Extreme Rules 2013: ¿Comienza una nueva etapa?

En un evento donde el grupo The Shield ganó todo, los eventos principales también estuvieron a la altura.

Guía de: Lucha Libre

Nuevamente la WWE, tal como el año pasado, lanza toda la carne a la parrilla en un evento que no tenía mucha expectativa, principalmente por las ausencias de CM Punk y Dolph Ziggler quien tuvo que bajarse a última hora por una contusión. Sin duda el hecho de ser un PPV con características de extremo, permite que la gran mayoría tenga momentos dignos de ser recordados en un recuento de fin de año.

Vamos con los resultados:

Foto: wwe.com

Preshow: The Miz venció a Cody Rhoades. Como hablamos en los pronósticos, se trataba de una lucha que trató de prender el ambiente previo al evento principal. Sin embargo aparte de las clásicas movidas de estos rivales, se trataba de una lucha (tal vez la única en todo el evento), que no tenía ninguna motivación ni feudo previo. En definitiva, ganó el Miz porque sin duda la empresa lo tiene siempre al aguaite por si alguna estrella mayor cae y tiene que tomar su lugar. En cuanto a Rhoades, es un talento más que se está perdiendo.

foto: wwe.com

Chris Jericho ganó a Fandango: Mucho baile y poca acción fue lo que marcó este feudo luego de Wrestlemania, dado el último resultado entre ambos, se creyó que lo mas probable sería que nuevamente el triunfo fuera para el bailarín (cuya popularidad repentina parece bajar), todo eso acompañado de que nunca se sabrá hasta cuando Y2J nos deleitará con su presencia antes de volver a su lucrativa carrera como cantante. Sin duda es una alegría errar en el pronóstico, ya que una nueva pérdida de Jericho indicaría su pronto (y quizás último) retiro. Lo mas probable que su feudo siga hasta Payback.

foto: wwe.com

Dean Ambrose venció a Kofi Kingston convirtiéndose en el Campeón de los Estados Unidos. Desde que se hizo con el campeonato de los Estados Unidos dos semanas después de Wrestlemania, se podía inferir que el reinado de Kofi Kingston sería uno de transición, debido a que se notó en los programas siguientes que no había ninguna historia ni feudo preparado para el moreno. De todas formas,  resultó una sorpresa que este fuera el primer título escogido para que The Shield pusiera sus manos en él, debido al poco prestigio que ha mantenido con sus últimos campeones y lo desvalorizado que está. Es de esperar que el nuevo campeón, le saque brillo a la presea, paseándola por los eventos principales.

foto: wwe.com

Sheamus venció a Mark Henry en una lucha de correas. Desde mi punto de vista, fue la lucha que decepcionó en la noche, tanto por su evolución como por su resultado final. Una lucha de este estilo da muchas posibilidades en su desarrollo, el cual solo se hizo en torno a como estiraban cada uno las correas y al final se resolvió con la patada del irlandés. En la mesa de comentaristas JBL (quien protagonizó una de miedo con Eddie Guerrero en el pasado), no puede haber estado muy contento. Extraña también la pérdida de Henry quien parecía estar recibiendo un push importante en los shows previos.

foto: wwe.com

Alberto del Río venció a Jack Swagger en una lucha I Quit por convertirse en el retador número 1 al campeonato Pesado. La lucha mas complicada de armar de la noche, ya que se cambió en el último minuto, sorprendió en cuanto a que entregó bastante mas acción que la realizada hace mas de un mes en el evento mas importante de todos. Sin duda, el hecho de ponerle como estipulación el I Quit hizo mas interesante su desarrollo. Punto aparte merece que la WWE se pone al día respecto a otros deportes en relación a ocupar la repetición instantánea para ayudar a los árbitros. Sin duda de tenerla antes cosas como la “Traición de Montreal” no hubieran ocurrido (sepa apreciar el sarcasmo estimado lector).

foto: wwe.com

The Shield venció al Team Hell No! ganando el campeonato en parejas. Para esta lucha, se eligió el modelo “Tornado” que es donde el grupo The Shield se maneja de mejor manera. Se trabaja y se nota semana a semana en que cada integrante del grupo entre en el momento preciso en donde su compañero (y aunque ahora no estaba Ambrose) se encuentra en problemas. Se debe hacer mención y un pequeño homenaje al Team Hell No!, quienes no sabremos si seguirán juntos, pero llegaron en un momento donde la categoría se encontraba en el suelo y poco a poco fueron cobrando relevancia, entregando momentos entretenidos y para recordar.

foto: wwe.com

Randy Orton venció al Big Show en un combate de reglas extremas. Sin los eventos principales que nos mostró este evento, sin mucha discusión este combate podría meterse en lo mejor que nos trajo Extreme Rules. Claro, este combate le dio el nombre al evento al ser el único bajo reglas extremas (que no significa nada mas que es un combate sin descalificación donde todo está permitido). Hubo buen uso de los elementos externos y justo cuando parecía que el Show se llevaba el combate, apareció el Randy Orton que conocemos, pero que se perdió en el algún lado de esta era PG. Por una noche y en su casa, revivió la patada al craneo que “lesionó” a tantas estrellas en el pasado, reviviendo una etapa sin duda mucho mejor para el mismo Orton.

Foto: wwe.com

John Cena y Ryback terminaron sin resultado por el Campeonato de la WWE. Cuando se presentó esta lucha, mi pensamiento fue que solo se trataba de una lucha de transición para que Cena pudiera lucirse nuevamente en reglas extremas y que Ryback (dada su derrota en Wrestlemania), se transformaría en la “carne de cañón” perfecta para que esto se realizara. En cuanto al desarrollo de esta lucha y sobretodo el final, debo decir que me sorprendió. Por un lado, al parecer este Cena campeón nuevamente está pudiendo despertar a las masas que se agrupaban contra él y por otro lado Ryback, un novato en este tipo de luchas (al menos en eventos masivos), parecía moverse como un pez en el agua en este complicado escenario a todo lo que Cena le planteó. El final, con Ryback abandonando complicado, pero de pie y Cena en camilla, da de todas maneras una continuación hasta PayBack, donde con ese nombre, no sería nada de extraño ver a la bestia abandonar el ring con el título máximo en sus manos.

foto: wwe.com

Brock Lesnar venció a Triple H en una lucha en Jaula de Acero. Cuando aventuramos que este sería el evento principal de la velada, no fue algo al azar ya que era la pelea que por los antecedentes previos se veía como la mas importante del día. Por un lado Lesnar, quien desde su retorno a la WWE, ha tratado por todos los medios de sobresalir como la figura mas dominante en la compañía, eso incluso sobre la gente que dirige (McMahon y compañía). Al frente tenía a Triple H, quien se enfrentó al monstruo ya en una lucha muy personal. Lo hemos dicho antes, una lucha así no puede tener la rapidez y técnica de hace diez años cuando ambos se encontraban en la plenitud de forma. Eso hizo que existieran momentos muy desprolijos (como la lesión de Lesnar) y otros brillantes como el último F5 puesto por Lesnar. Pese a que Lesnar se alzó como el ganador quedan dos cosas para rescatar: la calidad de luchador de Triple H, quien usó llaves que no son su especialidad y las puso como experto, y por otro lado lo comprometido que está con su negocio (la WWE), primero entregando su feudo con el Undertaker y ahora lo mismo con Lesnar. Veremos cual es el futuro del asesino cerebral.

¿Que les pareció el evento?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X