Inicio » Motos » Equipo

Vacaciones sobre dos ruedas

Cada verano las motos cautivan a decenas de nuevos usuarios que buscan disfrutar unas vacaciones distintas.

Varios factores se deben tener en cuenta al momento de elegir una motocicleta. Sólo así se sacará provecho a la máquina y se disfrutará más el viaje.

Vacaciones en Moto

Foto: El Mercurio

Lo ideal es que la moto tenga alforjas o maletas.

Es que las opciones son tan variadas que resulta vital escoger el estilo que mejor responda ante las distintas necesidades. Para eso, es necesario determinar si el viaje se hará sobre asfalto o tierra, o quizás en ambos.

Aquí surge la primera división entre motos para turismo en asfalto y las máquinas para recorrer en tierra. Las primeras se caracterizan por su comodidad, mientras que las segundas destacan por la versatilidad.

Multipropósito

Las denominadas multipropósito sirven para asfalto y tierra, en una proporción 70-30%, respectivamente. Por supuesto, existen otras que tienen mejor desempeño en tierra, pero esta es la proporción más usada mundialmente.

Dentro de las cualidades técnicas de las motos multipropósito encontramos que poseen una suspensión de largo recorrido; mayor altura de despeje del suelo, y neumáticos todoterreno (o sea, con “calugas”, pero no tan separadas como las de una enduro o motocross), hacen de las multipropósitos la elección ideal para salirse del camino en cualquier momento.

Algunos modelos de esta categoría son:

BMW R1200 GSF650
Yamaha XT 660 y Teneré
Honda Varadero y Transalp
Suzuki DL 1000 V-strom y DL 650 V-strom
Kawasaki KLR 650 y Versys

“Asfalteras”

Dos de las clasificaciones más comunes para los modelos de carretera son touring y sport touring y se caracterizan por tener motores sobre los 600 cc; suspensión de bajo recorrido, y un centro de gravedad más cercano al suelo, por lo que se comportan muy estables y seguras sobre el asfalto.

Algunos modelos de esta categoría son:

Honda Goldwing GL 1800 y ST 1300
Yamaha FJR 1300 y XVS 1300
Suzuki GSF 1250 y Suzuki Boulevard S40
Kawasaki Concours 14 y Vulcan 900

No olvidar

Vacaciones en moto

Foto: El Mercurio

El peso de la moto siempre se debe tener en cuenta.

El peso de la moto siempre se debe tener en cuenta. Generalmente, las motos de turismo en carretera son más pesadas, para brindar mayor estabilidad. Sin duda, es un factor que debe recordar una persona de contextura más bien delgada. Y si es de baja estatura, también debe tener en cuenta la distancia del asiento hasta el suelo, para no quedar corto (principalmente en las multipropósito).

La cilindrada es otro factor muy importante, ya que si se desea realizar un viaje largo, lo ideal es una moto de más de 600 cc. Un motor de mayor cilindrada se exigirá menos si se mantiene una velocidad alta constante. Además, si se pretende equipar la moto con un par de maletas y llevar un acompañante, el propulsor más grande no tendrá inconveniente para moverlos, no así una moto de baja cilindrada.

Evidentemente, una moto de más centímetros cúbicos consume más combustible. Por eso se debe averiguar la autonomía y rendimiento que ofrece la máquina. Cabe mencionar que muchos modelos multipropósito poseen estanques alternativos para aumentar la capacidad de carga.

La comodidad es fundamental. Un asiento más blando puede marcar la diferencia en un viaje largo. Eso debe ir acompañado de una posición de manejo lo más natural posible, de manera que no se cansen los brazos y no duela la espalda luego de algunos kilómetros.

Para asegurarse de que la posición será confortable, es necesario ver cómo quedan los pies al posarlos en los pedalines, ya que algunos modelos (de turismo en asfalto) los instalan muy atrás. Algo similar ocurre con el manillar, que en algunas motos puede ser más alto. En ambos casos, lo importante es buscar la posición que más agrade.

El sonido del motor también es un factor de vital importancia. Aunque existen personas que viajan miles de kilómetros en motos que suenan poco menos que un camión, a muchos les puede causar dolor de cabeza tener que soportar un ruido grave por más de dos horas.

Y si de viaje placentero se trata, también es posible buscar modelos con algunos lujos (que generalmente son extras o adicionales).

Comodidades y lujos

Vacaciones en moto

Foto: El Mercurio

Lo primero es definir el tipo de ruta que seguiremos.

Para conducir más fácil y segura la moto se recomienda un amortiguador de dirección. Este aparato es muy útil cuando el camino está en mal estado, ya que mantiene la dirección siempre estable.

Aunque para algunos podría parecer un tema de estética, las llantas de rayos o de aluminio se comportan muy distintas.

Para el turismo en carretera se usan mayoritariamente las de aluminio, mientras que las multipropósito pueden incorporar ambos tipos. No obstante, las de rayos funcionan mejor en la tierra, ya que brindan una amortiguación adicional.

La suspensión regulable es una característica que prácticamente todas las motos poseen, pero siempre es mejor elegir un modelo que sea fácil de cambiar la compresión de la amortiguación trasera y delantera. Así se podrá dejar más blanda o más dura, dependiendo de la carga que se lleve y del terreno.

Los puños calefaccionados pueden parecer un exceso en esta época, pero son de gran utilidad en lugares fríos.

El parabrisas es muy importante si no se desea viajar en constante lucha contra el viento. En algunos casos es necesario cambiarlo por uno que proteja más, ya que a veces no alcanzan a cubrir correctamente a las personas más altas.

Finalmente, llevar una mochila a la espalda puede ser demasiado agotador.

Por eso, lo ideal es que la moto tenga alforjas o maletas, o que al menos tenga el armazón para instalarlas.

Más sobre Motos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X