Triple H: ¿Por qué merece ser el personaje del año?

En un año donde los eventos de la WWE quedaron más bien al debe, se optó por premiar al líder de la nueva generación que parece venir. Un nombramiento que generará controversia.

Guía de: Lucha Libre

El personaje que genera esta nota sin duda es un personaje controversial. Odiado y temido por muchos, querido hasta la adoración por otros. Capaz de cambiar en un segundo su enfoque, posee un ego tan grande como la empresa que hoy dirige y sin duda, sufre de un alto grado de incomprensión desde la historia de la Lucha Libre, ya que en cualquier ranking de los mejores luchadores de la historia, es probable que no aparezca en los primeros lugares que claramente merece.

Foto: WWE.com

Triple H y Stephanie, los líderes de una nueva WWE.

Sin embargo, parece que el legado de Triple H, está lejos de terminar con su (hasta este momento), parcial retiro de los rings, ya que su historia empieza nuevamente y desde cero, en un terreno tal vez más complicado y estresante: dirigir una de las empresas más grandes del mundo.

La WWE posee muchas eras donde su enfoque ha ido cambiando de acuerdo a los años y también la tecnología disponible para la transmisión y comercialización del producto que entrega. Así como es casi unánime que la Era Attitude fue la más exitosa desde el punto de vista de las historias y feudos, la actual Era PG es la más exitosa desde el punto de vista comercial, con un producto globalizado a nivel mundial y millones de personas al tanto en vivo de las aventuras de sus estrellas favoritas.

Sin embargo, la dominación y decisiones de la compañía hasta ahora, sólo se dividían en dos: la Era Vincent J McMahon, quien sentó las bases de la explotación nacional de la lucha libre y la Era Vincent K McMahon, quien se encargó de tomar este modelo de negocio y derivarlo hacia el entretenimiento deportivo, contando con un aliado demasiado poderoso en los últimos 20 años: el desarrollo de las comunicaciones a nivel global.

Hace unos 10 años, cuando ya Vincent empezó a buscar a su heredero, parecía que el camino sería corto, ya que a su lado se movía su hijo Shane, quien parecía tener las herramientas necesarias para hacerse cargo del negocio, lo que sin embargo cambio a fines de la primera década del 2000, donde empezó un negocio personal, justo y por arte de magia, el momento en que Triple H, colgaría su truza al menos de manera parcial para empezar a tener más inferencia en la empresa de su suegro, ya que como es historia conocida, contó con la “suerte” de enamorarse de la princesa del imperio McMahon, la bella Stephanie.

Foto: PWmania.com

¿Ficción o realidad? Triple H despidiendo a Vince McMahon.

Este 2013, se empezó a sentir el cambio de mano de manera cada vez más decisiva e irrevocable, principalmente en la segunda parte del año, que partió débil, pero terminó con grandes expectativas como el campeonato indiscutido y el retorno de Batista. Todo esto precipitado por decisiones que a las claras no fueron las mejores de parte de Vince, como la cartelera de un Wrestlemania para el olvido.

Por lo tanto esta nominación, nace considerando que al parecer se acerca una nueva era en la WWE, pero con un cambio de mano como no se daba hace más de 3 décadas, trayendo viento fresco y nuevas ideas, pero también una vara muy alta que esperemos que “El Juego” pueda superar.

¿Qué opinas de esta nominación?

Más sobre Lucha Libre

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X