Inicio » Lucha Libre » Equipo

Lucha libre, la WWE y Revista Playboy, nexo sensual

Si algo ha caracterizado a la WWE es una estrategia de alianzas con otras empresas que muchas veces da dividendos a todas las partes. Esto es en parte lo que pasó entre la WWE y Playboy.

Portada

Si piensan que la lucha libre son puros adictos a los esteroides envueltos en impresentables zungas con un grupo de seguidores religiosos que por algún desvío, que sólo Sigmund Freud puede explicar, encuentran todo esto entretenido, tienen toda la razón del mundo.

Pero también están las mujeres que nos hacen creer que saben luchar cuando en el 90% de los casos simplemente son ensiliconadas modelos que lo único que saben hacer bien es mover de forma satánica lo que Dios les mandó al mundo. No les voy a negar, por más que alego sobre esto, también lo agradezco.

Bueno, entre 1999 y el año 2008 una alianza entre la WWE y la Revista Playboy premiaba el “talento” de estas chicas con la portada de la revista, edición que hasta el día de hoy generan devoción religiosa entre los fans de la lucha.

Revisémoslas:

1999 – Rena Mero; La primera: También conocida como Sable, ella fue la primera en imponer este innovador concepto donde da lo mismo que tengas 0 talento, mientras seas bien dotada.

2000 – Joanie Laurie; La polémica: Da lo mismo que seas fea y amachotada, la también conocida Chyna Doll no sólo logró ser portada de Playboy (dos veces), sino que protagonizo un polémico video XXX con su marido Sean Waltman y hoy se dedica a la prostitución premium.

2003 – Torrie Wilson; La bomba erótica: La Wilson siempre fue material para TODO tipo de ángulos subidos de tono en la WWE. Desde sugerencias de encuentros sexuales con algún luchador, hasta notables escenas lésbicas con varias luchadoras. Digamos que su paso por Playboy fue como un día de trabajo cualquiera para ella.

2004 – Torrie Wilson y Rena Mero; La fantasía Geek: Los dos mayores íconos sexuales de la historia de la lucha libre, en una sólo portada. La Joven y la madura. Maradona y Pele juntos. Que más decir.

2005 – Christy Hemme; La Colorina: La primera ganadora del Divas Search (concurso que nos regalaba pésimas luchadoras, pero mujeres muy atractivas) se encargó con su edición de Playboy de mantener el gran misterio de las colorinas (si son 100% colorinas) en el más absoluto secreto.

2006 – Candice Michelle; La hija ilustre: La Michelle es la primera luchadora que pasó de Playboy a la WWE para volver consolidada. También debe ser la única que logró un nivel de lucha que rozó lo mediocre (las otras no llegaban ni al pésimo).

2007 – Ashley Massaro; La rebelde: Con su look con piercings y ropa urbana la Massaro nos intentó vender una apariencia rebelde que sólo se compraba ella y su productor de imagen. Da igual, se ganó una merecida portada en Playboy.

2008 – Maria Kanellis; La tonta buena: María siempre jugo el roll de tonta en la WWE. Era la entrevistadora que preguntaba puras estupideces a los luchadores, y seguía en pantalla por atractiva. Bueno, esa misma tontera que la llevó a jurar que nunca posaría en Playboy, la hizo terminar en la portada ante una buena oferta monetaria. “Tonta, pero no…” como dice el dicho.

Bonus Track; Maryse Oullet y Tifanny: No les alcanzó para ser portada, pero sus apariciones se agradecen.

Y ustedes..¿a cuál de las actuales luchadoras les gustaría ver adornando la portada del a Revista Playboy?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X