Inicio » Moda » Equipo

Formas, texturas, lanas y colores

Lo que nos dejó la 4ta. Bienal de Diseño: La propuesta de estas diseñadoras mezcla variables técnicas, un sello propio y creatividad en abrigos de lana de Cauquenes, tratados de una manera muy interesante.

En las propuestas que aquí les presento existe una solución precisa a una ecuación muy difícil de resolver. En ella se mezclan las variables técnicas, un sello propio y la creatividad, que es de alguna manera ver lo simple con otros ojos y desencadenar algo nuevo y con valor.

Lanas de Cauquenes y diseños contemporáneos

Lanas de Cauquenes y diseños contemporáneos

Se trata de un trabajo con lana natural, donde convergen tanto técnicas de tejido como el tratamiento de teñido y manipulación de texturas. Con estas variables las jóvenes diseñadoras Isidora Blanco, Ana Carolina Guesalaga y Siobhan Opdahl han venido desarrollando un trabajo de investigación que se gestó originalmente como una tesis de título, cuando finalizaban sus estudios de diseño de vestuario y textil, y que fue seleccionado entre cientos de postulaciones para ser expuesto en la versión nº 4 de la Bienal de Diseño de Chile.

Revoloteamos en esa muestra en la Estación Mapocho, en 2010, un buen número de amantes del diseño. Es en esas ocasiones donde se abren las ventanas para saber qué han hecho y qué se hace en los misteriosos mundos del diseño gráfico, industrial y textil. Una buena ocasión para enterarse que en Chile sí hay una escapatoria al uniforme gris y azul marino oficinista que inunda nuestras calles y nos opaca un poco la vida, cada vez más cuando se acerca el frío amenazante en el horizonte calendario. Y bueno, no es tema. No debiese serlo. ¿Para qué, si existen tantas cosas lindas que se pueden usar (vestir) para aminorar los efectos del amenazante gris y el clásico negro invernal?

Cuando encontré en la exposición los trabajos de este trío de diseñadoras, debo reconocer que el efecto fue realmente cautivante. Sus prendas, unos imponentes abrigos bien vivos y bien diseñados, se recortaron entre la oferta como verdaderas esculturas textiles. No le pongo de más. Así, tal cual, estas piezas me hicieron volver un par de veces atrás en mi recorrido para saber bien qué estaba viendo. Color y textura combinados con un diseño del figurín realmente armónicos, estos abrigos muestran un manejo de los recursos del tejido de manera interesante al punto de que no parecen realizados en telares.

Desentrañemos un poco este misterio. Los prototipos que han realizado estas talentosas diseñadoras se hacen cargo de la herencia universitaria de cátedras en las que se investigan técnicas tradicionales e industriales de urdimbre y trama, como lo han propuesto antes las profesionales Alicia Corales y Montserrat Lira. Luego, a apartir de los conocimientos adquiridos, Isidora, Ana Carolina y Siobhan plantean un proyecto de investigación en terreno, “Cauquenes, tierra lanera”, desde donde se disparan en la creación de prendas tejidas por ellas y apoyadas en las técnicas de artesanas locales. Se internaron en Curanipe, una zona afectada por el terremoto del 27F, y desde allí se concentraron en la búsqueda de los recursos laneros y el aprendizaje en los talleres. Ahí se dieron tiempo de experimentar lo suficiente como para manejar un abanico de recursos bien llamativos. Éstos van desde el uso del telar de mesa horizontal, el tratamiento del fieltro, tejido a palillo y crochet.

Teñido de colores

Teñido de colores

La lana de Cauquenes es un don preciado, ya sea lavada industrialmente (hilada), y en forma de cinta o vellón (natural). Mediante la preparación de fieltro crearon superficies de lana  teñida a mano a las que le dieron forma posteriormente. Una de las cosas que más llama la atención es que tejieron el vellón teñido en degradado de colores muy vivos o que recorrieron acabados de la lana dentro del telar. Con carda repasaron la trama creando texturas nuevas. La suma de estos tratamientos se sobreponen en distintas capas o unos a continuación de otros en una misma pieza.

A esto sumaron un diseño contemporáneo y sobre todo práctico y cómodo. Voy a mostrar aquí algunas fotos, pero créanme que no hacen justicia a lo llamativos que son estos abrigos. Que me perdonen la comparación, pero es como tener una pieza de lana como si fueran “dreadlocks” multicolores ¡brillante!.

Son piezas únicas que creo abren posibilidades concretas a un trabajo profesional con proyección, que puede presentarse como un eslavón preciso entre técnicas artesanales tradicionales chilenas y un diseño contemporáneo. Uno que pueda mostrarse al mundo con ciertamente mucho mejor resultado que otras exportaciones no tradicionales. Dejemos entonces que estos diseños iluminen las calles y nos den ese color que tanto hace falta en los meses de frío.

Los diseños mezclan variables técnicas, un sello propio y creatividad.

Los diseños mezclan variables técnicas, un sello propio y creatividad.

Más sobre Moda

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X