Historias que viven dentro de la madera: Sorprendente trabajo en álamo

La autora Elizabeth Frank hace a lo menos un viaje al año a las montañas del Norte de Arizona o Nuevo México para recoger madera de álamo que utiliza a lo largo del año en sus obras.

Guía de: Manualidades y Artesanía

Elizabeth Frank siempre ha sido una persona creativa. Cuando era niña prefería jugar con tapas de botellas a las muñecas Barbie. Al igual que los alquimistas que trataron de convertir el plomo en oro ella intenta transformar materiales recuperados y ramas caídas en algo hermoso.

Hace a lo menos un viaje al año a las montañas del Norte de Arizona o Nuevo México para recoger madera de álamo que va a utilizar a lo largo del año. Sus visitas a la selva son como una peregrinación. Cada vez que vuelve se siente inspirada por la fuerza y ​​la delicadeza de la naturaleza. Combina la madera tallada con una variedad de materiales encontrados, antiguos y reciclados creando figuras ingenuas y encantadoras.

Cuando no está en su estudio le gusta pasar tiempo al aire libre observando a los insectos, los pájaros y las nubes que pasan. El intrincado equilibrio entre los seres humanos y el mundo natural es un tema constante en su obra.

Links:

Más sobre Manualidades y Artesanía

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X