¿Se puede amamantar y ser vegana? La respuesta a una inquietud creciente

¿Una madre vegana puede amamantar sin ningún problema?

Guía de: Maternidad

Muchas y muchos somos conscientes de la opinología que rodea el embarazo, parto y postparto. Muchísima desinformación y mitos que, en lugar de aportar a la futura madre y familia, no hacen más que entorpecer el descubrimiento de su nuevo rol y la nueva composición familiar.

Así, nos enfrentarnos a una serie de comentarios y opiniones (muchas veces sin siquiera pedirlos), muchos también sin ningún fundamento, sino más bien como resultado de costumbres y tradiciones.

amamantar-veganas-1

Así ocurre bastante con la lactancia y, específicamente, con la relación entre veganismo y lactancia. Una madre vegana puede amamantar sin ningún problema mientras supla la carencia de vitamina b12, que obtenemos a través de los alimentos de origen animal. La información adecuada y actualizada hace una gran diferencia en nuestras opciones y decisiones.

Aunque cada vez existe mayor evidencia sobre lo poco que afecta la dieta de la madre en la composición final de su leche, ya que la leche materna se produce en la glándula mamaria a través del riego sanguíneo y de las reservas nutricionales de la madre (además de la fabricación propia de otros componentes por parte de la misma glándula); existen determinados elementos que solo estarán presentes en la leche materna si forman parte de la dieta de la madre.

Así ocurre con la vitamina B12, que  como mencioné más arriba, obtenemos mediante la ingesta de alimentos de origen animal. Hasta la fecha, existe consenso internacional sobre la inexistencia de fuentes vegetales confiables que contengan esta vitamina.

La vitamina B12 es esencial para ayudar a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central. Por lo tanto, imprescindible para el bebé y el ser humano.

La leche de madres veganas contiene bajas concentraciones de Vitamina B12 (Specker 1990), por lo que las mujeres veganas (y vegetarianas) necesitan fuentes regulares y adecuadas de vitamina B12, al igual que en el embarazo.

Importante: Las dosis las tienes que conversar con un profesional de la salud, quien también debería guiarte sobre la necesidad de incorporar otros suplementos, como por ejemplo vitamina D, Yodo, Omega 3 u otro.

En la web de e-Lactancia podemos leer que “las dietas vegetarianas bien planificadas son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden proporcionar beneficios para la prevención y el tratamiento de varias enfermedades crónicas; son apropiadas para todas las etapas del ciclo de vida, incluyendo embarazo, lactancia e infancia y son sostenibles desde el punto de vista medioambiental” (Academia de Nutrición y Dietética / Melina 2016).

Si ya sigues una dieta vegana seguramente buscaste un profesional de la salud que te enseñe a planificar la ingesta diaria de nutrientes para mantener un equilibrio saludable, especialmente si no tienes conocimientos de nutrición. Puedes buscar mayor información a través de la Asociaón Chilena de Nutricionistas Vegetarianos

Pueden encontrar más información sobre veganismo y lactancia aquí.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X