Inicio » Lujo » Equipo

Equanimity: La infame historia del extravagante yate de lujo que nadie quiere comprar

Le fue incautado a un presunto estafador malasio.

En la mayoría de los casos, es ampliamente conocido por el ciudadano de a pie cómo los magnates más reconocidos han construido su fortuna. Entre inversiones, trabajo duro, golpes de suerte o lotería, estos personajes fueron llenando sus bolsillos hasta lo que son ahora.

Equanimity: El yate que nadie quiere

El yate está custodiado por la Guardia Naval de Malasia | Imagen: Joshua Paul / Bloomberg

Pero también, dentro de este mundo, existe quien por detrás de cámara, juega sucias cartas para engrosar sus arcas. Y entre ello, encontramos al empresario malasio, Jhon Low. De acuerdo con Bloomberg, está acusado por los fiscales estadounidenses como “una figura central” en el escándalo de la empresa 1MDB, en Malasia, donde supuestamente miles de millones de dólares fueron malversados por la referida compañía estatal de inversiones.

Bajo esta realidad, el gobierno del país asiático ha tomado posesión de la mayoría de las pertenencias de Low, incluido el yate Equanimity. Valorado en 250 millones de dólares, pero en venta por 130 millones de dólares, la nave se encuentra en una base naval de Kuala Lumpur, en espera de ser vendido.

Sin embargo, dice Jonathan Beckett, director ejecutivo de Burgess, firma encargada de la transacción, “es muy difícil conseguir clientes ahí”.

Ya “es un desafío persuadir a un comprador en Mónaco para que incluso viaje hasta el puerto italiano de Génova para ver yates”, dijo.

El Equanimity, describe Bloomberg, es el yate más grande que figura en el sitio web de Burgess, con 91 metros, y cuenta además, con una plataforma para helicópteros, espacio para 22 personas e incluso un spa y un salón de belleza.

El barco estuvo en venta en una subasta el año pasado después de ser confiscado por el Gobierno de Malasia, pero no obtuvo un comprador seguro gracias a su historia infame. Según el propio Beckett, “ha habido interés tanto de compradores locales como extranjeros, pero todas las ofertas han sido demasiado bajas”.

De hecho, un tribunal de Malasia declinó el año pasado aceptar cualquiera de las ofertas selladas de compradores interesados, ya que sólo lo ofrecerán a través de una venta convencional hasta finales de marzo.

Pese a todo, detalla el medio que el Gobierno de Malasia busca una venta rápida del barco, que se construyó en 2014 y cuya mantención le ha costado aproximadamente unos 3 millones de dólares (729 mil dólares al mes).

Más sobre Lujo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X