Inicio » Mujer »

Día de la madre: Veinte frases típicas que las identifican

Es como si fueran una condición propia de ser madre,  porque no solo todas las repiten, sino también las más jóvenes sin querer las usan.

Guía de: Mujer

Ad portas de celebrar el día de la madre y más allá de los cliches del tipo, “eres la mejor madre del mundo”, “si volviera a nacer te escogería como mamá” o “amor de madre, amor inmenso”, etc.  Es un buen momento para repasar no las frases dedicadas a tan singular rol, sino los dichos, consejos y sentencias que más de una vez hemos escuchado de nuestras progenitoras o lo que es peor, que nosotras mismas hemos repetido con nuestros hijos.

La primera, que se escucha  casi desde que salen de la panza los pequeños y muchas madres continúan repitiéndola hasta que sus retoños estaban bastante creciditos: “Abrígate, que hace frío”.

Luego vienen las relacionadas con los paseos o salidas familiares: “¿Ya fuiste al baño? pobre de ti que me pidas en la calle”; “Espérate no más. En la casa vas a ver”.

madre-1

Las vinculadas a no ser la bruja, sino que dar ese rol al padre: “Pregúntale a tu papá mejor, yo no me voy a meter” o bien,  “Vas a ver cuando llegue tu papá”.

Las misceláneas, aplicables en las más diferentes etapas de la vida: “A tu edad, jamás tuve las cosas que tienes, así que ¡CUIDA!” o bien, “Si, todos se tiran del puente ¿Tú también te vas a tirar?”; “¿Y si te enfermas ¿quién te va cuidar?; “Baja los codos de la mesa; “Te dejé comida en el refrigerador”; “¿No entendiste? ¿yo hablo en chino acaso?”.

Detrás de estas aparecen las oraciones que tienen que ver con la vida cotidiana que todos empezamos a escuchar desde muy  chicos: “Cuando termines dejas todo eso ordenado”; “¿Ordenaste tu pieza?”;  “Me limpian todo esto, ahora ¡sino no, no salen!”; “Tengo solo dos manos, no soy pulpo, pasame la sal”.

Y finalmente las que  oímos ya crecidos: “Pudiste avisar que no llegarías a dormir”; “¿Cuando me darás un nieto? Todas mis amigas tienen  nietos, ¿por qué yo no puedo?”;  “Nunca estás en la casa, deberías llevarte tu cama”; “Tú crees que en esta casa vives sola?”. Y finalmente, la que no deja de ser verdad: “Cuando tengas hijos! Vas a entender”.

 

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X