Sam, el insumergible: La increíble historia del gato que sobrevivió a tres naufragios

El felino "prestó servicios" en un destructor alemán y dos barcos británicos durante la 2da Guerra Mundial antes de ser enviado a tierra.

Guía de: Mitos y Enigmas

Para algunos sólo se trata de uno de los tantos mitos de la Segunda Guerra Mundial, pero su increíble historia ha sido totalmente documentada y ha servido de base para una verdadera leyenda gatuna. Oscar, posteriormente bautizado como el “insumergible Sam”, es considerado uno de los gatos más famosos del siglo XX debido a que “prestó servicios” a bordo de tres barcos de guerra -un alemán y dos británicos- que terminaron siendo hundidos, aunque el felino siempre se las arregló para salir vivo.
Sam-Insumergible-gato-sobrevivio-tres-naufragios

El gato, de color blanco y negro y que por entonces se llamaba Oscar, había pertenecido originalmente a un desconocido miembro de la tripulación del acorazado alemán Bismarck, quien lo llevó a bordo con el fin de combatir roedores y otras plagas que podrían dañar el equipamiento del navío. Sin embargo, tras zarpar el 18 de mayo de 1941 para participar en la Operación Rheinübung, el Bismarck sería hundido nueve días más tarde después de una feroz batalla naval.

Sólo 118 miembros de la tripulación del Bismarck, que alcanzaba originalmente a más de 2.200 hombres, lograron sobrevivir, siendo rescatados por el destructor británico HMS Cossack. Los ingleses también rescataron al gato Oscar, que fue encontrado arriba de un tablero que flotaba en el agua. Sin saber cuál era el nombre que tenía en el Bismarck, la tripulación del HMS Cossack lo adoptó y lo bautizó como “Sam”.
simon_and_crew

El felino vivió por varios meses en el HMS Cossack, que realizaba por entonces tareas de escolta de convoyes en el Mediterráneo y en el Atlántico norte. Sin embargo, el 24 de octubre de 1941 el HMS Cossack sería gravemente dañado por un torpedo disparado por el submarino alemán U-563, sufriendo la muerte de 159 de sus marineros, hundiéndose tres días más tarde al oeste de Gibraltar.

Los sobrevivientes del HMS Cossack fueron oportunamente rescatados por el destructor HMS Legion Sam, cuyos marineros también rescataron al gato Sam, que fue encontrado trepado a un tablón en el mar. Cuando los oficiales británicos se enteraron que aquel era el segundo hundimiento al cual el gato sobrevivía, lo bautizaron entonces con el apodo de “Unsinkable Sam” (“el insumergible Sam”), llevándolo posteriormente a la orilla en la costa de Gibraltar.
sam

Sam sería posteriormente “transferido” al portaaviones británico HMS Ark Royal, que casualmente había participado en la destrucción del destructor alemán Bismarck, el primer hogar náutico del felino. De todos modos, el gato no encontraría más suerte allí.

Cuando el Ark Royal volvía de Malta el 14 de noviembre de 1941, fue torpedeado por el submarino alemán U-81, hundiéndose lentamente a 30 millas de Gibraltar. En esta ocasión se salvaron casi todos los tripulantes (excepto uno), incluyendo por cierto al incombustible gato Sam, que fue encontrado aferrado a una tabla de una lancha. Los marineros que lo rescataron posteriormente informaron que el felino se encontraba “enojado pero ileso”.
eca-klaus-gato_20967011_20221206102417

Tras el hundimiento del Ark Royal, finalizaría para siempre la carrera náutica de Sam durante la Segunda Guerra Mundial. Fue transferido primero a las oficinas del Gobernador en Gibraltar y, después, enviado al Reino Unido, donde pasó el resto de la guerra en la casa de un marinero en Belfast.

Sam (u Oscar), el gato insumergible que “prestó servicios” a los alemanes y a los aliados durante la Segunda Guerra Mundial y sobrevivió a tres naufragios, moriría de causas naturales en 1955. Hoy, un retrato del felino llamado “Oscar, the Bismarck’s Cat” (“Oscar, el gato del Bismarck”), pintado por la artista Georgina Shaw-Baker, puede admirarse en el Museo Marítimo Nacional británico de Greenwich.

Más sobre Mitos y Enigmas

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios