¿Tienes hijos entre los 6 y 7 años? ¿Te suenan familiares algunos de estos comportamientos?

¿Que podrías hacer para transitar esta etapa apoyando a nuestros niños?

Guía de: Maternidad

Cambios repentinos y rápidos de humor; del llanto a la risa con facilidad, también llamado labilidad emocional.
Su palabra más usada vuelve a ser el “no”. No aceptan la autoridad con facilidad. Desafían los límites a ver hasta donde llegan.

Bueno. Se trata de una etapa normal del desarrollo de la especie humana, pese a que como padres nos podríamos preocupar.

Tiene que ver con una transición desde la primera a la segunda infancia, donde empiezan a abandonar el mundo de la fantasía para comenzar su exploración en el mundo de la realidad. Es un GRAN salto en el desarrollo de su personalidad, al igual como ocurre cerca de los dos años.

abraz

¿Que podrías hacer para transitar esta etapa sin perder la cordura y, sobre todo, apoyando a nuestros niños?

1.- Recordando siempre que cada niño/niña es único, la paciencia es un ingrediente infalible es todas las etapas de la crianza. A veces nos falta o la perdemos, pero puede ser fundamental en nuestros niños.

2.- Mantener límites y rutinas que funcionen en la familia. Nuestros niños están en una transición importante y los hábitos y rutinas les aportan seguridad.

3.- Reafirmar el amor incondicional. Los queremos siempre y para siempre sin variación o según cual conducta (esto es muy relevante en todo el desarrollo emocional humano).

4.- Transitar desde la primera a la segunda infancia puede asustar. Nuestros hijos podrían necesitar dar un paso atrás en su desarrollo y quieren volver a ser pequeños o bebés; se infantilizan. También es totalmente normal. Es su forma de asegurarse de que mamá sigue ahí y les sigue queriendo. Así toman fuerza y seguridad antes de lanzarse de lleno a su siguiente etapa de desarrollo.

Más sobre Maternidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X