Unabomber: La historia del genio matemático que terminó convertido en terrorista

Fue un prolífico investigador, considerado brillante por muchos, que se convirtió en el terrorista más buscado.

Guía de: Matemáticas

Revisando las series de Netflix debo decir que había visto pasar la serie “Manhunt: Unabomber” sin ponerle mucha atención. Un terrorista especializado en cartas bomba no me había llamado la atención. Sobre su vida se han escrito una veintena de libros, se han hecho a los menos tres películas y la miniserie de televisión que ya mencioné.

Pero hace pocos días me di cuenta de que, además de haber sido el objeto de la persecución más costosa en la historia del FBI, el autor, Theodore John Kaxzynski, era un matemático excepcional. Con un coeficiente intelectual de 167 saltó de quinto a séptimo en el Colegio Evergreen Park Central de Chicago en el que estudiaba y consiguió acabar los estudios de bachillerato dos años antes de lo habitual. A los 16 años ingresa a Harvard para cursar un pregrado en Matemáticas. Su talento, con un carácter introvertido y compleja personalidad, le valieron una vida llena de acoso escolar.

unabomber-1

Unabomber recibió su sobrenombre del FBI

Pero la gota que rebalsó su salud mental fue ser sometido sin saberlo al programa de control mental ideado por la CIA y conocido como proyecto MK Ultra. Al principio, pensé que esta parte era fantasía de Netflix como lo que se hizo con la película “Una mente Brillante” de vida de John Nash de la que escribí en este artículo. Pero no es así, el programa realmente existió entre los años 1953 y 1964, cuando la CIA estudió los efectos del LSD en estadounidenses voluntarios (y varios involuntarios) en Estados Unidos y Canadá, provocándoles pesadillas, padecimientos mentales y traumas permanentes.

El objetivo era lograr dominar una técnica de control mental a través del uso de sustancias químicas. Los experimentos no sólo incluían el uso de drogas, sino también hipnosis, privación sensorial, aislamiento, diversas formas de tortura, y abusos verbales y sexuales. Se sabe que también crearon diversos métodos físicos para producir shock y confusión por largos periodos de tiempo. En su caso, a él y otros 20 alumnos, en un estudio liderado por el Dr. Henry Murray, se les hacía escribir ideas para luego rebatirlas con ataques humillantes, mientras registraban sus reacciones con electrodos. Kaczynski sufrió estas sesiones por 3 años todas las semanas.

Milagrosamente termina su licenciatura en 1962 y comienza una tesis doctoral en la Universidad de Michigan, sobre teoría geométrica de funciones, un campo que mezcla análisis complejo con geometría, y que estudia funciones en superficies de Riemann. Su trabajo le hizo merecedor del Premio Sumner B. Myers a la mejor tesis de Michigan. Su director de tesis, el Dr. Allen Shields, lo considera el mejor estudiante de doctorado que haya tenido nunca. En esos años obtuvo resultados brillantes que se expresan en seis artículos de investigación en excelentes revistas especializadas. Algunos ejemplos de sus trabajos:
Another Proof of Wedderburn’s TheoremAdvanced Problems: 5209-5217 y 5210

Se puede ver un resumen aquí.

Con solo 25 años, en 1967 fue contratado como académico en la Universidad de California en Berkeley. Como investigador era brillante, pero nunca tuvo buenas relaciones con sus alumnos y a los dos años presentó su renuncia.

En ese momento se desconectó de la sociedad y se trasladó a una cabaña escondida en un bosque en Lincoln, Montana, que había construido con su hermano David. Su completo aislamiento solo era roto por el contacto con pocas personas como su hermano. Pero en la comunidad matemática desapareció sin dejar ni rastro, sin publicar ni comunicar ningún resultado, y aparentemente sin trabajar en matemáticas.

En 1978 se recluye para siempre dando inicio a su carrera de terrorista. Su primera bomba fue a un profesor de ingeniería de materiales de la Universidad de Northwestern que le explotó a un guardia de seguridad. Envió otras 9 cartas a diferentes miembros de la comunidad académica y agentes de aerolíneas. Su sobrenombre se lo dio el FBI por el acrónimo de UNiversity and Airline BOMbing por su fallido atentado de 1976 al intentar hacer explotar un avión de American Airlines, colocando la bomba en una de las maletas.

Una campaña de 17 años de pánico, con un total de 16 bombas que concluiría después de que el Washington Post y el New York Times cedieran al chantaje de Kaczynski para acabar con sus actividades, al publicar en septiembre de 1995 su manifiesto de 30.000 palabras titulado “La sociedad industrial y su futuro”. Su idea central era que la revolución industrial había supuesto “un desastre para la humanidad” y llamaba a la sociedad a rebelarse contra ella para volver a patrones de comportamiento “más naturales”.

Este “logro” fue su fin, dado que su hermano y cuñada reconocieron el estilo de las cartas que les enviaba y lo informaron al FBI lo que, por la entonces revolucionaria técnica del análisis lingüístico, llevó a su detención en abril de 1996. El 4 de mayo de 1998 este genio de las Matemáticas fue sentenciado a cuatro condenas de cadena perpetua más 30 años de prisión, tras reconocerse autor de los atentados, evitando así la pena de muerte.

unabomber-2

Unabomber alcanzó a enviar 16 bombas antes de ser detenido.

Es una de las grandes tragedias de las matemáticas creo yo cómo se perdió el talento de este gran genio y cómo se transformó en un verdadero monstruo y asesino, que afortunadamente no tuvo el mismo talento que en su fallida carrera académica.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X