Múltiples de acusaciones por acoso y abuso sexual afectan a la WWE y otras empresas de lucha

Varios luchadores están bajo investigación e incluso ya han habido despidos.

Guía de: Lucha Libre

jack gallagher
El mundo de la lucha libre a nivel mundial está sufriendo una de sus crisis más severas, desde los escándalos de esteroídes en los 90s.

Este luego que desde el jueves pasado, irrumpiera a través de redes sociales el movimiento #SpeakingOut, donde hombres y mujeres han salido a denunciar a luchadores por acoso, abuso sexual e incluso pederastia, contando sus historia con nombre y apellido.

Dentro de los luchadores mencionados están Jim Cornette, Matt Riddle, Velveteen Dream, Rich Catlado, David Starr, Dave Crist, Rob Feinstein, Will Ospreay, Mark Haggerty, Kirk White, Jimmy Havoc, Trent Seven, Marc ‘Paz’ Parry, Wolfgang, Dave Lagana, Jordan Devlin, Jack Gallagher, Byron Wilcott, Kongo Kong, Scotty Davis, Justin Roberts, Bull James, Travis Banks, Ligero, Joey Ryan y Sammy Guevara entre otros.

La respuesta de las empresas no se ha hecho esperar. La WWE por su lado emitió un comunicado que dice lo siguiente:

Los individuos son responsables de sus propias acciones. Pese a esto, la WWE tiene tolerancia cero a hechos que incluyan violencia doméstica, abuso de menores, y asalto sexual.
Al momento de existir un arresto por este tipo de conductas, un talento de la WWE será inmediatamente suspendido, y en caso de probarse esta conducta, será desvinculado.
La habilidad de la Compañía de multar, suspender o desvincular a nuestros talentos, no estará limitada en caso de que se nos presente directamente evidencia incontrarrestable de las conductas expuestas

Luego del comunicado, desvincularon inmediatamente a Jack Gallagher por las acusaciones recibidas y pusieron bajo investigación a Velveteen Dream, Wolfgang, Jordan Devlin, Ligero y Trent Seven.

Distinto es el caso de Matt Ridlle, quién estaría siendo acusado por una ex pareja que lo viene acosando desde hace unos años, y él, su familia y su abogado habrían presentado evidencia que prueban su inocencia, además de haber comunicado la situación a la Compañía desde el momento en que fue contratado hace poco más de dos años, además existen acciones legales presentadas por el acusado desde el año 2019.

En tanto, muchos luchadores y luchadoras han expresado su apoyo a las víctimas de estos hechos a través de sus redes sociales, generando una ola de respeto y solidaridad frente a las acusaciones que se están dando:

Para todos los que están #SpeakingOut, gracias. Sus voces son escuchadas, su valentía es inspiradora y está forzando un cambio positivo que remodelará nuestro negocio por generaciones.

Imaginen la lucha libre sin todas estas maravillosas y talentosas mujeres lo suficientemente valientes para tratar. Te escuchamos, te vemos, te amamos, y estamos acá para ti. Cuando estés cómodo y sea tu minuto, por favor #SpeakingOut. Estarás ayudando a cambiar el mundo.

Orgullosa de todos los que están #SpeakingOut ahora. Son todos tan valientes y tienen mi apoyo condicional. Aplaudo y empatizo con ustedes. El mundo necesita hacerlo mejor. ¡Traten a la gente como seres humanos! Con amor, gentileza, decencia y apoyo

Rezo para que nuestra industria se deshaga de estos depredador y abusadores. Para todos los que han sido valientes para contar su historia, estoy tan triste que hayan debido pasar por esto.#SpeakingOut

Realmente admiro a todos quienes están compartiendo sus historias. Todo lo que deseo es poder ayudar a alguien en esta situación, cosa de prevenir que estas cosas vuelvan a ocurrir en esta industria. Estamos para ustedes. Mi corazón está con ustedes.#SpeakingOut

Estoy recién leyendo en redes social y Wow. Ver a tanto de ustedes hablando de estos asquerosos seres humanos me hace triste, pero también orgullosa de que estén contando sus experiencias e historias. Sigan usando su voz. Los amamos y tenemos sus espaldas.#SpeakingOut

La ola de acusaciones ha llegado al punto de destapar redes de encubrimiento y protección de luchadores abusadores, además de sanciones y censuras a luchadores que intentaron denunciar hechos que presenciaron o sufrieron.

El terremoto producido por este movimiento que hasta ahora sería de orígenes orgánicos, recién comienza, y tal como la crisis de los esteroídes en los 90s, o la generada por la muerte de Chris Benoit y los golpes en la cabeza, acá la industria debe realizar cambios profundos y drásticos a un negocio que tiene cada día una mayor presencia de mujeres con tanto o más talento que sus pares masculinos.

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios