Inicio » Mascotas » Equipo

Gatos cazadores y el significado de sus presas

Los seres humanos, a los ojos de un gato, son pésimos cazadores. Por eso, intentan educarnos cuando nos entregan un ratón o un pájaro.

Creo que la mayoría de los propietarios de gatos nos hemos encontrado más de alguna vez con la sorpresa de un pájaro, roedor u otra presa encima de la cama, de la alfombra o en el hocico de nuestra mascota cuando viene entrando a la casa.

También a la mayoría les invade la desesperación y sacan horrorizados al animal muerto, o bien, echan a su mascota con presa y todo afuera. Incluso hay quienes las persiguen con agua o palos para que suelte lo que lleva.

Gatos

Foto: El Mwecurio

Pero esto no es una travesura; mucho menos una maldad. Lo hacen porque, a sus ojos, sus amos son pésimos cazadores.

Y, si bien, muchas veces nos ven como sus “padres”, en otras ocasiones nos perciben como si fuéramos sus “hijos”.

Cuando los gatitos aún no saben capturar presas, el adulto les enseña. Por eso, las hembras castradas son las que más frecuentemente realizan este acto, ya que como se sienten incapaces de hacerlo con su propia camada, redirigen su instinto hacia el ser humano que vive con ellas, generalmente hacia el que más afecto sienten.

Al reaccionar mal ante este tan preciado presente, el felino queda perplejo al no comprender el por qué de esa respuesta. Lo correcto sería agradecerle, acariciarle, tomar la presa ofrecida y, luego, desprenderse de ésta.

Una madre les va enseñando a sus gatitos poco a poco lo que es una presa, primero muerta, luego a punto de morir y, finalmente, les enseña a matarla para que luego salgan con ella de cacería. Eso es lo que esperaría una madre que hicieran sus hijos.

No debemos hacer, necesariamente, eso. Pero agradecerle por tan hermoso gesto nunca está de más…

Más sobre Mascotas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X