Inicio » Mujer » Equipo

¿Por qué Felipe Camiroaga encantaba a las mujeres?

La fatídica tarde del viernes 2 de septiembre descolocó a todo Chile, pero son las mujeres quienes más sufrirán su ausencia, ¿por qué? ¿Qué tenía Camiroaga que hacía que las mujeres se rindieran ante él?

Aunque admito que Felipe Camiroaga me cayó pésimo en algún momento de su historia televisiva, debo reconocer que en su paso por el Buenos Días a Todos, terminó de cautivarme con su personalidad misteriosa.

La madurez de los años y esa barba estilo “Santiago – Milán”, fueron los elementos que me hicieron seguirlo cada mañana que podía, descubriendo a través de la pantalla a un personaje que se asemejaba más a un niño en un cuerpo de hombre.

Lúdico, simpático, inteligente, culto, con un gran sentido del humor y más encima guapo, es lo que, por lo menos a mí, me mata en un hombre. ¿Será eso lo que cautivó a todas las chilenas y lo convirtió en el hombre soñado?

Felipe Camiroaga

Foto: El Mercurio

Felipe Camiroaga.

Es que sabemos que el príncipe azul no existe, pero Felipe Camiroaga para muchas, se convirtió en la pareja que siempre desearon, aunque fuese solo por cuatro horas al día, tiempo suficiente para una relación a distancia, donde la soledad de una ama de casa era llenada con su sonrisa y sus locuras matutinas, incluyendo la mía.

Comencé a seguirlo, me identifiqué con él; descubrí que había nacido bajo mi mismo signo y su incondicional amor por los animales logró que terminara rindiéndome al encanto del Halcón de Chicureo, hoy convertido en el Halcón de Chile.

No sé qué tenía Felipe, pero su mirada intensa atravesaba el cristal. Nunca supo que yo existía, pero me hizo sentir que sí me conocía, me hacía cómplice de sus arranques “esquizoides” que me sacó más de una carcajada y logró que por un momento, olvidara todos los problemas que tenía.

Y comencé a convertirme en su fan y esperé por ese momento mágico, donde un encuentro real hubiese sido el paraíso… pero nunca llegó.

Quienes lo conocieron hablan de lo especial que era, de su compromiso social y de la coherencia que había entre el hombre de la TV y la vida real; de su sensibilidad y conexión con la naturaleza y la capacidad de reírse y jugar como si fuese un niño. Era perfeccionista, profesional, un amante de la vida y sus placeres, un hombre generoso y amable, aun siendo el animador más importante de la televisión chilena.

No sé si fue el hombre perfecto, pero su partida dolió el alma de todos y aquellas mujeres que lo amaron incondicionalmente durante todas las mañanas, sufrieron la pérdida de un hijo, de un nieto, de un esposo o de un amigo que logró cautivar el alma de Chile.

Felipe Camiroaga  era su nombre y, con solo 44 años, se convirtió en leyenda.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X