¿Cómo el ganado puede dañar al Medio Ambiente?

Aunque suene increíble, la producción pecuaria tiene algunas consecuencias que son bastantes dañinas.

Guía de: Medio Ambiente

Hace un tiempo, la FAO había señalado la importancia de reconciliar la demanda de carne con el Medio Ambiente. Aunque suene increíble, la producción pecuaria tiene algunas consecuencias que son bastantes dañinas para el Medio Ambiente. Entre los resultados no buscados de la producción de carne se pueden destacar:

- La emisión de gases de efecto invernadero: Se estima que alrededor del 18 por ciento de los gases contaminantes que se generan proviene de la producción pecuaria. En comparación, provocan mayor cantidad de gases de efecto invernadero que los que se producen en el transporte.

Ganado

Foto: Gonzalo López

Alrededor del 18 por ciento de los gases contaminantes que se generan proviene de la producción pecuaria.

- Contaminación del agua y la tierra: Se estima que el sector productor de carne es uno de los que más contaminan el agua y la tierra, ya que en los desechos de los animales pueden encontrarse restos de antibióticos y hormonas. Pero eso no es todo, en los cultivos destinados al consumo animal suelen usarse sustancias químicas altamente contaminantes para el medio, sin descontar los químicos que se usan en el proceso de curtiduría. Se calcula que dos terceras partes del amoníaco que hay en el ambiente se produce como consecuencia de la labor del sector pecuario. Recordemos que la presencia de amoníaco puede generar lluvia ácida, con la consecuente acidificación de los ecosistemas

- Degradación del terreno: Para poder criar animales es importante contar con una superficie de pastoreo, es decir, para ello se necesita grandes extensiones de tierra. Ha quedado demostrado que la expansión de la producción pecuaria tiene como consecuencia la deforestación. Cabe destacar que en porciones para nada despreciables, la Amazonia está siendo desmontada para poder cultivar forrajes para el alimento de los animales.

- Uso irresponsable del agua: Se calcula que la industria pecuaria utiliza el 8 por ciento de agua que consume el hombre, principalmente en el riego de forrajes. Son pocos los lugares en donde se recicla el agua para realizar dicha tarea.

- Pérdida de la biodiversidad: La necesidad de generar animales para el consumo humano, ha conllevado a la necesidad de destruir ecosistemas, por lo tanto poniendo en riesgo especies silvestres.

Si bien el panorama es negativo, la FAO ha señalado que es importante poder trabajar para revertir la situación, por ejemplo, tomando en cuenta que los recursos naturales son finitos y por lo tanto trabajar en la eficiencia del uso de los recursos. Es por ello que habría que comenzar a pensar en un consumo responsable, tanto de los diversos tipos de carnes como de los recursos naturales, ya que su uso desmedido puede causar problemas a futuro.

Más sobre Medio Ambiente

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X