666: La verdad y alcances del temido y misterioso “número de la bestia”

Tan fuerte es la influencia de este número que genera una fobia que tiene nombre propio bastante difícil de leer y de pronunciar.

Guía de: Matemáticas

En la biblia, en el libro de las revelaciones Capítulo 13 verso 18 se puede leer alguna variante  de (según la traducción):

“Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis”

Esto le ha dado una infame y gran reputación a este “número de la bestia” siendo que Algunos manuscritos indican 614, 646 incluso algunos 665. De hecho se obtiene este número por gematría (asignar valor numérico a las letras) al aplicarlo a la biblia escrita. Esto es muy común en la lengua hebrea, pero cuando se aplica en griego, los expertos incluso afirman que la última letra Griega de esa línea es un acento y no una letra.

666-numero-bestia-1

Tan fuerte es la influencia de este número que genera una fobia que tiene nombre propio bastante difícil de leer y de pronunciar, la hexakosioihexekontahexafobia, que por razones obvias a veces se abrevia como trihexafobia.

Entre los hexakosioihexekontahexafóbicos más famosos está nada menos que el ya fallecido presidente los Estados Unidos Ronald Reagan junto con su esposa Nancy Reagan. Un ejemplo de su fobia fue cuando se mudaron a la casa del famoso comediante Johnny Carson en 1989 en el 666 St. Cloud Road y cambiaron la numeración de la calle para que fuera el 668.

La llamada “Autopista del Diablo” en el suboeste de Estados Unidos por su numeración US 666 era considerada de mala suerte y estadísticamente tenía una tasa de muerte por accidentes bastante elevada en el segmento que pasaba por Nuevo México y mucho robo de la señalética y junto con varias mejoras fue renumerada a US 491 en el año 2003.

A finales de los 90, la compañía telefónica estatal de Honduras tuvo que ampliar los dígitos de los números telefónicos de seis a siete dígitos y el prefijo 666 le correspondió a la ciudad de El Progreso. La gran mayoría católica de los habitantes de esa ciudad se movilizaron para cambiar el prefijo y  lograron finalmente que se cambiara al prefijo 668.

Sin embargo, este número no deja de tener una cantidad de propiedades bastante entretenidas y peculiares.

Por ejemplo la suma de los cuadrados de los primeros 7 números primos, es decir:

666 = 2² + 3² + 5² + 7² + 11² + 13² + 17²

Forma parte del trío pitagórico 216, 230, 666 que de hecho se puede escribir solo usando el 6 como base:

(6·6·6)² + (666 – 6·6)² = 666²

Es uno de los 6 números que es igual a la suma de sus dígitos más la suma de los cubos de sus dígitos:

666 = 6 + 6 + 6 + 6³ + 6³ + 6³.

Se relaciona con el número de oro mediante una simple fórmula trigonométrica. Si p es el número de oro, entonces:

sen(666) = cos(6·6·6) = -p/2

Es la suma de los primeros 144 = (6+6)·(6+6) dígitos de Pi (ver artículo aquí).

El famoso cuadrado mágico apocalíptico de 6×6 descubierto por A. W. Johnson contiene en todas sus casillas números primos, y la suma por filas, por  columnas y por diagonales es 666. De hecho, las diagonales quebradas también cumplen con esa condición.

 

666-numero-bestia

 

Pero lo cierto es que en matemáticas para cualquier número podemos obtener un sinfín de propiedades interesantes. De hecho, es matemáticamente imposible que no sea así. En el peor de los casos, supongan que sí existiera un número que no tuviera ninguna propiedad “interesante” para cualquier definición que les guste de interesante. ¿No les parece que eso ya sería una propiedad interesante?

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X