Inicio » Mascotas » Equipo

La verdad sobre los gatos con “Nightshot” (visión nocturna)

Entre otras múltiples cualidades, los felinos poseen "visión telemétrica", que les permite calcular un salto perfecto.
Mascotas-Gatos

Foto: Reuters

Los ojos de los gatos siempre brillan en la oscuridad.

Nadie puede pasar impávido al observar la maravilla que son los ojos de los felinos: grandes, enigmáticos, rara vez parpadean y siempre brillan en la oscuridad.

Ese brillo es a causa de que los gatos poseen una capa extra de células reflectantes, llamada Tapetum lucidum, que es como un espejo, ubicado atrás de la retina. Esta capa de células es capaz de aprovechar hasta la más mínima medida luz que entra al ojo.

Por lo anterior es que los gatos pueden ver prácticamente en oscuridad total, a diferencia del ser humano, que no posee dichas células. Eso sí, hay que dejar en claro que los gatos no pueden ver en oscuridad total, pero sí con un mínimo de luminosidad.

Además de poder ver casi en total oscuridad, los felinos tienen otra maravillosa cualidad que les entregan esos impactantes ojos que les comenté en un comienzo. Poseen la llamada “visión telemétrica”, que les permite calcular un salto perfecto de tres veces o más su tamaño. Por lo mismo es que los ojos de los felinos son fundamentales en su diario vivir, ya que les permiten ver de noche (lo que en el caso de los animales salvajes les sirve para cazar) y además aprovechar de buena forma esa increíble capacidad atlética y casi elástica con la que cuentan.

La historia de la humanidad es rica en ejemplos e historias respecto a los ojos felinos. Retrocediendo al pasado, los faraones en Egipto, consideraban a los gatos como Dioses. Nada nuevo para muchos, pero ¿sabían que además los utilizaban como relojes, para calcular las horas? Esto lo hacían al observar la pupila del gato, que con la luz se contraía formando una línea delgada y en oscuridad se dilata hasta formar un círculo. De esa forma, sabían perfectamente qué hora del día era.

Probablemente ningún gato imaginó siquiera servir para algo tan práctico, pero lo que ellos sí saben de nosotros y nosotros no de ellos, es cada paso que damos en la noche, cuando nos balanceamos de manera casi ridícula para ir al baño esquivando obstáculos, y ellos mantienen su elegancia y total control de la habitación.

Más sobre Mascotas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X