¿Para qué sirven los polvos bronceadores?

Te contamos dos usos interesantes para este producto.

Guía de: Maquillaje

Muchas veces los vemos en alguna vitrina y no sabemos exactamente qué son. Se trata de los polvos bronceadores o “bronzers”, que se caracterizan por tener una pigmentación más oscura (anaranjada o café) que un polvo compacto tradicional.

Algunas personas los utilizan en todo el rostro o como base de maquillaje; sin embargo el concepto detrás de los “bronzers” es brindar una apariencia más bronceada a través de la aplicación en algunas zonas estratégicas o crear dimensión en el rostro a través del contorno de la cara.

Foto: Estée Lauder

Recién llegando de la playa

Para poder obtener un look bronceado que no se vea falso, es recomendable utilizar los polvos bronceadores sólo en las zonas más altas del rostro, que son aquéllas que se oscurecen naturalmente por efecto del sol:

  • Centro de la frente
  • Tabique de la nariz
  • Pómulos
  • Mentón

Piensa en cuando el sol te quema y algunas zonas se enrojecen. Es el mismo principio, pero con una tonalidad saludable y sin daño solar de por medio.

¿Cómo conseguir el look? Utiliza una brocha grande y suave y aplica un poco de producto en cada área, difuminando bien para que no te queden rayas. Lo mejor es ir de a poco y sumar más producto si lo necesitas, para evitar accidentes…

Dar forma al rostro

Si tu rostro es muy redondo o quieres darle dimensión y enfatizar la estructura ósea, puedes utilizar el polvo bronceador para marcar el contorno. En este caso debes evitar aquéllos que traen brillos y glitter; y optar por los mates más cercanos a los tonos cafés o grises, alejándote de los naranjos.

¿Cómo conseguir el look? Utiliza una brocha suave no tan grande para que te otorgue precisión. Localiza la hendidura natural de tu rostro debajo del hueso del pómulo y márcala con un poco de bronzer.

En este video te quedará más claro el procedimiento.

Más sobre Maquillaje

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X