¿Pueden las matemáticas explicar la teoría de la Vida?

La búsqueda de una Teoría Suprema de la vida, el Universo y Todo lleva muchos años.

Guía de: Matemáticas

En la legendaria novela “The Hitchhickers Guide to the Galaxy” del insuperable Douglas Adams, una raza superior construye una supercomputadora  llamada “Deep Thought” (Pensamientos Profundos) para responder la “Pregunta Suprema de la vida, el Universo y Todo”.

Después de 7 millones y medio de años, la supercomputadora calcula y chequea que la respuesta es nada más y nada menos que los años que acabo de cumplir este 2012, 42!!. El problema surge cuando se le pregunta cuál era la pregunta cuya respuesta acaba de calcular. Su respuesta sorprendentemente es que no es capaz de responder a esta pregunta, pero que sí es capaz de ayudar a construir una computadora que sí lo haga. Esa computadora resulta ser, todos nosotros, es decir, el planeta Tierra y le tomará 10 millones de años evolución para lograr tener la respuesta. Por desgracia a los 8 millones de años la tierra es destruida accidentalmente por la construcción de una autopista hiperespacial por la raza de los Vogons. En realidad fue un consorcio de siquiatras quienes pagaron por la destrucción de lo que consideraban un peligro para su carrera si la pregunta era resuelta.

Teoría Vida

Foto: EFE

¿Les parece demasiado fantasioso y rebuscado? Bueno, la realidad y los matemáticos no están tan lejos. La búsqueda de una Teoría Suprema de la vida, el Universo y Todo lleva muchos años con algunos avances desalentadores. En 1931 Kurt Gödel demuestra el Teorema de Incompletitud que lleva su nombre.  En él demuestra básicamente que toda teoría matemática, no importa cuan extensa y precisa, siempre tiene una proposición que no es demostrable, es decir, puede ser verdadera y falsa en el sistema.

Esto parece mostrar que Deep Thought no podrá responder en la realidad a este problema. En 1936 Alan Mathison Turing abre otra puerta diferente al problema al proponer una  máquina universal que lleva su nombre “La Máquina de Turing”.  A Turing se le considera el padre de la informática moderna además de ser un héroe de la segunda guerra mundial al lograr romper el cifrado de la máquina Enigma utilizada por los nazis para codificar sus mensajes. Por desgracia, sus preferencias sexuales en una Inglaterra conservadora lo llevaron a ser condenado a tratamientos para “curar” su condición lo que lo llevó al suicidio que ejecutó mordiendo una manzana envenenada ¿no les recuerda algo una manzana mordida en el mundo de la computación?.

Todo se puede simular

Bueno el gran aporte de Turing es que todo algoritmo o programa computacional se puede simular en esta máquina. Ahora bien la pregunta que estas máquinas no pueden responder, es decir, la “Pregunta Suprema de la vida, el Universo y Todo” se conoce como el “Halting Problem”.  Informalmente la pregunta a responder para una máquina cualquiera de Turing  es si esta va a finalizar su programa en un tiempo finito o no. Esta pregunta se puede plantear como el cálculo de un número trascendental (en el sentido matemático) que algunos llaman el número Omega.

Conocer ese número Omega correspondería a responder a esa pregunta y es por eso que no es computable.

Gregory J. Chaitin un controversial matemático investigador del IBM Watson Research Center se considera el sucesor de Turing y ha creado una máquina con la que intenta explicar la Teoría de la Evolución de Darwin. Básicamente, considera el ADN como un código y analiza las mutaciones como “La evolución del Software”.  Esto nos recuerda a la proposición de Deep Thought de considerar a la tierra como la gran supercomputadora que finalmente nos entregará esa pregunta a menos que alguna raza extraterrestre nos interrumpa.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X