Chris Benoit: La dramática historia que enlutó a la WWE y aún tratan de olvidar

Uno de los mejores luchadores de su generación, y un escándalo que pese a los años no se ha podido olvidar.

Guía de: Lucha Libre

Fue el 24 de junio del año 2007 cuando se comenzó a saber la noticia.

Chris Benoit, quien una noche antes debía presentarse en el evento Vengeance para luchar por el título vacante de la ECW contra CM Punk, aparecía muerto junto a su esposa Nancy, y su hijo Daniel, en su casa en Virginia.

La conmoción no se hizo esperar. 24 horas antes, el canadiense avisaba que por enfermedad no llegaba al evento, por lo cual fue reemplazado por John Morrison.

Las pericias iniciales indicaban un triple asesinato luego que la familia fuese tomada rehén por terceros no identificados.

benito

El Homenaje

Una semana antes de los hechos, la WWE partía con un storyline donde el dueño de la empresa, Vince McMahon era asesinado con una autobomba.

Obviamente ante una arena vacía, se hizo un programa especial de Raw, donde el mismo McMahon, anunciaba un tributo a Benoit, su legado como luchador, y su historia, desechando la historia televisiva que marcaría el verano en Estados Unidos.

Fue así como muchos luchadores en testimoniales daban sus condolencias al luchador fallecido.

La dolorosa verdad

No pasaban 24 horas de este programa, y la policía revelaba que Benoit había asesinado a su esposa Nancy, para luego 12 horas después asfixiar hasta la muerte a su hijo Daniel, y posteriormente quitarse la vida ahorcándose con una máquina de pesas.

El escándalo no tardó en llegar a los camarines de la WWE, donde el nombre del luchador pasaba a ser un tabú, y sus luchas y menciones quedaban completamente censuradas hasta el día de hoy.

Es así como su victoria en el Royal Rumble 2004, y posterior victoria contra Triple H y Shawn Michaels, por el World Heavyweight Title, en el main event de Wrestlemania XX quedaban borrados del historial de la empresa.

El historial médico que remeció a la industria

Luego de una larga investigación forense, se llegaba a la conclusión que Benoit sufría de demencia en estado severo, producto de una serie de contusiones cerebrales que tuvo a lo largo de su carrera, y que si bien fueron detectadas por la WWE, no sólo nunca se le dio al luchador el descanso apropiado para recuperarse, sino que a esas alturas el debería haber estado retirado del ring por el daño cerebral sufrido.

El antecedente generó una ola de despidos en la empresa de lucha y un férreo control médico a los luchadores, en todo lo relativo a las lesiones neurológicas, además de forzar a estilos de pelea más seguros para la cabeza, quedando varios movimientos y prácticas (ejemplo golpes con objetos en la cabeza) como prohibidos y sujetos a multa para quien los practicara.

La teoría conspirativa

Existen varios elementos en la historia que han puesto en duda la veracidad de los hechos, desde un cambio de fecha en Wikipedia donde se detallaba la muerte del luchador horas antes que ocurriera, y que según las investigaciones fue realizado desde las oficinas de la WWE, hasta mensajes de texto del luchador a cercanos donde el decía que lo estaban siguiendo y temía por su vida.

Lo cierto es que ninguno de los puntos hasta ahora han podido borrar la dramática verdad oficial.

La historia de Benoit y su familia es un drama por donde se analice. Se han cambiado políticas de bienestar de la industria de la lucha libre a raíz de este caso. Pero lo más terrible queda, uno de los luchadores más talentosos de su generación será recordado por las atrocidades de un hecho que le quitó la vida a una mujer y su hijo.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X