La matemática simple que podría explicar por qué podemos o no tener cáncer

La primera cosa que viene a la mente de cualquiera que recibe un diagnóstico de cáncer es ¿Por qué yo?

Guía de: Matemáticas

Dos investigadores del departamento de bioestadística de Hopkins, Cristian Tomasetti y Bert Vogelstein acaban de publicar el 2 de Enero en Science este trabajo.

La sorprendente conclusión de este trabajo es que la simple mala suerte es el factor más importante para el cáncer.

matematica-cancer

La primera cosa que viene a la mente de cualquiera que recibe un diagnóstico de cáncer es ¿Por qué yo? La persona revisa todos los factores que en nuestra cultura están asociados al cáncer buscando una justificación o explicación. Lo primero, pasar revista a todos los parientes que han tenido  esta terrible enfermedad buscando el factor genético para luego analizar sus hábitos buscando la explicación en el cigarro, el alcohol, los GMO (alimentos genéticamente modificados), la polución, etc…

Sin embargo, el trabajo de estos científicos indica que en alrededor de 2/3 de los casos de cáncer la explicación tiene más que ver con el proceso de división celular que con factores genéticos o ambientales.

Su hipótesis es correlacionar el número de divisiones celulares en los órganos con la presencia de cáncer. Se concentraron por su resistencia solo en las células madre, ya que mutaciones en células de vida más corta podrían no ser determinantes.

El modelo matemático que utilizaron toma como datos una estimación de la cantidad de células madre de larga vida en los órganos y cuantas de ellas se dividen. Con cada división hay un riesgo de mutación cancerígena en la célula obtenida. Con este supuesto, los tejidos que tienen el mayor número de divisiones celulares son los más vulnerables al cáncer.

La motivación original era eliminar el efecto aleatorio de los datos de cáncer para determinar los factores ambientales y genéticos. Una extensa búsqueda en la literatura les permitió obtener la información requerida. Al plotear el número de divisiones celulares en 31 órganos diferentes se reveló una correlación. El factor de correlación era de 0.81 que es bastante elevado matemáticamente. El cuadrado, este factor es alrededor de 0.65 que es un estimador del porcentaje de significancia de la variación de división celular en la variación del riesgo de cáncer.

A mayor número de divisiones, mayor riesgo. Por ejemplo, el cáncer de colon es mucho más común que el de duodeno. Eso es cierto incluso para el caso de gente que tiene un gen mutado que pone todo el intestino en un riesgo mayor.

Sin embargo, como todo en la ciencia esto no es el final. La relación entre mutación y cáncer no es necesariamente directa y podría depender de otros factores del tejido en la opinión de Bruce Ponder investigador del cáncer en la Universidad de Cambridge. Esto es solo el comienzo de una nueva y muy interesante idea y línea de trabajo y no una respuesta definitiva y absoluta.

Una de las conclusiones importantes es que el cáncer sería entonces algo que no se puede realmente prevenir y por tanto los casos de cáncer se van a seguir produciendo y, por ende, se debiera invertir más recursos en la detección temprana del mismo. Muchos pueden considerar que esta aleatoriedad del cáncer es inquietante, pero por otro lado lo que quiere decir básicamente es que el paciente promedio con cáncer tuvo mala suerte y no es realmente su culpa.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X