SmackDown celebra 15 años: Estos son los 5 mejores momentos de su historia

Pese a que fue creado como un complemento de RAW, SmackDown ha tenido una serie de eventos imposibles de olvidar.

Guía de: Lucha Libre

Luego del éxito de RAW, y en plena lucha contra la WCW, la WWE necesitaba potenciar su oferta televisiva ante el gigante dirigido por Ted Turner y Eric Bischoff. Para lograr ese efecto, se creo un programa que fuera a competir directamente contra Thunder, que marchaba solito las noches de los Jueves, quedándose con toda la audiencia de un público ávido de las historias y como se desarrollaba esta feroz competencia. El 26 de Agosto de 1999, nacía SmackDown haciendo honor a una palabra muy usada por The Rock en ese entonces, que demostraba el objetivo de la WWE en la Era Attitude: destrozar a los rivales.

Luego de la desaparición de la WCW, SmackDown fue perdiendo terreno en relación a su hermano mayor RAW, que se llevaba las mejores estrellas y las confrontaciones más interesantes. Sin embargo, el show “azul” se fue transformando en un interesante semillero de nuevas figuras además de por años ser el nicho de una forma de lucha más técnica. Actualmente SmackDown ha recuperado un poco de terreno, relegando un poco dicho rol de potenciar figuras, ahora en manos de NXT.

Revisemos los cinco mejores momentos de la historia de SmackDown.

5. Stone Cold destruye el DX Express. 27 de Abril de 2000. En pleno dominio de la facción McMahon-Helmsley, que se asemeja mucho a la actual “Autoridad”, Triple H y Stephanie habían conseguido el concurso de Shane y Vince McMahon para lograr el dominio total de la WWE. Sin embargo, no tomaban en cuenta que en su contra se cernían los poderes de las estrellas más importantes del momento: The Rock y sobre todo Stone Cold Steve Austin, quien destruiría el medio de transporte de DX, colocando nuevamente un blanco en su espalda.

4. Trabajo duro, lealtad y debut. 27 de Junio de 2002. La era de la Ruthless Aggression empezaba a tomar cuerpo y buscaba sus líderes para el futuro. Mientras Brock Lesnar tomaba ventaja, a mediados del 2002, Kurt Angle se consolidaba como una de las figuras que mantendría su impronta que ya tenía en la era anterior. Tal vez nunca se imaginó que sería protagonista del debut de una de las principales figuras de la última década y quizás de la historia de la WWE: John Cena.

3. La Traición. 26 de Agosto de 1999. Por los primeros años, SmackDown fue conocido como el show de La Roca, y era común verlo los viernes luchando o burlándose del comentarista de turno. La primera noche de SmackDown no podía ser de otra forma que con el campeón del pueblo tratando de quitar el cinturón de las manos de Triple H, que dominaba la federación en ese entonces. Para dictar justicia imparcial, se contrató a Shawn Michaels (en ese minuto un luchador retirado), quien supuestamente no podía ver a su ex-amigo, sin embargo sucedió algo predecible: Michaels favoreció a Triple H quien mantendría el título en su cintura.

2. No aguantó más. 12 de Junio de 2003. No muchas veces los campeonatos máximos se disputan en SmackDown, pero cuando sucede, algo pasa que lo hace histórico. En su primera época en la WWE, Brock Lesnar era realmente imparable. Muchas de las mejores estrellas sucumbieron a la rapidez y técnica del gigante que rápidamente se puso en el tope del roster y parecía quedarse sin rivales. Dicha superioridad se encontró en entredicho cuando tuvo que enfrentarse al atleta más grande del mundo El Big Show. El enfrentamiento fue un ida y vuelta que parecía enfrentar a dos luchadores más livianos, hasta que lo increíble sucedió: En medio de un Suplex de Lesnar al Show, el ring colapsó, en algo que hasta el día de hoy se cuestiona si fue real o preparado. Como sea, resultó ser uno de los momentos más inolvidables de la historia.

1. SmackDown levanta América. 13 de Septiembre de 2001. El 11 de Septiembre de 2001, Estados Unidos se enfrentaba al peor problema de la historia en su suelo, después de pelear en muchas guerras en otros países, el terror se cernía en su suelo, con un enemigo tan difuso que resultaba imposible identificar. La paranoia se extendió en las relaciones internas y exteriores y la tierra de las oportunidades veía con recelo la entrada de nuevos inmigrantes. En medio del miedo de no saber si habrían nuevos ataques y cuándo, se prohibieron todas las reuniones masivas. Sin embargo, la WWE, quien mantiene una relación muy cercana con el gobierno norteamericano (especialmente con el partido republicano que gobernaba en ese minuto), recibió un permiso especial para continuar con sus transmisiones, cuyo principal objetivo fue levantar al público y sacarlo al menos por un par de horas del terror en el que estaban inmersos. Vince McMahon prendió los motores con un discurso lleno de simbolismos y Lilian García lloró al cantar el himno nacional. Sin duda el episodio más histórico de SmackDown.

¿Cuál es tu momento favorito de SmackDown?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X