Inicio » México » Equipo

Indignación en México: Mujer debió parir sola en el patio de un hospital

La historia es dramática y ha gatillado el último escándalo nacional en México.

Irma López Aurelio, una mujer oaxaqueña, llegó al centro de salud de Jalapa de Díaz, en la Cuenca de Papalopan, con las contracciones propias del momento previo al alumbramiento.

La mujer estaba ya totalmente dilatada y esperó dos horas, pero no la atendieron. El personal, bajo la dirección del médico Adrián René Cruz Cabrera, estaba en un paro parcial.

México Guagua

Foto: Internet

Los especialistas del hospital le preguntaron sobre su condición, pero siguieron sin atenderla. Más tarde –hecho que provocaría la indignación de millones de mexicanos– el personal médico argumentó que como Irma es de la etnia mazateca y no hablaba español, no entendieron lo que requería.

Irma debió parir sola. Lo hizo en un patio del hospital, sin ayuda de nadie. Un paciente que pasaba por el lugar capturó la imagen.

Más tarde, ante la airada reacción de decenas de pacientes, personal médico la atendió. A esa altura su hijo ya había nacido. Irma y su bebé fueron dados de alta y trasladados hasta su domicilio.

Pero el escándalo ya estaba desatado. La polémica surgió cuando Eloy Pacheco López, el ciudadano que capturó la imagen, la subió a su cuenta de Facebook. Entonces comentó: “Tras esperar y exigir atención durante dos horas dio a luz en el patio del nosocomio tras ser ignorada por el personal bajo la dirección del supuesto médico Adrián René Cruz Cabrera“. Muy pronto la foto fue viral.

Como respuesta, el gobierno del estado de Oaxaca ordenó una investigación imparcial y a fondo al personal médico. Pero el secretario de salud, para defenderse, acusó el uso malintencionado de una imagen “utilizada con fines de morbo (…) Lastimando la imagen de la mujer y su hijo en primer término, y en segundo afectando la imagen de los trabajadores de salud”.

En tanto, los trabajadores de la clínica argumentan que el paro de labores se debía a que no tienen condiciones mínimas de trabajo, entre ellas que no hay suficientes salas de expulsión y escasean medicamentos básicos.

Diversos organismos de Derechos Humanos en México ya intervinieron y buscarán que se castigue a todos los responsables de tal aberración. Pero la opinión pública es escéptica. En un país en donde la impunidad campea y, en la práctica, los sindicatos mantienen secuestradas a las autoridades y a la población a través del chantaje y la coerción, muchos dicen que difícilmente habrá justicia.

Es la realidad cotidiana en Oaxaca, uno de los más pobres estados de México.

Más sobre México

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X