Inicio » Motos » Equipo

Triumph Tiger 1050: Fiera devoradora de asfalto

Con cualidades que la hacen difícil de encasillar, esta inglesa deja contento a quien desea una deportiva, una trail y una touring.

Cada vez son más comunes aquellas motos que si bien se clasifican en un segmento, lo cierto es que resultan muy difíciles de encasillar. Es que los usuarios indecisos han aumentado considerablemente y, por supuesto, los fabricantes no quieren perder ese gran nicho.

Triumph Tiger 1050

Foto: triumph.co.uk

Esta moto tiene el mismo propulsor de la Speed Triple 1050.

Esto ha dado origen a una serie de híbridos que impresionan al ser capaces de dejar satisfechos incluso a los que quieren tres motos en una. Por ejemplo, no es raro que alguien desee las prestaciones de una superdeportiva, pero con la comodidad de una touring y la agilidad de una trail . Y precisamente para gente como esa se creó la Triumph Tiger 1050.

Al ver esta trail impresiona su parte ciclo tan deportiva. Si a eso sumamos la apariencia felina de los focos y la cúpula, nos queda claro que estamos frente a una moto que destaca por su agresividad.

Una vez que se siente el motor, no cabe duda que la Tiger está dispuesta a entregar todo desde el momento en que se toca el acelerador.

Como era de esperar, el tricilíndrico de 12 válvulas tiene una respuesta inmediata a nuestros más leves movimientos del acelerador. La mejor descripción que podríamos hacer es que levanta desde abajo como un bicilíndrico, mientras que en alta entrega las prestaciones de un cuatro en línea. Pero lo mejor es que resulta más suave que un V2, y con más par motor que un tetracilíndrico.

Hay que recordar que el propulsor es el mismo de la Speed Triple 1050.

Muy ágil

Como buen “felino”, la agilidad es otra de las cualidades de esta moto. Moverse en la ciudad es un agrado gracias a su ángulo de giro. Su espíritu urbano la hace tan maniobrable que nos olvidamos que pesa más de 200 kilos.

Y al meternos a la carretera, la comodidad se agradece mucho. Ofrece una posición natural de manejo que permite devorar cientos de kilómetros sin fatigar al piloto ni al acompañante.

Triumph Tiger 1050

Foto: triumph.co.uk

Esta moto destaca por su agresividad.

La Tiger 1050 casi no conoce límites y siempre está preparada para responder inmediatamente gracias a la elasticidad de un motor que da la impresión de que nunca quedará corto. Esto resulta de gran ayuda al momento de adelantar o salir de alguna situación difícil. Levanta y recupera prácticamente desde cualquier marcha.

Pero donde más pudimos disfrutar la Tiger fue en caminos trabados. En ese momento la fiera saca todas sus garras y comprobamos que los componentes propios de una superdeportiva son un gran aporte a la diversión.

Entrar a las curvas y tumbar la Tiger es algo que se hace con total confianza gracias a la suspensión, llantas de aleación aro 17, neumáticos deportivos y chasis de doble viga de aluminio.

Esta moto realmente va por donde se le indique y el cambio de curvas resulta algo totalmente simple gracias a la inclinación de 23 grados de la horquilla invertida de 43 mm. Definitivamente, nada que envidiar a una deportiva.

El cuadro está completo con las pinzas Nissin de anclaje radial y cuatro pistones que muerden enormes discos de 320 mm adelante y uno pequeño atrás. Todo esto se complementa con un eficaz sistema ABS.

Más sobre Motos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X