Inicio » Mitos y Enigmas » Equipo

¿Como construir una sociedad diferente?

Hay que perder el miedo a hablar, a buscar las verdades y no tolerar las censuras porque eso adormece nuestra consciencia.

¿Qué clase de sociedad hemos creado? ¿Una libre, que garantiza los valores más fundamentales de respeto, tolerancia, integración y compasión? ¿Qué respondería usted, lector? Le dejo planteada esta inquietud. Sobre este y otros temas, Aaron Russo (1943 – 2007) cineasta angloamericano, tiene bastante que decir a partir de uno de sus documentales “America: Freedom to Fascism”.

Filósofos

Giovanni Pico Della Mirandola (1463 – 1494) humanista italiano, en su “Discurso sobre la dignidad del hombre”  señaló 3 principios básicos que fueron pilares filosóficos del Renacimiento en Italia: 1) El respeto por las diversidades culturales y religiosas; 2) El derecho al crecimiento y enriquecimiento de la vida a partir de la diferencia y 3) El derecho inalienable a la discrepancia. Sufrió de persecución y fue acusado de herejía en algún momento de su vida.

Sociedad diferente

Foto: Agencias

Por otra parte, Baruch Spinoza (1632 – 1677) filósofo holandés, fue uno de los pocos de su tiempo que defendía el amor a los semejantes, la libertad de expresión y la tolerancia religiosa. Fue desacreditado, vilipendiado y sus escritos hasta hoy son poco difundidos. “Si no quieres repetir el pasado, estúdialo”, señalaba. Así mismo aseguraba que la libertad humana aparece cuando el ser humano acepta que todo está determinado; la libertad no depende de la voluntad sino del entendimiento; el hombre se libera por medio del conocimiento intelectual.

Giordano Bruno (1548 – 1600) astrónomo, filósofo italiano, proponía un camino hacia la Divinidad a través de la sabiduría, su obra fue quemada y él fue sentenciado a la hoguera por el mismo inquisidor que después se encargaría de llevar a cabo el juicio a Galileo, Roberto Belarmino (1542 – 1621). Bruno, postuló una teoría heliocéntrica y la pluralidad de mundos con vida inteligente.

¿Qué tienen en común estos personajes citados, entre muchos otros que podrían serlo? Simplemente que tuvieron el valor de discrepar con el orden y las creencias establecidas del entorno cultural en el que experimentaron su encarnación.

Integrar la diferencia

Es así que si la Divinidad se experimenta a sí misma a través de toda su creación por intermedio de todos los seres que habitamos en ella, entonces ¿Para qué lo hace si no es para volver a crear nuevos mundos? La razón de esta experiencia es crear diversidad en Múltiples Universos Multidimensionales. ¿Cómo podría entonces la Divinidad llevar a cabo su tarea de creación a partir de restringirse, limitarse o censurarse a sí misma? La diversidad integrada, unida es fundamento de la creación y por lo tanto los seres que habitamos en ella, fractales de la Divinidad, podemos, es más, debemos, gracias a esa diversidad, creadora de mundos, discrepar de lo que se nos ha enseñado o se nos dice qué es lo correcto. Sin duda que se requiere trabajar la conciencia de sí para llegar a un estado en que se pueda discrepar con sabiduría (ser un aporte) pero es un derecho del cual ninguno de nosotros se puede privar ni permitir que otro nos prive de ello. No pueden existir censuras, secretos o velos en este tiempo de tanta revelación.

Censuradores laterales

Lo más difícil es ver cómo nosotros mismos nos censuramos unos a otros, con descalificaciones o “ninguneos” que sólo hablan de un bajo nivel de conciencia o pobreza de espíritu y que nada aportan a mejorar la calidad de vida. Como todos somos Uno (es un solo Ser actuando) y compartimos el mismo aliento, genética y bioquímica, el despreciar a otros o someterlos a censura y descalificaciones, sólo nos revela un profundo desprecio por nosotros mismos y por la humanidad que compartimos, dando pié a que otros nos traten del mismo modo que hemos actuado. Aquél, no es el camino. El amor, que no excluye ni separa, es la única verdad y quien no entienda eso simplemente hará de su vida un camino certero hacia el sufrimiento y la angustia permanente.

Cualquier censor, por definición, es arrogante porque considera que su punto de vista debería sobresalir a expensas de otro. No se da cuenta que es sólo su visión, su manera de experimentar la vida, de cumplir con su “programación”. Así, ocurre que los primeros censores son los padres, luego los maestros, los jefes y posteriormente nos autocensuramos y culpamos, ya que hemos perdido el norte entre tanto NO.

Cuidado con la censura disfrazada de libertad pues cuando alguien discrepa es ridiculizado, desacreditado y hasta se le inventan escándalos, minando su credibilidad para que no siga adelante con sus opiniones divergentes del orden establecido, terminando como un Bruno, un Galileo, un Martin Luther King, un Gandhi, un Stephen Biko, un Malcom X, un J. F. K., un Michael Jackson, un John Lennon y tantos otros.

Un camino hacia la verdad

La verdad siempre pasa por 3 etapas según Arthur Schopenhauer (1788 – 1860) filósofo alemán: primero es intensamente ridiculizada; después violentamente rechazada y finalmente aceptada como un hecho obvio.

Creo que las siguientes palabras de Albert Schweitzer (1875 – 1965) médico, filósofo, teólogo y músico franco-alemán, son apropiadas para observar el comportamiento de quienes censuran, descalifican, ridiculizan o agreden a todo nivel: “…..aquellos que buscan la verdad sinceramente, no deberían temer los resultados”.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X