento?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X