Inicio » Motos » Equipo

¿Cómo doblar en moto en una esquina?

El tiempo de paso por una esquina es tan corto que debemos frenar antes, casi no hay tiempo para coordinar el freno, el cambio, la inclinación y la aceleración.

Una esquina es una curva especial, por eso quise en una columna separada.

Primero obviamente debemos asegurarnos que la esquina está libre, respetar el paso de los peatones y no tirarle la moto encima a nadie.

Es una obligación nuestra contribuir a sacarnos de encima la mala fama de las motos.

motos esquina

Foto: laprensa.com.ni

Una esquina es una curva especial.

En las competencias de Supermotard, que son motos de motocross con ruedas de velocidad y que corren en circuitos pavimentados, pero muy trabados, con curvas tan cerradas como una esquina, se ha desarrollado una técnica muy eficiente para doblar esquinas, y en esa técnica nos inspiramos. Los pilotos de Supermotard hacen derrapar la rueda trasera y varias otras cosas bastante extremas que las dejaremos para los circuitos de carreras, esto se refiere a la calle donde tienes que dejar un amplio margen de seguridad para evitar caídas dolorosas, además a la mayoría de nosotros no nos regalan los neumáticos, así que tratemos que duren.

¿Cómo es la frenada?

Partimos con la frenada. El tiempo de paso por una esquina es tan corto que debemos frenar antes, casi no hay tiempo para coordinar el freno, el cambio, la inclinación y la aceleración. Como la esquina es tan poco tiempo es más eficiente hacerla a velocidad constante, además esto tiene la ventaja de reducir la posibilidad de patinar en las pinturas de las calles, que en algunas partes son muy poco adherentes, en especial si está mojadas. Para eso llegas a la esquina ya a la velocidad a la que vas a doblar y con el cambio listo, que en la mayoría de las motos es la 2ª. Si la esquina es tan abierta que puedes tomarla en 3ª entonces ya estamos hablando de una curva normal.

Esta vez no nos colgaremos hacia el interior de la curva si no que mantendremos el tronco recto y solo inclinaremos la moto. Esto se hace muy fácil y rápido usando la técnica del contramanillar, esto es mover el manillar en sentido contrario a la curva. Tiras del manillar con desición, con ganas, para inclinar la moto rápidamente. Al mismo tiempo el pié que va al lado interior de la curva lo sacas hacia adelante y lo llevas muy cerca del piso, lo que te deja listo para patear el suelo en caso que la moto patine en la pintura, mancha de cualquier tipo, agua, etc. Pasada la esquina, otra vez usando el contramillar, enderezas la moto y aceleras.

A practicar estas técnicas que nos ayudarán a andar más seguros y contentos en nuestras máquinas.

Más sobre Motos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X