Los abuelitos verdes: hábitos ecológicos para retomar

Todos nuestros abuelos tenían hábitos más ecológicos o verdes que nosotros. Seguramente que ninguno de ellos los tenía en términos de conciencia ambiental, pero nosotros los podríamos adoptar.

Guía de: Medio Ambiente

Sin saberlo, muchos, o mejor dicho, todos nuestros abuelos tenían hábitos más ecológicos o verdes que nosotros. Seguramente que ninguno de ellos los tenía en términos de conciencia ambiental, pero nosotros los podríamos adoptar en ese sentido. Hace un tiempo, leí en una publicación inglesa una lista en donde se daba cuenta de estas cosas que fueron cambiando, y me pareció buena idea compartirla con ustedes:

  • Tomar agua de la llave. Siempre y cuando vivas en un lugar en donde el agua sea apta para el consumo humano. De esta manera evitarás el consumo de envases plásticos. Claro este punto es válido para las personas que no necesitan beber aguas especiales, como las baja en sodio.
  • Volver a tender la ropa al sol, en un patio, terraza o balcón. Te ahorrarás la energía eléctrica que consume la secadora, que por cierto es mucha.
  • Hábitos ecológicos

    Foto: Carla Dannemann

    Un antiguo hábito ecológico que no debemos perder son las huertas orgánicas.

    Ármate una pequeña huerta orgánica. De esta manera, no usas ni pesticidas, ni fertilizantes que se usan en las cosechas industriales. Y lo mejor de todo, te reencontrarás con el verdadero sabor de la fruta.

  • Recolecta el agua de la lluvia, puede servirte para regar, lavar el auto, o bañar a tu perro. Mi bisabuela, juntaba el agua de lluvia para lavarse el pelo, decía que le daba más brillo. Yo nunca lo probé.
  • Come comida casera. Primero, sabes con que estás preparando el plato. Segundo, evitas todo el desperdicio de papel de embalaje, los cubiertos descartables, que luego tiras. Lo mismo, para cuando vas a la oficina, llévate tu almuerzo al trabajo, en una lunchera.
  • Compra menos. Antiguamente la gente compraba poco más de lo que iba a usar. En la actualidad, y siempre que económicamente se pueda, solemos llenar el carrito del supermercado con cosas que nunca usamos. El consumo responsable viene creciendo día a día, por ejemplo en Inglaterra hay grupos que proclaman el ”Buy nothing day” (día de no comprar nada) fecha que se celebra hacia fines de noviembre.
  • Vuelve a los juegos de mesa, las cartas o los dados. Generas menor impacto energético y te encuentras más con los otros.
  • Ten una bolsa para ir de compras. Hay bolsas de tela especialmente diseñadas para esta tarea. Los supermercados suelen ofrecer unas que llevan su marca que por lo general son muy prácticas y económicas.

Yo tengo mi carrito para hacer las compras, tal como lo hacía mi abuela, y tú ¿has heredado alguna de estas costumbres de tus abuelos? ¿Sí?, ¿cuál? Pues anímate y cuéntanos.

Más sobre Medio Ambiente

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X