Leyendas de la Lucha: Bruno Sammartino, el legado inolvidable del caballero de los rings

Hace poco más de un año nos dejó, a los 82, al no resistir una operación al corazón. Revisemos la vida del padre de la lucha libre.

Guía de: Lucha Libre

Bruno Sammartino

Bruno Sammartino

Tal como el fútbol tiene a un Di Stefano, y el baseball a su Babe Ruth, el wrestling tiene en Bruno Sammartino a su ícono histórico.

El luchador nacido en Pizzoferrato, Bandera de Italia Italia el año 1935, tuvo una carrera de 28 años en los rings (1959-1987), desempeñándose en marcas como Capitol Wrestling, World Wide Wrestling Federation y la World Wrestling Federation (posterior WWE) donde concretó su retiró a los 53 años de edad.

El “Superman Italiano” como era conocido, no basó su legado en un talento rutilante en el ring, sino más bien en el hecho que fue uno de los primeros powerhouse conocidos y afamados en la industria, con finishers como el Bearhug y el Hammerlock que, si bien hoy son parte accesoria del move set de un luchador, en esa época eran sinónimo de fuerza bruta.

Sammartino, a su vez, perteneció a una casta de luchadores donde los esteroides y anabólicos, no sólo no se usaban, sino que eran mal vistos dentro de los rings, una época donde la lucha era un deporte a lo “mero macho”, donde los títulos respondían a calidad atlética, más que a un guión elaborado que predeterminaba quien saldría con el triunfo del cuadrilátero.

 

Por lo mismo, su amor por la lucha, debió balancearse con el desencanto que le provocó la comercialización y masificación del wrestling como un espectáculo, que a medida que conseguía sponsors y contratos televisivos, se volvió más plástico. Esto lo llevó a su principal cruzada al momento de su retiro que fue el mantener al espectáculo deportivo libre de drogas en el ring.

Este hecho puntual, lo distanció de la WWE por 25 años, al punto de negociar su inclusión al Salón de la Fama el año 2013, condicionándolo a conocer las políticas antidoping de la Compañía, con el fin de decidir si sería rostro embajador de la marca o no.

La leyenda viviente, entre sus logros tuvo, ser mejor luchador del planeta en el año 1974 según Cagematch, de tener feuds memorables con Billy Graham y Larry Zbyszko, además de estar en el Camino de la Fama del mítico Madison Square Garden. Ahora, todo eso no se compara con el logro de haber tenido el título mayor de la WWF por 2803 días, récord que hasta el día de hoy ningún luchador ha sido capaz de emular, ni acercarse.

Fallecido el el 18 de abril de 2018 a los 82 años, Bruno Sammartino, para muchos fue un luchador que representó los mejores valores del wrestling, y además fue un caballero dentro y fuera del ring, que hasta el último minuto de su vida despertó en sus pares el mayor de los respetos, algo que es mucho más difícil de lograr que la admiración.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X