Inicio » Motos » Equipo

Peligros camineros para los motociclistas: Demasiados y nadie intenta solucionarlos

Barreras metálicas, tachones, demarcadores y otros peligros que hacen que los motociclistas corran riesgos innecesarios.

Siempre he sostenido que gran parte de los problemas que afectan una masificación mayor de las motos se debe a que nuestras autoridades siempre piensan en autos y nunca en motos. Esto se refleja en muchas cosas, desde leyes hasta el diseño de las vías, y en especial a los elementos de señalización y otros muebles que se usan en la vías.

Un muy buen ejemplo son las patentes delanteras en las motos. Salvo un país africano y Chile, en ninguna parte del mundo las motos llevan patente delantera, incluso más, en algunos países parte de la Commonwealth, esto es los países que alguna vez formaron parte del Imperio Británico, hay leyes que las prohíben explícitamente por el peligro que representan en caso de accidente, en especial si se trata de un atropello a un peatón. Estas placas de aluminio con bordes filosos son muy peligrosas, y las motos no tienen un lugar diseñado especialmente para instalarlas y, por eso, solo dos pequeños países del mundo las usan. Las patentes delanteras se impusieron durante el gobierno militar en una época en que hubo muchos atentados y las autoridades buscaban poder identificar a los autos por delante también, pero como nuestras autoridades no piensan en las motos las hicieron obligatorias para todos los vehículos motorizados, sin exclusión.

peligros camineros motos

Fotos: Internet

Otro caso patético y que molesta mucho a la comunidad motociclista es el valor del TAG en las autopistas urbanas. Me di la lata de leer miles de páginas para investigar como se llegó a determinar que las motos pagaran la misma tarifa que los autos, y en todos los estudios de la época nunca jamás se mencionan las motos, no hay estudios de demanda, de tráfico, nada, en cambio para las demás categorías los estudios son muy completos y exhaustivos. Simplemente un día algún funcionario, sin justificación, agregó a las motos en la categoría de vehículos livianos junto con los autos y las camionetas, siendo que en todo el resto del país las motos pagan un 25% de lo que cancelan los autos y camionetas.

Paño que cortar

Ahora, si nos metemos en el diseño de los demarcadores y barreras de seguridad, ahí sí que hay paño que cortar.

Comencemos con las barreras metálicas que se encuentran en las orillas de nuestros caminos y carreteras. El diseño actual se usa en todo el mundo, no es exclusivo de Chile. Consiste en un perfil de fierro acanalado soportado por patas que pueden ser un perfil C o Z. El problema está en la pata, que presenta dos filosos bordes capaces de cortar en dos el cuerpo de un motociclista que se arrastre por el pavimento y tenga la mala suerte de chocar con este perfil. En España los motociclistas llevan años de pelea para que sean modificadas, las llaman “barreras asesinas”, y se cuentan por cientos los motociclistas que han perdido una extremidad o han muerto por culpa de estas barreras. En Chile ya tenemos al menos un accidente grave de un motociclista que se cayó bajando el camino de La Pirámide y que chocó con el pie de la barrera con sus piernas. La barrera le destrozó una pierna, le cercenó un testículo y el corte llegó hasta la vejiga.

Sigamos con los tachones, que son esos bloques que se usan para separar pistas, pero no me refiero a esos chicos con reflectantes, sino a unos que miden como diez centímetros de altura. Son excelentes para evitar que los autos se cambien de pista, pero en el caso de las motos producen y agravan los accidentes. Hay un caso de un accidente que ocurrió cerca de Limache, donde un motorista topó con su rueda delantera con uno de estos tachones, por esto perdió el control de la moto, la moto al chocar con otros tachones se elevó cayendo en el parabrisas de un auto que venía en sentido contrario matando a una señora. Y el piloto de la moto también chocó con una hilera de tachones, terminando con una de sus piernas tan destrozada que años después y muchas cirugías después todavía anda con muletas y es muy probable que tenga que usarlas por el resto de su vida. Otra moto se incendió y quemó completamente al caer sobre los tachones que separan la pista solo micros de la Alameda en Santiago.

No puedo dejar afuera el cepillado del pavimento. Es una maravilla este tratamiento, reduce el ruido y alarga la vida útil del pavimento, pero si es mal ejecutado es un peligro para las motos. Por ejemplo todos los túneles de Costanera Norte fueron cepillados aún nuevos, pero el problema es que la cepilladora es angosta, no cepilla de una sola pasada todo el ancho de la pista, y entre una pasada y otra deja un desnivel, que dependerá de la habilidad del operador, o de la falta de habilidad, que tan grande sea. En Costanera Norte y en muchas otras partes hay desniveles de hasta veinte milímetros entre pasadas, esto genera un movimiento oscilatorio en la dirección de la moto que puede llegar a hacer perder el control de la moto. Por la experiencia recogida el problema es más grave mientras más chica la moto, mientras más gastado el neumático y mientras más desinflado es peor, pero las motos muy grandes también sufren mucho este problema.

Hay muchos otros ejemplos de cosas que las autoridades a cargo ponen en nuestro camino que tienen el efecto de aumentar el riesgo para los motociclistas, pero se me acabó el espacio. Te invito a poner tus ejemplos como comentario a esta columna.

Más sobre Motos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X