¿Qué es y cómo trabaja un coach de sueño infantil? Un rol clave para muchos padres

El sueño es un tema que tiene varias implicancias que deben ser consideradas para el desarrollo de los niños.

Guía de: Maternidad

En otro artículo  ya había comentado que el sueño infantil es posiblemente uno de los temas que más preocupan a las madres y sus familias. Y con toda razón, si es una necesidad biológica y que está vinculada al desarrollo saludable de nuestra especie.

Cuando las familias buscan orientación sobre sueño infantil o derechamente buscan ayuda para resolver algún “problema” relacionado al sueño de sus hijos, existen en la actualidad dos corrientes o filosofías al respecto (bueno, también una tercera, que no solo NO comparto, si no que me parece lo más alejado del respeto de los derecho infantiles, y que consiste en dejar llorar):

1.- Sueño infantil como proceso madurativo, que tarda al menos 6-7 años en desarrollarse/madurarse y en el cual el bebé/niño se despierta varias veces por la noche hasta alcanzarlo (madurez).

2.- El sueño infantil es un hábito que debe desarrollarse/crearse (acá hay quienes buscan el desarrollo de este hábito en solitario y otros consideran que es compatible hacerlo en compañía).

Yo no estoy aquí para decirte cuál es mejor que el otro. Cada mujer/familia debe encontrar lo que le hace sentido. Sin embargo, pienso que establecer hábitos o rutinas en torno al sueño de nuestros niños aplica para ambas corrientes. Depende de cómo se definan esas rutinas.

Ignacia Gormaz, consultora de sueño infantil (@dormir.sonriendo.cl) tiene justamente este mismo enfoque para trabajar, para lo cual diseña un plan de sueño único para cada niño-bebé y familia, sin cerrarse en ningún extremo de las corrientes antes mencionadas al momento de asesorar.

Y lo anterior lo comprobé en primera persona, ya que antes de escribir este artículo (incluso antes de pensar en escribirlo) la contacté con la idea de introducir algunos cambios en la dinámica de sueño de mi hija menor.

BabyREMCoach

En la actualidad, existe poco conocimiento en Chile sobre la figura del coach o consultor de sueño infantil. De hecho, yo no tenía idea de su existencia hasta que Ignacia lo comentó y explicó a través de sus RRSS.  Además de ser una figura que se conoce poco, este escaso conocimiento muchas veces se aleja bastante del verdadero rol que cumplen.

Conocida en el mundo de las redes sociales como @multimadres (comunidad con más de 17,4 mil seguidores en IG), fue a través de ésta cuenta que conocí a Ignacia; una chilena que actualmente vive en España (Valencia), donde además de estar escribiendo un libro relacionado al tema, hoy sigue estudiando y capacitándose en el área de sueño infantil.

Acá van algunas respuestas que nos compartió.

1.- ¿Qué es lo que tú haces como un coach? (No todos trabajan igual)

Ayudo a las familias a crear hábitos y rutinas de sueño saludables para el buen dormir del bebé y el entorno, en un ambiente amoroso y seguro. Mi función es darles herramientas a los padres para alcanzar sus objetivos en torno al sueño de sus hijos, dependiendo de la edad de cada niño(a) y según las necesidades del bebé y objetivos de cada familia.

2.- ¿Cómo trabajas? 

Trabajo en función de las respuestas de un formulario que envío a los padres. Respetando el estilo de crianza de cada familia, creo una pauta de sueño acorde a ella, donde los padres se puedan sentir seguros y cómodos.

No aplico ningún método en concreto ni de modo tajante. Incorporo algunas técnicas que he recopilado y aprendido capacitándome, que son buenas herramientas para lograr un buen dormir de los niños.

Intento encontrar el equilibrio dentro de estas dos corrientes de sueño que mencionaste:

Un ejemplo: si una madre está pidiendo ayuda, mi respuesta no es “espera hasta los 6-7 años a que se regule naturalmente”; y tampoco se trata de “dejar llorar” para que logre una mejoría. Cada bebe-niño es un mundo y cada familia tiene sus propias creencias y estilo de crianza.

3.- ¿Cuándo buscar ayuda de un coach?

Los padres buscan ayuda cuando el sueño se transforma en un problema para la familia y/o cuando, por ejemplo, el crecimiento físico y el desarrollo psicomotor de un niño/bebé se ve afectado.

4.- ¿Funciona?

Esto no es magia. Yo no tengo una pócima mágica o yo apliqué un “machitún” y esto funciona. Funciona en la medida en que los padres se comprometen a cumplir la pauta que trabajo con ellos, siguiendo los horarios y rutinas que diseñamos. Todo depende de la consistencia y compromiso que tengan los padres.

Nota del autor: Tengo una amplia biblioteca sobre sueño infantil, convivo con la lactancia y el colecho; el  apoyo de Ignacia no excluyó ninguno de ellos.

 

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X