Inicio » Motos » Equipo

Vulcan VN 900 Classic: Robusta y muy amigable

Esta moto destaca por su estética tradicional, comodidad y facilidad de conducción.

La Vulcan 900 es una de esas motos que se imponen inmediatamente por su tamaño. Su estanque y asiento anchos se complementan perfectamente con las ruedas gordas y el amplio manubrio. El resultado es una máquina de apariencia torpe, pero que en realidad es muy maniobrable.

Vulcan VN 900

Foto: Kawasaki

Esta moto es fácil de conducir.

Aunque pesa más de 250 kilos, con todos los niveles llenos, la Kawasaki Vulcan VN 900 Classic se siente muy ligera y es fácil de conducir. Además, al ser tan baja, prácticamente cualquier persona puede llegar con los dos pies al suelo, lo que da mayor seguridad al moverla con el motor apagado y en maniobras a baja velocidad.

Estéticamente está muy bien concebida y nos recuerda los tradicionales modelos norteamericanos (es inevitable pensar en una Fatboy).

Por ejemplo, el amortiguador trasero se esconde en una cola tipo “softail”, que le da un aire más clásico al emular un chasis rígido. Las horquillas cubiertas también hacen su aporte a ese aire “antiguo”.

Mecánicamente hablando

El propulsor de la VN 900 es un bicilíndrico en V de 903 cc y ocho válvulas, con caja de cinco velocidades, refrigeración por agua e inyección electrónica de combustible. Su potencia máxima es de 50 CV, lo que puede parecer muy poco para un motor que casi llega al litro. Pero en realidad es un desempeño bastante aceptable para este tipo de máquinas, ya que la mayor preocupación está en el par motor de 78 Nm a 3.700 rpm.

Como buena custom, en bajo y medio régimen es cuando más se luce la VN 900.

Al entrar a la carretera resalta otra de sus cualidades: la comodidad. Su posición de manejo es muy natural, por lo que se pueden hacer varios kilómetros sin que la espalda nos pase la cuenta.

Además, el amplio y blando asiento resulta bastante agradable.

Otro importante atributo es la estabilidad que brinda en carretera, gracias a su peso y bajo centro de gravedad.

Le falta un poco

Al intentar adelantar algún vehículo mientras viajamos a 120 km/h, aproximadamente, se extraña un poco más de potencia. También debemos mencionar que a esa velocidad se hace necesario un parabrisas para no tener que ir luchando contra el viento.

La Vulcan 900 es muy silenciosa, gracias a los escapes que monta de serie y a la transmisión por correa. Esta última es muy útil para quienes no son asiduos a las mantenciones.

El tablero es simple, pero completo, y entrega toda la información con un solo vistazo. Tiene velocímetro, luces testigo, marcador de bencina, indicador de aceite y reloj.

El chasis de la VN 900 es de doble cuna de acero, posee horquilla de 41 mm y suspensión trasera regulable. Sus frenos no son el punto más destacado, pero funcionan bien. Adelante monta un disco simple de 300 mm con doble pistón. Y atrás posee uno más pequeño de 270 mm; también con doble pistón. Cabe mencionar que es una de las pocas custom que incorporan freno de disco atrás en este segmento. La mayoría continúa usando tambor.

Seguramente hay muchos puntos en que esta moto podría mejorar, pero entonces ya no sería la custom con la mejor relación precio-calidad de su categoría, donde compite con modelos como la Honda VT 750 Shadow, la Yamaha V Star 650 Classic y la Suzuki VL 800.

Más sobre Motos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X