¿Cómo era realmente el velociraptor, el dinosaurio más famoso e inteligente de “Jurassic park”?

Los paleontólogos afirman que el verdadero velociraptor era mucho más pequeño, tenía plumas en gran parte del cuerpo y una gran garra retráctil.

Guía de: Mitos y Enigmas

La película “Parque Jurásico”, del director Steven Spielberg, que se basó a su vez en la novela del mismo nombre del escritor Michael Crichton, popularizó mundialmente en 1993 a un astuto, letal y veloz dinosaurio que no sólo cazaba en manada sino que también, gracias a su inusitada inteligencia, era capaz de comunicarse con sus congéneres por medio de una especie de lenguaje y de solucionar problemas prácticos: el velociraptor.

velociraptor velociraptor velociraptor

 

El velociraptor que apareció en los fotogramas de la película “Parque Jurásico” y sus exitosas tres secuelas era un cruel y astuto depredador asesino bípedo de dos a dos metros y medio de altura, con unos ojos de reptil, cubierto de una especie de escamas y con una afilada garra retráctil de 16 centímetros de largo en sus patas traseras y delanteras, que le permitía matar y descuartizar limpiamente a sus ocasionales presas. En esta taquillera saga estos animales daban pruebas de gran agilidad y astucia (en la primera película de la saga podían hasta girar la manilla de las puertas), dando grandes saltos gracias a sus poderosas patas traseras y tendiendo ingeniosas emboscadas y trampas a los seres humanos que tenían la fatalidad de cruzarse en su camino.

Pero ¿El velociraptor fue realmente así? Para decepción de muchos fans de la película la verdad es que los raptores que aparecen en la saga de “Parque Jurásico” corresponden en realidad a un dinosaurio llamado Deinonychus, un pariente más grande de estos letales animales, conocido también como “el raptor norteamericano”.

velociraptor

 

Según los paleontólogos, el verdadero velociraptor (cuyo nombre significa en latín “ladrón veloz”, aludiendo a su costumbre carnívora y su magnífica capacidad de correr rápidamente en dos patas) fue un dinosaurio terópodo domeosáurido que vivió principalmente a finales del período Cretácico, más o menos hace 75 a 71 millones de años, principalmente en los áridos llanos de la region de Mongolia y el norte de China (los denominados velociraptor mongoliensis y el velociraptor osmolskae). Una criatura que, a diferencia de su versión cinematográfica, no era un dinosaurio muy grande, pues podía alcanzar una altura de casi un metro, una longitud de hasta 1.8 metros y pesar alrededor de 15 kg, lo que lo convertía en un animal muy ligero.

velociraptor velociraptor

 

Sus mandíbulas estaban alineadas con casi una treintena de dientes en cada lado, y el borde posterior de cada diente era marcadamente aserrado, lo que posiblemente fue una adaptación que mejoró su habilidad para capturar y retener presas veloces. Y del mismo modo que sucede en las aves, su pubis apuntaba hacia atrás, y no hacia adelante como en la mayoría de terópodos. Otra de las características principales que el velociraptor compartía con la aves es que tenía gran parte del cuerpo cubierto de plumas, en especial en los brazos y en el cuello, que le permitían atemorizar a sus presas, mantener su temperatura corporal durante la noche y permitir que las hembras pudieran proteger mejor a sus huevos.

La garra oculta, la gran arma del velociraptor

El Velociraptor mongoliensis (el más famoso de los raptores, bautizado así en honor al primer espécimen que se descubrió en 1922 en Mongolia), al igual que otros dromeosáuridos, exhibía tres garras curvadas en cada mano y falanges largas, con huesos similares en constitución y flexibilidad a los huesos de las alas de las aves modernas. El primer dedo del pie, al igual que en otros terópodos, era una pequeña garra vestigial, separada de las otras y sin ninguna función. Pero el segundo dedo, al que Velociraptor debe parte de su gran fama, estaba muy modificado y ocultaba una garra retráctil (igual que los felinos) de unos 10 centímetros de largo con forma de hoz que mantenía retraído sin tocar el suelo y que era capaz de causar heridas fatales a sus presas (el pie y las patas de estos dinosaurios eran muy parecidos a los de las águilas y halcones, especialmente por poseer una garra en el segundo dedo muy alargada y un rango similar de movimiento de agarre).

velociraptor velociraptor

 

Los músculos pateadores de la pierna y los flexores de los dedos de las patas del velociraptor estaban tan bien desarrollados que esta garra retráctil funcionaba como una navaja automática mortal. Algunos expertos creen que este animal se apoyaba sobre una de sus patas traseras y lanzaba un ataque con la otra, usando su mortal garra para matar con precisión a su presa, alcanzando la vena yugular, la arteria carótida o la tráquea de la víctima. Sus brazos, que terminaban en tres dedos con garras muy afiladas, le servían en tanto para sujetar a las presas. Otros expertos aseguran que recientes descubrimientos hacen pensar que el velociraptor y otros dromeosáuridos mataban a sus víctimas de una manera muy similar a cómo lo hacen las actuales aves de presa, es decir, saltando sobre su presa, fijándola con su peso corporal, y sujetándola firmemente con sus grandes garras en forma de hoz. Y, tal como estas aves, los raptores podían haber comenzado a alimentarse de su presa estando aún viva, hasta que eventualmente ésta moría por la pérdida de sangre y la falla de sus órganos.

El raptor también tenía un excelente sentido de la vista debido a que sus ojos estaban orientados hacia delante. Y su cola, larga y rígida, funcionaba como una especie de balancín, es decir, le aportaba equilibrio y estabilidad al girar, especialmente cuando corría a altas velocidades. Según los expertos, este es un mecanismo similar, y en convergencia evolutiva, a la cola de los guepardos, felino que ha sido sindicado uno de los mamíferos más veloces de la naturaleza.

velociraptor velociraptor

 

Según los expertos, el velociraptor, a pesar de su pequeño tamaño, era un depredador carnívoro bípedo muy letal, que solía cazar presas mucho más grandes que él. Gracias a sus patas traseras de gran longitud podía alcanzar los 40 kilómetros por hora, una velocidad que lo hacía más rápido comparado con otros animales más grandes y lentos. Como el raptor tenía unas largas patas traseras, se cree que este animal corría dando grandes zancadas, como los atletas olímpicos.

velociraptor

 

Con respecto a su supuesta inteligencia, si bien en la película “Parque Jurásico III” uno de los personajes
afirma que los velociraptor eran más inteligentes que los delfines, ballenas y primates, para los expertos esto es altamente dudoso, aunque sí es probable que hayan sido más inteligentes comparados con otros dinosaurios, dado el tamaño de su cráneo en relación con su cuerpo (poseía un cráneo bajo y alargado, de unos 25 centímetros de ancho, y un hocico, chato, dirigido hacia arriba).

Según Mark Norell, experto del Museo Americano de Historia Natural, “cuanto más aprendemos sobre estos animales, más nos encontramos con que prácticamente no hay diferencia entre las aves y los dinosaurios más estrechamente relacionados con sus ancestros como el velociraptor. Ambos tienen espolones, empollaban sus nidos, poseen huesos huecos y estaban cubiertos de plumas. Si animales como el velociraptor estuvieran vivos hoy nuestra primera impresión sería que no eran más que aves de un aspecto muy inusual”.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X