Cinco formas de conservar tus alimentos ahorrando energía

Los siguientes son algunos trucos para poder mantener en condiciones, distintas futas y vegetales, reduciendo el uso de energía eléctrica y plásticos.

Guía de: Medio Ambiente

El ahorro de energía no solo es bueno para el medio ambiente, también lo es para disminuir los gastos domésticos, o porque no, para poder sobrevivir a una crisis energética o a un corte de luz de varios días.

Los siguientes son algunos trucos para poder mantener en condiciones, distintas futas y vegetales, reduciendo el uso de energía eléctrica y de plásticos hasta niveles impensados.

De esta manera, podrás mantener los vegetales y las frutas como recién salidas de la huerta, manteniendo la textura y el sabor, algo que difícilmente se pueda hacer con el refrigerador.

Conservar alimentos

Foto: savefoodfromthefridge.com

Para conservar las zanahorias debe hacerse de forma vertical.

Por lo general, los refrigeradores de gran tamaño están pensados para conservar alimentos procesados y congelados. Por el contrario, en una vuelta a lo natural, estos alimentos refrigerados son reemplazados por productos frescos, así como también, aquellos que preferimos un consumo ético, reducimos las compras en las grandes tiendas y en grandes cantidades, para comprar básicamente lo que necesitamos a pequeños comercios.

Así un día, encontré a Jihyun Ryou una diseñadora quien pensó en aquellos que le damos batalla al refrigerador, con una serie de estantes pensados para poder conservar alimentos sin tener que usar energía. Si bien no todos podemos conseguir sus productos, podemos adoptar las ideas, para hacer que las verduras y las frutas duren más y se mantengan sabrosas.

Algunos de los secretos son los siguientes:

  1. Las raíces que se consumen, como la zanahoria, deben mantenerse de forma vertical para que se conserven por más tiempo. Para ello Jihyun Ryou, diseñó un recipiente especial, que en casa lo podemos reemplazar de la siguiente manera: Tomas una pecera que no uses y le colocas arena muy poco húmeda y las colocas verticalmente.
  2. Al zapallo italiano y al pepino, para que se mantengan mejor, lo debes hacer fuera de la heladera, y diariamente lo rocías con agua.
  3. A las manzanas las debes dejar lejos de otras frutas, ya que emiten gas etileno que acelera la maduración de otras frutas. Pero las puedes guardar con papas y cebollas, ya que retrasa el surgimiento de brotes en papas o cebollas.
  4. Se estima que los zapallos, cebollas, tomates y remolachas pueden vivir hasta un mes fuera del refrigerador y en un lugar seco a temperatura ambiente.
  5. Los repollos y las lechugas, puedes envolverlos en papel de diarios, y hacer que duren casi tres semanas fuera de la heladera.

¿Te animarías a probar que pasa si no usas el refrigerador por un tiempo?

Más sobre Medio Ambiente

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X