Inicio » Lucha Libre » Biografía

Guía de: Lucha Libre

Me llamo Gustavo, vivo en la V Región, tengo 32 años y soy Ingeniero Comercial de la Universidad Católica de Valparaíso. Soltero, pero premiado con un hijo de 5 años, que es mi viva imagen. En cuanto a mi trabajo, lo hago de manera independiente, principalmente en proyectos relacionados con emprendedores, ahí hago mis tareas laborales y también un trabajo social importante ayudando a un segmento con menos oportunidades.

El resto de mi vida, la del ocio, se divide en dos: Soy futbolero, como el 99% del público masculino chileno y colocolino desde la cuna, aún cuando no sea la “moda” actual, también ocasionalmente lo practico, sin mucho éxito de todos modos.

La segunda parte es el por qué de este desafío, desde que tengo uso de razón veo y disfruto de la lucha libre. Me costó mucho aceptar (pese a las veces que me lo dijeron) que se trataba de un espectáculo y no algo real. Creo que después de ver a un luchador ser golpeado con sillas, mesas, escaleras y alambres de púas, recién entre en razón. Sin embargo, creo fervientemente en que la lucha libre es como una teleserie, un espectáculo bien montado con un toque de violencia y hombres y mujeres ligeros de ropa que todo/as disfrutamos.

Partí viendo en UCV un programa los sábados en la tarde (era difícil ya que tenía un solo televisor que pasaba prendido con “Sábados Gigantes”, pero de alguna forma me las arreglaba), acá conocí leyendas como Jeff Jarret y Tom Prichard y un enmascarado que se hacía llamar “El Patriota” que nunca pude identificar quien era. Seguí cuando recién llegó el cable a mi casa con el canal USA y los comienzos de la era Attitude, acá vi el primer SmackDown y presencié el comienzo de estrellas como la Roca o Stone Cold. Posteriormente en La Red, Chilevisión y UCV, sin embargo con la llegada de la banda ancha todo lo puedes seguir en Internet y tener aproximadamente 20 horas semanales de espectáculo luchístico. Aparte de todo lo anterior, pertenezco al @TeamWWEChile (en Facebook y Twitter) que funciona 24/7 con noticias y entretención.

Tú que lees te preguntarás, ¿Por qué este hombre de 32 años aún disfruta de esto?, creo que todos tenemos un niño interno que nunca muere. Algunos lo mantienen vivo coleccionando cosas, otros jugando con autos (ahora de verdad) y otros jugando a la pelota tal cual como lo hacían a los 10 años. Mi niño interno parece que es mas grande (como yo), ya que aparte de la pelota aún disfruta del principal deporte espectáculo del mundo.