¿Vivimos en una simulación? Las matemáticas tienen una respuesta a esta extendida teoría

La teoría ha ganado adeptos en los últimos años entre los que se incluyen, además de filósofos, varios físicos y otros científicos.

Guía de: Matemáticas

En un posteo previo hablaba sobre la teoría del cosmólogo Max Tegart que abría la posibilidad a que nuestro universo fuera una simulación matemática o computacional. Siguiendo con el tema, enumeré algunas de las teorías que giran en torno a la realidad de nuestro universo y las posibilidades de que haya otros universos diferentes en paralelo con nuestra realidad.

La teoría de que vivimos en una simulación computarizada ha ganado adeptos en los últimos años entre los que se incluyen, además de filósofos, varios físicos y otros científicos. El sudafricano Elon Musk, ingeniero, inventor, inversor y empresario sudafricano lo considera casi una certeza y el astrónomo y divulgador de la ciencia que se considera el sucesor de Carl Sagan, Neil deGrasse Tyson, estima que hay un 50% de chances de que sea cierto.

vivir-simulacion-1

Una de las cosas maravillosas de la ciencia es que no toma partido respecto a sus teorías y, con la misma fuerza y vehemencia que defiende una utilizando la evidencia y los argumentos de los que dispone, la descarta cuando nuevas evidencias o argumentos la refutan.

Un reciente estudio de un grupo de físicos de la Universidad de Oxford y la Universidad Hebrea publicado el 27 de Septiembre de este año 2017 en la revista Science Advances va en la dirección contraria y utiliza argumentos matemáticos para demostrar que no es posible que vivamos en una simulación computarizada.

El detalle matemático del trabajo de Zohar Ringel y Dmitry Kovrizhin requiere más que un posteo para comprenderlo, pero la idea general es simple de transmitir. Es importante notar, eso sí, que este descubrimiento, como muchas veces ocurre en ciencias, no era el objetivo del trabajo cuando ocurrió. Los científicos estaban estudiando fenómenos cuánticos en metales cuando se toparon con un bloqueo matemático insalvable (“subatomic brick Wall” es el término que usan ellos).

Con esto se dieron cuenta que si se calcula la cantidad de espacio de memoria necesario para simular el universo desde la física cuántica se requieren más átomos que los que existen en el universo. La unidad de almacenamiento es este caso son cubits o “bits cuánticos”, donde un cubit es un sistema cuántico con dos estados propios que puede ser manipulado arbitrariamente y que solamente tiene dos estados bien distinguibles mediante medidas físicas. Sólo almacenar la información de algunos cientos de electrones en una computadora ya requeriría de más átomos de los que dispone nuestro universo.

Por supuesto que siempre hay una posibilidad de levantar la incertidumbre al considerar que la civilización avanzada que nos tiene en este inmenso terrario haya “programado” este descubrimiento. Por otro lado, tampoco sabemos los avances que nos depara el futuro que podrían crear nueva tecnología que pudiese hacer esta simulación posible de alguna manera. Pero, por ahora, hay tantas razones y argumentos a favor como en contra de la teoría de la simulación, por lo que concuerdo con Neil deGrasse Tyson y su 50%.

Más sobre Matemáticas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X