Stephen Hawking: La verdad “oculta” tras su fórmula perfecta para ganar el Mundial

El famoso físico hizo un detallado estudio para darle la fórmula "exacta" a Inglaterra para ganar el Mundial de Brasil 2014.

Guía de: Matemáticas

Stephen Hawking, el renombrado  físico tanto por su trayectoria profesional como por ser un ejemplo de voluntad ante la adversidad, nos sorprende una vez más con su particular sentido del humor.

En diversos medio de comunicación han aparecido reportajes con rimbombantes titulares del estilo “Stephen Hawking da con la fórmula para que Inglaterra gane el Mundial”, “Inglaterra, campeón en Brasil si juega de rojo” o “Stephen Hawking tiene la fórmula para que Inglaterra sea campeón”. Todos hacen referencia a una supuesta “fórmula mágica” que, de ser aplicada, permitiría que Inglaterra ganara la copa del mundo. De hecho en la mayoría de los reportajes aparece Hawking al lado de una pizarra en la que se ve una fórmula llena de exponenciales y logaritmos con el título “Fórmula del Éxito para Inglaterra en la Copa del Mundo”.

Sin desmerecer a este gran científico, está claro que una fórmula en una pizarra no tiene posibilidad alguna de lograr que se indica. La verdadera historia es bastante más simple.

La casa de apuestas irlandesa Paddy Power le pidió a Hawking  que analizara estadísticamente los factores más relevantes en las victorias y derrotas de Inglaterra en los 45 partidos que ha jugado su selección desde 1966. La razón para pedírselo a él es bastante clara y tiene más que ver con su capacidad mediática que con su idoneidad para la tarea.

El físico teórico se tomó el encargo con seriedad pero también con mucho humor. En la entrevista que dio a la prensa declaró que:

“…reconocen que como físico teórico estoy marginalmente más calificado para hacer predicciones que el pulpo Paul.”

Foto: Internet

Pero de hecho está equivocado, el pulpo Paul, que predijo correctamente 6 resultados correctos en la Eurocopa del 2008 y siete en la copa del mundo del 2010 no estaba solo en este proceso. De todos los animales y otros medios que se usaron para hacer predicciones era virtualmente imposible que ninguno predijera correctamente al menos esa cantidad de resultados. Lo que ocurre es que el único que fue resaltado en la prensa fue el que efectivamente logró predecir los resultados.

Su análisis busca simplemente determinar cuáles son las condiciones óptimas para Inglaterra. Por ejemplo, basándose en un estudio de sicológicos alemanes recomienda que Inglaterra juegue de rojo que produce más confianza y hace que el rival los perciba más agresivos y dominantes.

Estudió además todos los penales ejecutados por Inglaterra desde su introducción en el mundial de Argentina en 1978. Su conclusión fue que Inglaterra “no le daría al culo de una vaca con un banjo” expresión coloquial inglesa que se usa cuando un jugador es malo para tirar penales. Decidido a cambiar esto declaró haber encontrado la “fórmula perfecta para los penales” y le solicitó a la audiencia no compartirla con los alemanes. Primero que todo dice,  la velocidad es esencial y por eso se deben dar al menos tres pasos de impulso. Sus cálculos indican que meter un gol de penal con menos de tres pasos tiene una probabilidad de a lo más un 58%. Además golpeando la pelota con el empeine en vez de los cordones aumenta en un 10% la probabilidad de meter el gol. Finalmente indica que un 84% de los tiros que van a las esquinas superiores son exitosos.

Lo arbitrario y circunstancial de sus conclusiones es evidente, como él mismo ejemplifica al mencionar que los jugadores calvos y con poco pelo tienen una mayor tasa de éxito que los demás al momento de marcar un gol. Las razones para esto en sus propias palabras son “uno de los grandes misterios de la ciencia”. En un tema más técnico el equipo inglés ha tenido estadísticamente mejores resultados cuando juega en formación 4-3-3 que cuando lo hace en 4-4-2. Evidentemente Inglaterra juega mejor en climas templados en baja altitud. Sin embargo agrega que mejora el éxito cuando el partido empieza en torno a las tres de la tarde. Según sus análisis un aumento de cinco grados de temperatura reduce en un 59 % las posibilidades de ganar.

Hawking sabe tan bien como cualquier otro científico que cualquier correlación estadística entre variables no establece una relación de causalidad y que por tanto tomar decisiones basándose en ellas es por completo absurdo del punto de vista científico.

El científico donó el pago que recibió por este, en sus palabras, “fascinante proyecto” a la fundación “Salvemos los niños en Siria” y  a la campaña que busca tomar conciencia de la enfermedad que padece.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X